17 obras maestras de la animación que puedes ver en streaming
Cine y TV

17 obras maestras de la animación que puedes ver en streaming

Hace tiempo que (por suerte) la animación dejó de ser considerada una forma expresiva del cine y la televisión relegada al público infantil. Su multiplicidad de formas, estilos, argumentos y estéticas conforman su propia historia, a veces paralela a la de las producciones de imagen real, a veces siguiendo un camino independiente. Y en esa larga historia, centenaria como la del cine, hay abundantes obras maestras.

Hemos seleccionado 17 de esas piezas imprescindibles, como siempre ateniéndonos a un criterio personal y discutible, y que puedes localizar ya mismo en plataformas de streaming. Te invitamos a que incluyas tus títulos en los comentarios y nos cuentes qué maravillas imprescindibles echas en falta. Opciones, desde luego, no te van a faltar.

'Spider-Man: Un nuevo universo' (2018)

No solo la mejor película de Spider-Man, sino quizás, la mejor película de superhéroes que te puedes echar a la cara. Ninguna plasma con tanta creatividad tantos aspectos distintos de las ficciones enmascaradas, del éxtasis del superpoder a la reflexión meta sobre la continuidad y el disparate culebronero continuo, de la soledad del héroe a los códigos de aprendiz y alumno. Todo ello con una puesta en escena innovadora y literalmente distinta a cualquier otro producto del género, animado o no, y que rinde tributo a los héroes de papel mientras crea su propio lenguaje. Una auténtica maravilla.

Puedes verla en Netflix

'Fantástico Sr. Fox' (2009)

El cine de Wes Anderson, hiperestético y algo remilgado, está sujeto a mil discusiones. Pero las películas de animación stop-motion que ha dirigido hasta la fecha, 'Fantástico Sr. Fox' e 'Isla de perros', no: son absolutamente cautivadoras. La primera de ellas se basa en un clásico de la literatura infantil de Roald Dahl, y es una auténtica delicia a nivel de escenografía, diseño y guión. Trepidante y a la vez con una lírica visual espectacular, es un hito de la animación stop-motion que abre nuevas vías comerciales para el género. Más como estas, Wes.

Puedes verla en Amazon Prime Video

'Akira' (1988)

Pocos clásicos del anime tan absolutamente perfectos como 'Akira', que no ha perdido desde 1988 ni un ápice de su energía y vibrante personalidad. Katsuhiro Otomo no solo planteó un NeoTokio (a punto de E-X-P-L-O-T-A-R) visionario y creíble (si quieres más detalles acude al manga, también imprescindible), sino que trazó una vibrante historia de amistad y violencia absolutamente inmortal. Niños inquietantes con poderes, motos surcando junglas de metal a toda velocidad, conspiraciones en un Japón post-bomba (no Hiroshima: la que viene)... todo encaja en una película esencial.

Puedes verla en Filmin y Netflix

'Pánico en la granja' (2009)

No te dejes engañar por su estética naïf y su argumento aparentemente concebido por un niño hiperactivo: Indio y Cowboy, preparando una fiesta de cumpleaños para su amigo Caballo, reciben un extraño pedido de ladrillos que tendrán que devolver viajando fuera de la granja. Un tosco lenguaje stop-motion con muñecos de indios y vaqueros deliciosamente reconocibles conforman la gramática de esta maravilla de ritmo similar a una montaña rusa sin frenos. Diversión demencial con acento francés.

Puedes verla en Filmin y Amazon Prime Video

'El gigante de hierro' (1999)

Antes de dirigir en Pixar cosas como 'Los Increíbles' o 'Buscando a Nemo', Brad Bird ya engarzó esta joya de los últimos estertores de la animación tradicional mainstream. Una emotiva historia de amistad entre un niño y un robot gigante (con voz de Vin Diesel) destinado a ser un arma de destrucción masiva, que es también un descomunal escaparate de las posibilidades expresivas de la animación de siempre, y a la que los ordenadores aún están lejos de acercarse. Nostálgica, divertidísima y de lagrimón garantizado: mucho ojo a las influencias de los ilustradores clásicos estadounidenses como Norman Rockwell.

Puedes verla en Amazon Prime Video

'Perfect Blue' (1997)

Perteneciente a la primera hornada de largometrajes de anime que salieron de Japón a rebufo del culto a 'Akira' (pese a haber sido estrenada casi una década después) y con la baza de estar orientada a un público adulto, pero con un tono muy distinto a la obra maestra de Otomo. De hecho, esta maravilla de Satoshi Kon (otro imprescindible de la animación japonesa: busca series como 'Paranoia Agent' o películas como 'Millenium Actress') tiene un tono más hitchcockniano que otra cosa, y plantea un suspense muy clásico, con una ex-ídolo juvenil que quiere reorientar su carrera siendo acosada por un fan letal mientras realidad y fantasía se entremezclan de forma perturbadora.

Puedes verla en Filmin y Netflix

'South Park' (1997-)

Íntegra en Prime Video y con una selección de setenta episodios en Netflix, estamos ante la serie más malhablada e incorrecta de la historia de la televisión. Una longeva leyenda viva que sigue sorprendiendo por su corrosiva capacidad para disparar en todas direcciones. Si no te has ofendido como mínimo una vez con 'South Park', algo falla contigo. Y mucho ojito a la película (también en Amazon), un musical demente a la altura de la serie.

Puedes verla en Netflix y Amazon Prime Video

'BoJack Horseman' (2014-2020)

Uno de los indiscutibles clásicos modernos de la animación para adultos es esta serie de Netflix creada por Raphael Bob-Waksberg, y que cuenta la historia de un caballo antropomorfo que triunfó en los años noventa con una sitcom y que vive sumido en una vida de nostalgia por las oportunidades perdidas e incapaz de abrirse paso ante una depresión constante. Una de las series más incisivas y profundas de los últimos años (contamos también la no-animación, claro), prueba perfecta de las increíbles herramientas expresivas y temáticas del formato animado.​

Puedes verla en Netflix

'Gravity Falls' (2012-2016)

La prueba perfecta de que una serie que encandile a adultos y pequeños puede ser igual de fascinante en ambos registros. Esta historia de un par de hermanos pasando el mejor verano de sus vidas en la misteriosa 'Gravity Falls' rebosa nostalgia por los años perdidos de la infancia, pero también genuino goce infantil ante la maravilla del descubrimiento constante. Con un humor trepidante, graciosísimo y muy inteligente y un catálogo de personajes absolutamente demoledor, 'Gravity Falls' es una de esas razones que justifican por sí solas la cuota de Disney+.

Puedes verla en Disney+

'Primal' (2019-)

Absolutamente todo el catálogo de Adult Swim que HBO ha traído a España es una necesidad absoluta, pero si hay que escoger, la increíble 'Primal' es un peaje obligado. Una serie sin diálogos acerca de la alianza entre un hombre prehistórico y un terrorífico saurio, dirigida por el gran Genndy Tartakovsky, de extraordinaria e hiperestética violencia y que, aún con un argumento difuminado entre decenas de combates a muerte e imágenes que permanecen a fuego en las retinas, se las arregla para trazar una historia esencial de compañerismo y respeto.

Puedes verla en HBO

'Ghost in the Shell' (1995)

Olvídate de la flojísima adaptación de imagen real: 'Ghost in the Shell', más de un cuarto de siglo después de su estreno, sigue pasmando por su visionaria concepción de un futuro dominado por criaturas artificiales, su influyente visión de la acción y la violencia y su perturbador erotismo. Su impacto temático en cosas como 'Matrix' es absolutamente demoledor, pero esta obra maestra de Mamoru Oshii es mucho más que un anime influyente: es una pieza histórica de la ciencia-ficción más imaginativa.

Puedes verla en Netflix, Amazon Prime Video y Filmin

'El libro de la selva' (1967)

Escoger una sola película de entre todas las obras maestras que han salido de la factoría Disney es una tarea absolutamente insensata: de sus clásicos atemporales al resurgimiento de los noventa, pasando por todas las maravillas modernas que ha facturado Pixar y que ahora son parte del catálogo mastodóntico de la Casa del Ratón. Yo me quedo con 'El libro de la selva' y su contagioso canto a la libertad y mover el cucu por adversas que sean las circunstancias.

Puedes verla en Disney+

'Rick y Morty' (2013-)

Animación para adultos en el sentido más frontal del término (palabrotas, sexo, violencia), pero también en el más sugestivo: complicadísimas paradojas espacio temporales y argumentos que parecen una litografía de Escher son el núcleo de esta sensacional serie de ciencia-ficción que, paradójicamente, se ha convertido en un éxito mucho más allá del alcance de su casa original, Adult Swim. Una auténtica avalancha de ideas sugestivas poco habituales en televisión, aderezadas con sal gruesa de la de toda la vida.

Puedes verla en Netflix y HBO

'Alice' (1988)

El maestro polaco de la animación surrealista Jan Svankmajer era el creador idóneo para adaptar el indomable clásico de la literatura infantil más salvaje 'Alicia en el País de las Maravillas' (que ya dio pie a otra obra maestra indiscutible: la versión de Disney). Resultado: una de las mayores locuras de esta lista, mezcla de pesadillesco stop-motion y clase magistral sobre cómo hacer propios los delirios ajenos. Perturbadora y atroz, extrae poesía del absurdo onírico y de la mítica imaginería extrema del libro de Carroll.

Puedes verla en Filmin

'El viaje de Chihiro' (2001)

Igual que con Disney, es una tarea ridícula intentar quedarse con una sola película de Studio Ghibli. Por suerte, las tienes todas en Netflix para disfrutarlas, de clásicos como 'Porco Rosso' a delirios menos conocidos como 'Pompoko'. Este es un extraordinario arranque si no conoces las pelícuulas del estudio de Miyazaki, y también una espléndida obra de madurez si ya conoces a fondo su cine: la historia de una niña que deambula por un pais mágico intentando salvar a sus padres es aterradora y sorprendente al nivel de las mejores del estudio.

Puedes verla en Netflix

'Pesadilla antes de Navidad' (1993)

Aunque hoy la tenemos muy asimilada, e incluso algo quemadilla, esta maravilla de Henry Selick producida por Tim Burton agarró códigos muy tradicionales del cuento navideño (esencialmente, 'El Grinch' de Dr. Seuss) y los refrescó por completo gracias a un diseño de personajes inmortal y una plétora de canciones de Danny Elfman absolutamente impresionante. El resultado no fue un exitazo en su momento, pero el vídeo doméstico la convirtió en un clásico de culto, hasta el punto de hacer de Jack Skellington y los suyos una presencia ineludible en las navidades más tenebrosas.

Puedes verla en Disney+

Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo (2014)

No quería abandonar esta lista sin una película española, muy distinta del algo plomizo torrente de imitaciones de éxitos extranjeros que a menudo plagan nuestra aportación al mundo animado (aunque no siempre: ahí están cosas tan estupendas y recientes como 'Klaus' o 'Psiconautas'). Y me he decidido por esta película de Javier Fesser, superior incluso a su famoso precedente en imagen real. Aunque no es absolutamente redonda (ay, esas secuencias oníricas), su ritmo trepidante y lo bien que entiende la esencia de la creación de Ibáñez, rebosante de veneno visual, la convierten en una auténtica maravilla.

Puedes verla en Amazon Prime Video y HBO

Temas
Inicio