Compartir
Publicidad
Las constantes y detalles que conectan las películas de Pixar
Cine y TV

Las constantes y detalles que conectan las películas de Pixar

Publicidad
Publicidad

El cine ha inspirado teorías muy locas. Ahí tenemos esa que afirmaba que las niñas de ‘Mi vecino Totoro’ están muertas al final de la película, ya que Totoro es un dios de la muerte. Mucho más extendida está la creencia de que Ferris Bueller no existe en ‘Todo en un día’, y que es la representación del espíritu libre y rebelde del verdadero protagonista, su mejor amigo Cameron. Incluso hay una teoría que desmonta una de las críticas más comunes a ‘El Señor de los Anillos’, el manido «¿por qué no usaron las águilas desde el principio?». La explicación se sustenta en una de las frases más famosas de los libros de Tolkien y la saga cinematográfica, aquel «¡huid, insensatos!».

La teoría afirma que Gandalf tenía toda la intención de emplear a sus amigas gigantes aladas para acercarse a Mordor, pero caer entre sombra y llama arruinó sus planes. Es por eso que antes de caer dice, en el original, «¡Fly, you fools!», literalmente “¡Volad, insensatos!”. Hay muchas más, como que el príncipe de Bel-Air moría de camino a casa de sus tíos, o que, ojo, los siete libros de ‘Harry Potter’ son los horrocruxes de J.K. Rowling, que ha dividido su alma en cada uno de ellos, matando a un personaje en cada libro para conseguirlo.

La humanidad se aburre (ahí está Youtube para demostrarlo) y hacer teorías es gratis. Sin embargo, no es tan sencillo elaborar estas complejas conspiraciones siendo portador de argumentos válidos para sustentarlas. Ya desde sus primeras producciones, Pixar ha ofrecido un escenario que invitaba a la especulación: todas sus películas incluyen pequeñas constantes, detallitos escondidos (habitualmente llamados easter-eggs o huevos de pascua), que para algunos no son más que un guiño pero para otros significan algo más.

Los easter-egg de Pixar

2d274905750509 140501 Pixar Toy Story Tease

La furgoneta de Pizza Planet (que aparece hasta en ‘Buscando a Nemo’), el cameo de personajes en otras películas o la cifra A113 son algunos de los detalles más recurrentes en el cine de Pixar. Ese último era el número de la clase del Instituto de Diseño y Arte Gráfico de California donde estudiaron muchos de los productores de largometrajes animados hoy en día, como John Lasseter y Brad Bird, dos nombres de peso en Pixar.

De hecho, no sólo esconden el “A113” en películas del estudio, sino que ha aparecido en episodios de ‘Los Simpson’, ‘South Park’ o Los Rugrats’. Es el modelo de la cámara del buzo de ‘Buscando a Nemo’, la matrícula del coche de la madre en ‘Toy Story’ o el código que activa a cuasi Hal de ‘Wall•E’ cuando un humano quiere volver a la tierra. Aunque la más clavada es la de ‘Monstruos University’, ya que es el número de clase de la primera a la que asiste Sully.

Es casi como las teorías conspiranoicas del 11S. No, las películas se pensaron e hicieron en diferente orden, por directores distintos en tiempos y lugares diferentes. Mola que todo pueda encajar de esa manera, pero no era intencional (Jay Ward)

En la brillante y sorprendente ‘Inside Out’ no han faltado los guiños. Riley y su familia comen comida china del mismo restaurante que en ‘Bichos’, ‘Monstruos S.A.’, ‘Toy Story 2’ o ‘Ratatouille’; al menos las cajas son idénticas. En los orbes de recuerdos se pueden ver partes del inolvidable y emotivo flashback de ‘Up’ que deprimió a una generación y de la guardería de ‘Toy Story 3’. Una niña del colegio lleva la camiseta de calavera de Syd, en la pared de la clase hay un poster de ‘La Luna’ y Luxo, la lamparita que aparece en el logo de Pixar y que es un easter-egg común, sale en uno de los recuerdos de Riley con Bing Bong.

La teoría

Pixartheory La línea temporal de todas las películas Pixar hasta 'Brave'

¿Dónde nos lleva todo esto? Un tal Jon Negroni se ha hecho famoso por desarrollar una teoría detalladísima que conecta todas las películas de Pixar a través de estos guiños, cameos y bromas contenidas en los films. Alega que esos detalles demuestran que todos ellos existen en el mismo universo; que la magia de ‘Brave’ se conecta con los superpoderes de los protagonistas de ‘Los Increíbles’ o la existencia de juguetes animados. Lleva cada uno de los títulos a una era y época, colocando a ‘Cars’ y ‘Wall•E’ en futuros muy lejanos, y argumenta que las puertas de ‘Monstruos S.A.’ sirven para interconectarlo todo.

Negroni incluso ha publicado un libro con esta teoría, que ha ido modificando con revisionados y feedback que ha recibido del tema. Por supuesto, esta teoría no es más que eso, y los productores de Pixar a los que preguntan sobre el tema desvían la pregunta divertidos, alegando que «alguien tiene mucho tiempo libre». Esa afirmación se confirma con PixarTheory, la web que se creó a partir de los argumentos de Negroni y que muestra la línea temporal de las producciones de Pixar, las capturas que presentan como muestra y qué es lo que lleva de una a otra.

No es tan sencillo elaborar estas complejas conspiraciones siendo portador de argumentos válidos para sustentarlas

Básicamente la línea temporal comienza con ‘Brave’, donde se despierta esa magia que anima objetos y da características humanas a los animales (en este caso convierte a su madre en oso). La magia viene de una bruja que desaparece cada vez que cruza una puerta. Esa magia entre animales y humanos explica lo de Remy en ‘Ratatouille’, por ejemplo. Charles Muntz, el villano de ‘Up’, crea la tecnología para controlar ese poder de los animales, pero sus planes se ven frustrados.

Así, la inteligencia de los animales sigue creciendo, permitiéndoles leer como a Dori (o hablar balleno) o utilizarlos como marionetas para cocinar. Syndrome aprovecha esta tecnología en ‘Los Increíbles’ intentando que resulte en genocidio de los super-humanos pero Killbot se revela. Mientras, hay una revolución industrial iniciada la corporación Buy-N-Large. La mezcla de ambas cosas llevan a la polución (‘Cars’) y a que la tecnología gane sobre los humanos, que abandonan la tierra y dejan a Wall•E en casa limpiando.

En los créditos de ‘Wall•E’ vemos que la vida vuelve a la tierra, resultando en ‘Bichos’ (uno de los puntos polémicos de la teoría para aquellos que le dan vueltas al tema). En esas, y siguiendo con la idea de aquella magia que super-evoluciona a los animales, aparecen los monstruos, que son animales mutados por toda esa polución y radiación de la tierra durante la era ‘Wall•E’.

Pero en ‘Monstruos S.A.’ tienen un déficit de energía, lo que les empuja a crear unas puertas que se abren a un pasado en el que los humanos aún habitaban la tierra, los cuales se convierten en su fuente de energía. ¿Y qué ocurre con Boo? Pues que se obsesiona con las puertas y con qué fue de Sully y acaba convirtiéndose en la bruja de ‘Brave’. Casi nada. Por cierto, la nueva película con dinosaurios no será difícil de encajar en la teoría pero, ¿dónde entrará según todo esto el estreno más reciente, 'Inside Out'?

B175 33cs Sel16 121 Hay un tocón muy especial en la cabaña de la bruja de 'Brave'

El matrimonio con Disney

La compañía del ratón Mickey nunca ha estado libre de teorías y conspiraciones; de sobra es conocida la leyenda sobre un Walt congelado, por ejemplo. Con sus más y sus menos, Pixar y Disney han ido siempre de la mano, y las conexiones entre los títulos de ambas tampoco faltan. La presencia de Rapunzel en la coronación de Elsa ha llevado a la afirmación que éstas son primas; no sólo eso, sino que alegan que los padres de las hermanas iban camino a la boda de Rapunzel cuando su barco naufragó. Y para rizar el rizo, otros alegan que ese barco es el que ve Ariel en el fondo del mar al comienzo de ‘La Sirenita’.

El guiño que hay de la Señora Pots en ‘Tarzan’ durante ese momento en el que los Gorilas utilizan cualquier utensilio del campamento para hacer música ha llevado a otros a argumentar que Jane es la nieta de Bella; entrando más en contenido, además del parecido entre ambas, Bella entendía a Bestia a pesar de su apariencia animal, lo mismo que le ocurre a Jane con Tarzán. Otros incluso señalan que la madre de Rapunzel y la bruja de ‘Blancanieves’ son la misma persona, ya no sólo por la apariencia, sino por la obsesión por la belleza y la juventud.

Venga, me has pillado. Estaba todo pensado desde el principio. Era el plan maestro de Steve Jobs. Todo iba de vender el iPhone 6. (Jay Ward)

Conclusión: por teorías que no sea. Ahora ¿se sustentan alguna de ellas en argumentos verdaderamente válidos que no rocen lo rocambolesco o aleatorio? Digo aleatorio por esa otra que alega que ‘Aladdin’ nunca tuvo lugar, y que todo es invención del comerciante intentando vender como sea esa baratija de lámpara. Si llegamos a ese tipo de argumentos o explicaciones tipo «todo es un sueño», eso da pie a inventar prácticamente cualquier historia que conecte películas.

Es bonito pensar que la madre de Andy en ‘Toy Story’ es la dueña perdida de Emily, ya que le da un toque especial a la historia, pero que todos los easter-egg de unas y otras realmente no sean más que eso no le quita valor a los magníficos y mágicos universos de Pixar (o de Disney). Llevar el auto-homenaje y el guiño a los fans a estos extremos puede acabar desvirtualizando la imagen, el propósito o incluso la relación del espectador con las propias historias.

En Xataka | La más alucinante historia de Pixar es la suya propia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio