Compartir
Publicidad
Disney va a exprimir 'Star Wars' hasta el último céntimo
Cine y TV

Disney va a exprimir 'Star Wars' hasta el último céntimo

Publicidad
Publicidad

Un poco más de 4.000 millones de dólares. Eso es lo que pagó Disney por Lucasfilm en octubre de 2012, y lo hizo sabiendo perfectamente que recuperaría la inversión, y que ganaría todavía más dinero sólo con una de las creaciones propiedad de la compañía de George Lucas, la más famosa de todas: la saga 'Star Wars'. Ya en cuanto se anunció la compra, Disney hizo públicos sus planes de producir más películas de ese universo, lo que implica nuevas remesas de merchandising.

En 2011, las licencias de mercadotecnia de 'Star Wars' reportaron a Lucasfilm 3.000 millones de dólares, y The Hollywood Reporter apuntaba que, entre 1977 y 2012, las ventas en juguetes, camisetas, tazas, mochilas, etc., habían alcanzado los 20.000 millones de dólares, con 4.400 millones en entradas de cine (entre las dos trilogías y el reestreno de la primera, remasterizada, en 1997) y 3.800 en DVDs, VHS y demás productos para el consumo doméstico. Es una oportunidad que Disney (que ya es propietaria de Marvel y Pixar) no puede dejar pasar.

Los juguetes de George Lucas

El merchandising, en realidad, es lo que permitió a George Lucas ser más o menos independiente en la producción y control de los derechos de las seis películas de 'Star Wars' hasta la fecha. En Estados Unidos se considera que 'La guerra de las galaxias' original y 'Tiburón' cambiaron para siempre el cine porque demostraron que el verano podía ser una buena época para estrenar grandes películas de entretenimiento. Y 'Star Wars' aún fue más lejos al "inventar", prácticamente, lo que hoy entendemos por merchandising asociado a una película.

Troopers

Y lo hizo como una maniobra de George Lucas para convencer a 20th Century Fox de que le financiara la primera 'Star Wars'. Renunció a 500.000 dólares adicionales en su sueldo como director a cambio de reservarse los derechos y los beneficios del merchandising, algo que, a mediados de los 70, les sonaba a chino a los ejecutivos de los estudios (esto es parecido a aquello que hizo Jack Nicholson en el primer 'Batman' de Tim Burton, rebajando su sueldo a cambio de un porcentaje de la taquilla). En aquel momento, Fox pensó que era un negocio redondo. El tiempo demostró que Lucas había sido muy listo.

En la Navidad de 1978 se vendieron 40 millones de muñecos de 'Star Wars'

'Star Wars' costó once millones de dólares y acabó recaudando, sólo en Estdaos Unidos, más de 460. Entre 1978 y 1985, se vendieron unos 300 millones de juguetes de la trilogía original, y Kenner, la compañía que se quedó con la licencia en 1976, se vio completamente desbordada por la demanda de figuras para cuando llegó la Navidad de 1977. Tuvo que expedir unos "Early Bird Certificate" que permitían al comprador canjearlos por cuatro figuras cuando el stock volviera a estar completo y, para las Navidades del año siguiente, la compañía vendió 40 millones de unidades, embolsándose unos cien millones de dólares.

Todo esto permitió a Lucas dar el siguiente paso; además de controlar las licencias de merchandising de su película, pasó también a ser totalmente dueño y señor de ellas a partir de 'El Imperio contraataca'. Lucasfilm lograba ser independiente de los estudios de Hollywood, aunque tuviera que llegar a acuerdos de distribución con Fox para el estreno del resto de episodios.

Los productos de 'Star Wars' antes de Disney

Halconmilenario

Aquellas primeras licencias de 'Star Wars' no se quedaron sólo en juguetes, aunque eran, evidentemente, lo más común. Había muñecos, dioramas, maquetas.. Si alguna vez vais a alguna convención de 'Star Wars', podéis quedaros bastante sorprendidos de lo exhaustivos que llegaron a ser los juguetes de aquella primera época, con sets de la cantina de Mos Eisley incluidos. Pero no eran lo único, claro. También había camisetas, posters, pijamas, un especial televisivo de Navidad que nadie quiere recordar y todo un universo expandido en libros y cómics.

Y cuando decimos expandido, es bastante literal. Sólo con ver el listado de la página de Wookieepedia referida a los libros de la saga, podemos hacernos una idea de que la bodega de carga del Halcón Milenario tendría problemas para albergarlos todos. Con la llegada de la era Disney, muchos de esos libros han sido descartados como no canónicos, pero dan para semanas y meses de lectura. Abarcan hechos de la República galáctica, de la academia jedi fundada por Luke Skywalker, de las aventuras de los hijos de Han y Leia (como Jaina Solo)...

Todo lo que Disney quiera hacer ahora con la saga, Lucas ya lo pensó antes. Marvel editó varios cómics, por ejemplo, y también hubo series de televisión antes de que la segunda trilogía diera pie a 'Clone Wars', que tiene bastantes seguidores entre el fandom "starwarsero". Se estrenaron un par de tv movies sobre los ewoks en los 80, más aquellas 'Star Wars: Ewoks' y 'Star Wars: Droids' de dibujos animados.

El legado de la segunda trilogía

Las tres primeras películas de 'Star Wars' se estrenaron entre 1977 y 1983, pero el merchandising las mantenía vivas en la memoria de todos los fans. Además, Fox había lanzado una edición en VHS de 'La guerra de las galaxias' en 1982, lo que fomentaba aún más los revisionados y que el amor por esa historia fuera pasando de mano en mano. Hasta 1990 no habría un pack completo con las tres películas (nota personal: así las vi yo por primera vez, gracias a ese pack de VHS), pero la verdadera locura se desataría siete años más tarde, con la celebración del 20º aniversario del estreno de la primera película.

Lucas no sólo reestrenó la trilogía original en cine, con imagen remasterizada y escenas añadidas, sino que la lanzó también por primera vez en DVD. Estaba preparando el camino para su segunda trilogía, para los episodios que contarían la historia de Anakin Skywalker y que, esencialmente, popularizaron el término precuela en Hollywood, pero no habrían sido posibles si el reestreno de los episodios IV, V y VI no hubieran tenido tanto éxito. 'El retorno del jedi', por ejemplo, fue la primera en recaudación en el primer fin de semana de su vuelta a los cines, el 14 de marzo de 1997, y terminaría sumando más de 300 millones de dólares en taquilla en Estados Unidos.

Posters Resstreno

Los fans no tienen en demasiada buena estima a 'La amenaza fantasma', 'El ataque de los clones' y 'La venganza de los sith', las siguientes tres entregas de la saga, estrenadas entre 1999 y 2005, pero en el lado del merchandising, su legado fuera una de las razones más poderosas para que Disney comprara Lucasfilm. En 1999, por ejemplo, Lego firmaba con la compañía de Lucas su primera licencia de una película o serie, y ha debido de irle bastante bien porque ahora tiene sets de superhéroes de Marvel y de Batman, y hasta videojuegos. Que ése es otro sector en el que 'Star Wars' ha demostrado tener un gran tirón.

LucasArts, la difunta división de videojuegos de Lucasfilm, empezó a editarlos en los 90, con títulos tan clásicos como 'Rebel Assault', 'X-Wing' o 'Star Wars: Dark Forces'. Ya en la década de los 2000, y aprovechando la nueva trilogía, la saga se adentró en los RPG con 'Knights of the Old Republic', en colaboración con BioWare, y su último gran lanzamiento antes de entrar a formar parte de Disney, el MMO 'Star Wars: The Old Republic', logró superar el millón de suscriptores en sus primeros tres días operativo en diciembre de 2011, vendiendo más de dos millones de copias en los dos siguientes meses.

Los planes de Disney

Como hemos visto, la saga es un bocado demasiado jugoso para dejarlo pasar. Disney lo sabe, y lo sabía cuando empezó a negociar con George Lucas, en el otoño de 2012, la compra de Lucasfilm. Según informaba Bloomberg Business, Robert Iger, jefe ejecutivo de Disney, se volvió a ver las seis películas para comprobar cómo de extenso era el mundo que aparecía en ellas y si había posibilidad de seguir creando contenido en él. No le habría hecho falta, porque Lucasfilm tiene una base de datos con 17.000 personajes de la saga, los planetas en los que aparecen y 20.000 años de historia de todo ese universo, a la que llaman el Holocrón, y que resultó excesiva en principio hasta para Disney.

El propio Lucas siempre dijo que tenía material para hacer nueve películas, pero nunca se puso en serio a desarrollar la tercera trilogía, la que, probablemente, habría contado los eventos posteriores a la caída del Imperio Galáctico. Lógicamente, era el mejor punto de entrada para que los nuevos dueños de Lucasfilm y su nueva presidenta, una vieja conocida de Lucas como Kathleen Kennedy, empezaran a pensar su plan para rentabilizar la compra a partir de nuevos filmes que, a su vez, darán pie a nuevo merchandising (y atracciones en parques temáticos, también).

