Publicidad

Verónica Mars: y al tercer día, Internet y tu dinero la resucitaron

Verónica Mars: y al tercer día, Internet y tu dinero la resucitaron
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Verónica Mars. Por fin llegó el día que los fans de esta serie geek que fue referente de una generación entre los años 2004 y 2007 (y con muchos personajes - ahora - famosos pasando por ella) llevaban esperando un año.

Verónica Mars en formato película ya es una realidad y hoy se estrena en los cines de EEUU (en España directamente en las plataformas digitales). Buena oportunidad para recordar de qué iba esta serie (sin spoilers de por medio) y homenajear dos de los logros por los que también será recordada: resucitar de entre las series gracias a sus fans y apostar por un estreno diferente.

De cancelada en televisión a los cines por obra y gracia de sus fans

Tras ser cancelada y tratar de retomarla por diferentes cauces, el año pasado Rob Thomas y Kristen Bell decidían tomar las riendas de una posible resurección de la serie en forma de película. La gran familia y personajes de la serie había cautivado tanto a los protagonistas que en plena fiebre de la financiación colectiva, organizaron un crowdfunding para conseguir estrenar en cines la película que cerrara una de las mejores dramedias adolescentes de la historia de la televisión.

Y la respuesta de los fans fue absoluta, consiguiendo en menos de 24 horas el dinero necesario (2 millones de dólares) para iniciar el rodaje de una película. Fue en su momento la campaña en Kickstarter más grande (alcanzó casi los seis millones de dólares de recaudación) y que más rápido alcanzó su objetivo.

Veronica mars lo ha conseguido

Rompiendo con las clásicas ventanas de distribución

Pero la película de Verónica Mars no solo ha sido importante por la manera en que se logró avanzar en un proyecto cancelado en televisión con ayuda de los fans. También lo va a ser por el proceso escogido para su distribución. En EEUU (y Alemania o Reino Unido) se estrena hoy mismo en los cines, como cualquier otra película al uso, aunque con una peculiaridad: la productora ha alquilado directamente los cines para tener el control absoluto de qué hacer y cómo distribuir la película sin depender de las reglas de las ventanas clásicas.

Luego tenemos otros mercados en teoría secundarios como España, lo hará directamente en plataformas digitales de vídeo bajo demanda. No habrá pues que esperar ni rezar porque los cines quieran programarla. En sitios como Wuaki.tv o Yomvi ya está disponible. En el primer caso, se puede alquilar ya por 4 o 5 euros (y comprar por 14 euros) según la queramos o no en alta definición, y se incluye la versión original con subtítulos en español.

Verónica Mars

También optarán a la descarga digital directa en sus casas los colaboradores que sacaron de su bolsillo al menos 35 dólares para que la película fuera una realidad. Sin duda, toda una llamada de atención para romper con las actuales ventanas de distribución que a nadie benefician ya.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir