Compartir
Publicidad
Publicidad
53 guiños a los 80 y a otras películas que nos deja la segunda temporada de 'Stranger Things'
Cine y TV

53 guiños a los 80 y a otras películas que nos deja la segunda temporada de 'Stranger Things'

Publicidad
Publicidad

Ha sido una dura espera, pero al fin tenemos los nuevos capítulos de 'Stranger Things', una serie que no sólo ha sido capaz de vivir de la nostalgia, también de crear su propia mitología por el camino, de modo que los niños que hoy vean la serie serán los que vengan con la matraca en el mañana.

Como no podía ser de otra manera, en Xataka nos hemos pegado una buena panzada para sacarte los mejores guiños de esta segunda temporada. Pero ten cuidado: como habrá destripes moderados por el camino, se recomienda no seguir con su lectura hasta después de haber terminado la serie o que sigas la guía a medida que avanzas por la serie.

Capítulo uno - MadMax

— El primer guiño y más evidente se encuentra en el título. 'Mad Max' había pegado muy fuerte en Estados Unidos, sobre todo a partir de su segunda parte (estrenada en 1981), por lo que no es de extrañar que alguien como Maxine quisiera firmar como MadMax en los recreativos.

— Esta banda del principio, con la chica que manipula la mente de los policías, la tardaréis en volver a ver, pero cualquiera diría que estos “viajeros de la noche” parecen unos “jóvenes ocultos”. Eh, son los 80: esa estética punki se veía en los tipos chungos… al menos, los que recordamos de las mismas pelis ochenteras.

— Los recreativos, esos lugares míticos. Ya era extraño que tardaran en aparecer y que no se haya visto más a menudo a la banda en ellos, porque ¿quién no quería gastarse los cuartos en batir algún récord o simplemente saborear la victoria? Con suerte, hasta podías ir al espacio, como en ‘Starfighter: La aventura comienza’, o empezar una aventura como en ‘Juegos de guerra’ y ‘Tron’.

— La marquesina del cine nos recuerda que ‘Terminator’, la primera, acaba de llegar a los cines para volar más de una mente.

Patric Lowe Es Dancre

— Nuevas caras, mismo look… Dacre Montgomery menea el culo por aquí junto a la Max que da título al episodio y parece una estudiadísima mezcla entre Jason Patric en ‘Jóvenes ocultos’ y Rob Lowe en ‘St. Elmo Punto de encuentro’. Gana la influencia Lowe por el pendiente, que es el mismo. Por cierto, Dacre está irreconocible aquí después de ser un Zach Efron de Hacendado para la nueva ‘Power Rangers’.

— Esta referencia es un poco más actual y lo mismo es más apofenia por mi parte que un guiño pero… ¿la presentación de Maxine a sus compañeros no os recuerda a ‘Life is strange’, el videojuego? Una aventura que en Vida Extra gustó mucho.

— Volvamos con las referencias nostálgicas, ¿reconoces a la nueva pareja de Joyce Byers (Winona Ryder)? Sean Astin participó en uno de los padres espirituales de ‘Stranger Things’, esa ‘Los Goonies’ donde buscó con sus amigos un tesoro pirata. Su cara no va a ser la única referencia a esa aventura… aunque tendrás que esperar.

— El Sheriff Hopper recorre unos siniestros campos de maíz. Inevitable pensar en ‘Los chicos del maíz’ aunque sea sólo como guiño.

— Esos planos aéreos del coche recorriendo sinuosas carreteras… ¿alguien dijo ‘El resplandor’? No será la última vez que los veamos.

Raiser En Aliens Y Stranger Things

— No es el único miembro nuevo del reparto que participó en una peli de culto ochentera. A Paul Reiser también le han caído unos cuantos años desde aquella ‘Aliens’ de James Cameron, en la que interpretó a un burócrata sin escrúpulos. En ‘Stranger Things’ no obstante, su papel parece ser más benigno.