En cuanto anunció la compra de Lucasfilm, Disney afirmó que iba a producir una nueva trilogía de la saga

El arranque de la era Disney de 'Star Wars' en cines llegará el 18 de diciembre, fecha en la que se estrenará 'Star Wars VII: El despertar de la Fuerza'. J.J. Abrams, fan confeso de la saga y que ya relanzó con éxito las películas de 'Star Trek', es el encargado de poner en pie esa nueva trilogía de la que se sabe que no ha seguido las ideas que tenía Lucas, y que va a ser un poco el Big Bang para todo lo que Disney quiere hacer en la gran pantalla:

LA NUEVA TRILOGÍA

  • 'Star Wars VII. El despertar de la Fuerza'. J.J. Abrams. 18/12/2015
  • 'Star Wars VIII'. Rian Johnson. 26/05/2017
  • 'Star Wars IX'. Colin Trevorrow. 2019

PELÍCULAS DE ANTOLOGÍA

  • 'Star Wars-Anthology: Rogue One'. Gareth Edwards. 16/12/2016
  • Película sin título sobre Han Solo. Phil Lord y Christopher Miller. 25/05/2018

Como vemos, la idea es que, empezando en diciembre, todos los años haya una película de 'Star Wars' hasta 2019, cuando se estrenará el episodio IX que dé cierre a esa nueva trilogía. ¿Y después? Si las películas de antología funcionan bien (sobre todo si 'Rogue One', que cuenta la operación para robar los planos de la Estrella de la Muerte, funciona), probablemente veamos más, tal vez hasta se haga realidada aquel insistente rumor sobre una película entera para Bobba Fett, pero no se conocen aún los detalles de lo que Disney pretende hacer más allá de 2019. En cine, porque en cuanto a juguetes, ya ha quedado claro que van a hacerse más de oro todavía.

El merchandising que viene

21027272069_d77d01bb35_o.jpg

El músculo de 'Star Wars' en la venta de juguetes de lo más variado quedó bien a la vista el pasado 4 de septiembre, cuando los primeros productos de merchandising de 'El despertar de la Fuerza' se pusieron a la venta. Apodado Force Friday, llegó a emitirse en un livestream en la página oficial de Star Wars, y dejó muy claro que los nuevos sables láser y juguetes siguen teniendo un enorme tirón. Aunque, probablemente, ninguno vaya a superar a BB-8, el nuevo androide de la saga, que permite a su dueño controlarlo mediante una aplicación para el teléfono.

Funko Sw

Cuesta casi 150 dólares y se espera que aporte gran parte de los mil millones de dólares que los analistas creen que reportará el merchandising del episodio VII hasta final de año. Porque no es, por supuesto, lo único que se puso a la venta en ese Force Friday. 'Star Wars' tiene ya sus correspondientes muñecos Pop! de Funko, un producto que se ha vuelto muy ubicuo últimamente para cualquier blockbuster o fenómeno popular que de verdad merezca ese nombre.

Monopoly Starwars

Hay una versión actualizada del Monopoly que se lanzó en 1997 para conmemorar el 20º aniversario del episodio IV, una figura de Yoda que habla y se mueve, versiones de control remoto del Halcón Milenario (en modelo quadcóptero) y un caza X-Wing...

Merch 2

IGN hizo una lista con los diez mejores juguetes de 'El despertar de la Fuerza' disponibles desde ese 4 de septiembre, y aparte de figuras de más de 15 cms. (y otras más altas que hablan), vehículos de Micro Machines y los ya mencionados Halcón Milenario y X-Wing de control remoto, había una ballesta Nerf como la de Chewbacca, el sable láser de Kylo Ren (sí, ese de la empuñadura en cruz que tanto cachondeo ha generado en internet), nuevos sets de Lego y, por supuesto, el pequeño BB-8.

El nuevo universo expandido

Disney planea otro evento similar más cerca del estreno de la película, desvelando nuevos juguetes mientras reescribe el universo expandido de 'Star Wars' en otros medios.

Las primera novelas de esta nueva etapa, por ejemplo, ya se han publicado. 'Aftermath. Star Wars', de Chuck Wendig, es la primera de una trilogía que contará justo lo que pasó después del final de 'El retorno del jedi', creando un nuevo canon de la saga que sustituye a todo el generado anteriormente. También han aparecido ya varios números del cómic de Marvel con los personajes de la trilogía original, y el 20 de noviembre llegará otro acontecimiento, el videojuego 'Star Wars Battlefront', que representa una evolución con sus anteriores versiones, mejorando, al parecer, el aspecto de colaboración en el juego online.

Los 4.000 millones de dólares que Disney pagó por Lucasfilm y, básicamente, por 'Star Wars' van a parecer una ganga dentro de muy poco tiempo. La saga sigue teniendo un gran tirón entre el público, y aunque es verdad que gran parte de sus consumidores son ya casi cuarentones que quieren recuperar la emoción que aquellas películas le dieron a su infancia (y coleccionistas que esperan que los juguetes se revaloricen con el tiempo), hay toda una nueva generación de fans dispuesta a hacerse con los disfraces, los muñecos, los sables láser, los BB-8. 'Star Wars' nunca pasa de moda.

Imagen | JD Hancock, Wilton Taylor, Janitors

En Xataka | 'Star Wars', superhéroes y más: éstas son todas las películas de Disney para los próximos años

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos