Cualquiera puede comprar un pedacito de historia: las criptodivisas unen a miles de usuarios para comprar la Constitución de EE.UU.

Cualquiera puede comprar un pedacito de historia: las criptodivisas unen a miles de usuarios para comprar la Constitución de EE.UU.
7 comentarios

En unos días Sotheby's subasta uno de los 11 únicos ejemplares existentes del documento de la Constitución de los Estados Unidos. Se espera que alcance un valor de unos 20 millones de dólares en la subasta, y ahora un grupo de usuarios quiere pujar de forma colectiva. ¿Cómo? Con criptodivisas.

Así ha nacido ConstitutionDAO, una DAO (Organización Autónoma Descentralizada) que permite que gracias a las criptodivisas los usuarios compren una pequeña porción de ese documento y formen parte de un grupo que quiere demostrar que la propiedad colectiva de grandes activos es posible.

Cualquiera puede ser propietario de cosas carísimas si las comparte con miles de usuarios

Los responsables de esta iniciativa cuentan cómo el reto es lograr comprar la única copia de la Constitución estadounidense que seguía en manos privadas. El dinero que la propietario actual, Dorothy Goldman, consiga por la subasta se donará a la ONG que dirige Goldman y que está dedicada a la educación sobre la democracia.

Normalmente solo los millonarios podrían acceder a esa opción de adquirir el documento, pero esta iniciativa pretende demostrar que la propiedad colectiva es factible y que cualquiera puede poseer un pedacito de cualquier gran activo gracias a las criptodivisas.

En estos momentos se han recaudado 5 millones de dólares de los 20 millones que creen que podría acabar valiendo el documento en la subasta de Sotheby's. El objetivo es precisamente usar esa gran cuenta colectiva para pujar por el documento original de 1787. Los responsables de la iniciativa ya se han puesto en contacto con la casa de subastas, que está preparada para tratar a ConstitutionDAO como una entidad interesada más.

Para Alex Lieberman, uno de los impulsores de la idea, esto hace que "lo que no tiene valor acabe siendo accesible. Históricamente, la propiedad de piezas de colección raras ha estado reservada al 0,1% del 0,1% de la población. A menos que tuvieras millones, no tenías opciones".

Mediante criptodivisas y la 'tokenización', es posible que cualquiera sea propietario de un pequeño pedacito de ese activo pagando la cantidad que desee. Es algo así como invertir en bolsa: también somos en cierta forma "pequeñísimos propietarios" de las empresas en las que invertimos.

Sin embargo ahora el concepto de la tokenización con criptodivisas hace que esa propiedad colectiva se pueda aplicar no solo a empresas públicas que cotizan en bolsa, sino a cualquier gran activo que hasta ahora era solo accesible a un reducido porcentaje de personas —los más ricos— y que ahora pueden ser propiedad de un gran número de ellas.

Más información | ConstitutionDAO

Temas
Inicio