— Si tenéis mono de xenomorfos, los lanzallamas, como el que aparece en la escena del laboratorio infestado, también tuvieron un papel prominente en esa misma ‘Aliens’.

— Ahora le tenemos por un tipo chungo que lo mismo te hace un ‘Birdman’ que un Buitre de altura (¡ortinolobromas!), pero Michael Keaton empezó su carrera como un estupendo actor de comedia. Prueba de ello es esa ‘Mr. Mom’ (o ‘Las locas peripecias de un señor mamá’ en España) que la familia Byers ve por la tele.

Pobre Will, no tiene un momento de respiro. Si en el primer episodio de la primera temporada le tocó canalizar ‘E.T.’, en este primer episodio canaliza otra obra maestra de Steven Spielberg, ‘Encuentros en la tercera fase’.

Once Ripley Stranger Things

— ¿No la echábais de menos? Once (Millie Bobbie Brown) ilumina el final del episodio con un peinado peculiar… ¡cualquiera diría que es la Ripley de ‘Aliens’ rediviva!

Capítulo dos - Truco o trato, bicho raro

No os preocupéis porque las principales referencias estéticas ya han quedado bien marcaditas en el primer episodio, por lo que los guiños en los siguientes capítulos no son tantos, pero no por ello menos jugosos.

— Once siempre ha sido como E.T. para los chicos de Hawkins y ya debe tomarlo asumido: por eso decide disfrazarse de fantasma igual que lo hiciera el alienígena, precisamente para poder salir en Halloween.

Stranger Things Ghostbusters

— Es 1984, ¿cómo no iban a ir los chicos disfrazados de cazafantasmas? La película se estrenó en junio de ese mismo año y, vaya, no hay más que ver al grupo para ver que pueden hacer una decente versión en miniatura de los protagonistas… al menos, cuando consigan ponerse de acuerdo en quién es Peter Venkman (Bill Murray).

— Por si no os acordabáis del primer episodio, ‘Terminator’ va a estrenarse en cines. Lógico por tanto que Once vea un anuncio en la tele de la película.

Agarraos, porque las curvas vienen con la fiesta de Halloween, ya referencial de por sí. A los habituales disfraces de Michael Myers, Jason o payasos asesinos, hay guiños a carretadas en la fiesta. Dacre sigue sintonizando su Jason Patric interior, hay una careta de Reagan muy ‘Le llaman Bodhi’ (que es de los 90: mi apofenia, ya sabéis), algún Bluto de ‘Desmadre a la americana’, otro ‘Karate Kid’ que pulula...

Rebecca De Mornay Nancy Wheeler

— El disfraz de Steve y Nancy no es tan fácil de pillar: vale, él va muy a lo ‘Risky business’ pero ella… ¡también! Parece ser que el sentirse identificado con ciertos personajes, por muy chungo que sea el transfondo, no es exclusivo de los fans de Walter White.

Siouxsie En Stranger Things

— Vale, esta referencia es chunga. La chica que habla con Jonathan en la fiesta debe ser la que va de guay porque escucha música distinta a la habitual. Como Siouxsie and the Banshees, pero es probable que no los conozcas.

— ¡Tubular! Lo que Dustin y Lucas intentan decir forma parte del argot surfero y se hizo popular en los ochenta. Donde seguro que la has escuchado es en ‘Las tortugas ninja’, aunque esa película se estrenó seis años después del año en que está ambientada la serie.

Poltergeist Stranger Things

Combo de referencias en el final del episodio. Once se sitúa frente a una tele con estática (piensa en ‘Poltergeist’) y se pone la bandana como toda una ‘Karate Kid’.

Capítulo tres - El renacuajo

— Dustin cuida a un bicho que podría ser peligroso. Eso de tener una mascota causante de problemas, desde luego, es muy ‘Gremlins’. Y si hubiera visto ‘Alien’, sabría que a los gatos no les gustan los alienígenas chungos.

— Esta referencia no la entenderán al otro lado del charco y desde luego no es intencional pero… ¿quién no tenía algún amigo flipado del colegio que aseguraba poder ver la porno del Canal + poniendo papel cebolla delante de la tele? Desde luego, aquí en España no se hacía para encontrar monstruos en una grabación.

El Joven Sheldon

— RadioShack no es ni la sombra de lo que fue, pero ya hemos visto cierta añoranza por sus buenos tiempos este año: ‘El joven Sheldon’, no tan sospechosa de vivir de la nostalgia como ‘Stranger Things’, también le lanzó un guiño.

— Esto no son guiños ochenteros, sino a lo que sabemos de Hopper y se muestran por todo el capítulo: cuando entra en la cabaña con Once la primera vez, guarda una caja con el nombre de Sara, y más tarde se le ve leyendo ‘Ana de las tejas verdes’ juntos. Queda claro que Once es su nueva hija.

Capítulo cuatro - Will el sabio

— A lo mejor el temazo ochentero que suena cuando Steve está jugando al baloncesto contra Billy te recuerda a algo. En concreto, a una de las escenas cumbre de ‘Scarface’, ese montaje con musicote que no podía faltar en los ochenta.

— Que por cierto, los partidos entre estos dos tienen un aire a ‘Top Gun’ con el rollo camisetas contra pecho descubierto y el antagonismo entre Steve y Billy.

— Vaya túneles se están formando debajo de Hawkins: cualquiera diría que van a tener ‘Temblores’ de un momento a otro.

— ¿A que ahora se entiende tanta referencia al videojuego ‘Dig dug’ al principio de esta temporada? Si es que está hasta en el título de los capítulos...

Capítulo cinco - Dig Dug

— La casa de los Byers siempre ha sido un poco ‘Posesión infernal’, pero la referencia más clara son esas enredaderas con vida propia.

— Bob no puede creerse la que ha liado Joyce esta vez en casa con los dibujos de Will. Cuando pregunta si aquello lleva a un tesoro pirata… ¿como en ‘Los Goonies’?

Pacto De Perdedores Stranger Things

— Jonathan y Nancy se miran las cicatrices en sus manos y les recuerda al monstruo que creyeron eliminar, un guiño más que obvio a ‘It’ y el pacto de sangre de los Perdedores. Si tenemos en cuenta además que el Demogorgon de la primera temporada se veía como el ‘It’ al que hacían frente en Hawkins…

— Volvemos a indagar en el pasado de Once, y por tanto vuelve ese déjà vu a ‘Ojos de fuego’.

— El sombrero del sheriff es una parte importante de su anatomía, al igual que pasaba con Indiana Jones. Por eso tiene que volver a por él cuando le rescatan de la cueva.

— El final del capítulo es una referencia dos en uno. Por un lado, el grito y la expresión de Will sale como si fuera de ‘La invasión de los ultracuerpos’, la setentera. Por el otro, la conexión entre Will y lo que infesta Hawkins es como ‘La cosa’ y, de hecho, esa reacción a cuando queman una parte guiña a la escena de las muestras de sangre en la de John Carpenter.

Capítulo seis - El espía

— No será la única conexión con ‘El exorcista’ que veremos esta temporada: Joyce pregunta a los médicos qué pasa con su hijo como hiciera la madre de Reagan en el clásico del terror.

— Eso de ver que el bicho ha mudado de piel y ahora será más grande ya lo vimos en ‘Alien’. Que resulte ser sólo uno de muchos es algo que temimos en ‘Aliens’.

— Por no hablar de que Dart se escapa haciendo un túnel y Dustin y Steve se asoman a él. El momento está grabado igual que el descubrimiento del túnel en ‘Cadena perpetua’, que adaptaba una historia corta de Stephen King, por otro lado.

— Eso de caminar por las vías del tren, que ya se vio en la primera temporada, era una alusión a ‘Cuenta conmigo’. A lo mejor algún fan con shock post-traumático de ‘The Walking Dead’ también se acuerda de eso de vagar por las vías.

— Cualquier fan de ‘Parque jurásico’ podía intuir que cuando Steve sale del autobús para enfrentarse a un demoperro, otro saldría del lateral para sorprenderle. Por suerte, el resultado no es el mismo que el pobre Muldoon.

— La escena del final es como ‘Aliens’: el radar de posición, la ansiedad por verse rodeados...

Capítulo siete - La hermana perdida

— Es encantador que Once le dedique al desconocido, ese que se choca con ella cuando llega a Chicago, el insulto que los chicos de Hawkins le enseñaron en la primera temporada.

— Igual de encantador que la serie ‘Punky Brewster’, que aparece de fondo en el episodio. Una serie que se empezó a emitir ese 1984 en el que está ambientada ‘Stranger Things’. El capítulo seleccionado, con la pesadilla de los doctores, está muy bien escogido, por cierto.

Capítulo ocho - El azotamentes

— Este capítulo es un festival de ‘Parque jurásico’. Primero cuando Hopper pregunta por los interruptores, y más tarde cuando Bob abre las puertas con un “Ábrete sésamo” como el que dijera Lex.

— Por no hablar de que el malo de esta segunda temporada, esa cosa de humo gigante, tiene a unos perros sirvientes que bien podrían ser los perros de Zuul, de ‘Los cazafantasmas’. Esta podría estar cogida por los pelos si no se hubieran hecho guiños antes.

— Mientras, Will se acerca cada vez más al territorio de ‘El exorcista’.

— Cuando el azotamentes empieza a escanear a Will, la cámara se comporta igual que en ‘Posesión infernal’, cuando el Mal corretea en busca de víctimas.

Capítulo nueve - El portal

— La madre de Mike está disfrutando de un momento de tranquilidad cuando un joven peligroso y seductor pasa a saludar. Aquella ‘Noche de miedo’ de 2011 jugó muy bien esta misma carta con Jerry, el vecino vampiro, y ya es de traca guiñarle el ojo no a una película ochentera, sino a su remake.

— El exorcismo de Will sigue en marcha, pero lo que de verdad le hace reaccionar es una quemadura en el costado… algo que Tapón hizo con un poseso Indiana Jones en ‘El templo maldito’. Salta al minuto 02:00.

— Steve sigue la tradición de niñeras molonas ochenteras en la línea de ‘Aventuras en la gran ciudad’, aunque más bien tiene un rol como el de Josh Brolin en ‘Los Goonies’.

— Eso del baile del colegio pegó fuerte en los ochenta y el pobre Dustin se queda un poco como Duckie en ‘La chica de rosa’, si bien poco ha hecho por Max comparado con Lucas.

— De todos modos, el beso de Will y Once (¿o deberíamos decir Jane a estas alturas?) nos recuerda que, de entre todas las referencias, esta segunda temporada de ‘Stranger Things’ también le ha encantado referirse a sí misma.

Nostalgia como punto de partida

Y no como final. Ése es el espíritu que con sabiduría han aplicado los hermanos Duffer a Stranger Things y que, como habéis visto, han aplicado a todos y cada uno de los capítulos.

Este vídeo muestra muy bien esa magia alquímica lograda en la primera temporada y repetida en esta segunda. El truco no está en hacer un simple guiño al espectador, sino enhebrar en la historia momentos que recuerden al material de partida. Aquí era 'Cuando Harry encontró a Sally'.

Por eso, recordar ‘Stranger Things’ será siempre como recordar un montón de cosas a la vez. Quizá por eso gusta tanto, pese a sus defectos.

Como despedida, una anécdota curiosa: ‘Cuéntame’ se estrenó en 2001 y empezaba ambientándose treinta y tres años antes… que es exactamente la misma distancia temporal entre ‘Stranger Things’ y su fecha de estreno. Pensadlo pero no mucho, que asusta más que el bicho gigante del mundo del revés.

En Espinof | La temporada 2 de 'Stranger Things' son nueve horas de entretenimiento tan eficaz como falto de riesgo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos