Publicidad

WiMAX: qué es y cómo funciona

WiMAX: qué es y cómo funciona
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Vamos a explicarte qué es la tecnología WiMAX y cómo funciona esta alternativa a conexiones de fibra o ADSL rural, pero que es especialmente útil en entornos rurales donde no llegan los cableados de estas. Se trata por lo tanto de un método para conseguir Internet sin una instalación que llegue a tu casa que en algunos ámbitos puede ser interesante.

Vamos a dividir el artículo en dos partes. En la primera te explicaremos qué es exactamente esta tecnología, mencionando sus principales ventajas y su gran desventaja. Luego, pasaremos a explicarte un poco cómo funciona y el tipo de instalación que necesitarías para poder utilizar esta alternativa al Internet por satélite.

Qué es exactamente WiMAX

Wimax

Las siglas de WiMAX significan Worldwide Interoperability for Microwave Access, lo que en español se podría traducir como Interoperabilidad Mundial para Acceso por Microondas. Se trata de un método de transmisión de datos a través de ondas de radio, y que utiliza las frecuencias de 2,5 a 5,8 GHz.

Para que lo entiendas de una manera sencilla, podemos referirnos a WiMAX como una alternativa al cable a la hora de llevar Internet a tu casa mediante conexión inalámbrica basada en los estándares de comunicación IEEE 802.16, y que permite llevarte Internet con un alcance que puede llegar a los 70 kilómetros.

Así pues, en concepto es algo que puede recordar mucho al WiFi, ya que la conexión te llega por el aire, pero que ofrece un servicio que sustituye a los cableados que llevan la conexión a tu casa. Esto lo convierte en una alternativa muy a tener en cuenta para entornos rurales y aquellas zonas en las que no hay instalaciones de cable con las que llevar Internet a la casa donde vives.

Por lo tanto, la tecnología tiene ventajas como el no tener que pagar por una instalación y el poder ofrecer una conexión rápida y fluida con bajas latencias. También es escalable, y si con una empresa has contratado determinada velocidad, es muy posible que también tenga tarifas con las que aumentarla sin tener que hacer nada más.

Su otra gran ventaja es que no necesitas tener una instalación telefónica en casa, por lo que si vives en un lugar apartado al que ni siquiera han llegado las líneas de teléfono fijas, seguirás pudiendo intentar contratar WiMAX. Incluso habrá empresas que con la instalación de esta tecnología te permitirán realizar llamadas por VoIP.

En cambio, su principal desventaja es necesitar un contacto directo con el repetidor. Esto quiere decir que la antena que instales en tu casa tiene que estar orientada directamente al sitio desde donde se le está enviando la conexión, y a ser posible evitando obstáculos que impidan la visión directa, como árboles o edificios. Esto, en ocasiones puede hacer que sea necesario instalar puntos de conexión intermedios para salvar los obstáculos

Cómo funciona el WiMAX

Wimax

El funcionamiento de WiMAX es sencillo, ya que simplemente es el repetidor de la empresa a la que lo contrates emitiendo las señales de microondas que te llegan a la antena que tengas en tu casa. Por lo tanto, lo primero que necesitas es contactar con una empresa que ofrezca estos servicios y que tenga un repetidor cerca de tu casa para poder enviarte la señal.

Luego, tienes que poner una pequeña antena en la fachada de tu casa. Esta antena tendrá que apuntar directamente al repetidor de la empresa que te va a dar el servicio, o sino a un punto de conexión intermedio que se utilice para salvar obstáculos que se interpongan entre tu antena y su repetidor. La instalación la hará la propia compañía.

Entonces, desde la antena bajará un cable que llegará a tu casa, y que se conectará directamente a tu ordenador o a un router con el que poder gestionar la conexión como si se tratase de una red de fibra o cable convencional, pudiendo crear tu propia WiFi doméstica.

Las conexiones de WiMAX pueden alcanzar velocidades de hasta 1Gbps en puntos fijos, por ejemplo una casa, y de 365Mbps en puntos móviles. Aun así, siempre dependerá de lo que te ofrezca la empresa a la que le contratas el servicio, y con el 4G tan extendido y la llegada inminente del 5G puede que la alternativa móvil no sea tan atractiva.

Por lo general, cuando contratas una conexión WiMAX obtendrás velocidades asimétricas, lo que quiere decir que la velocidad de descarga será muy superior a la de subida. Además, la estabilidad podría verse afectada más fácilmente en momentos de congestión. Pese a eso, siguen siendo en general más rápidos que el ADSL rural a un precio mensual muy similar

En total, ya suman más de 780 operadores repartidos por toda España que ofrecen este tipo de conexiones, y puedes hacerte una idea de sus condiciones mediante marcas como Ahí+, que engloba a varios operadores de diferentes localidades, entre otros conocidos como Adamo, Netllar o PTV Telecom y otros mucho más pequeños, pero que han trascendido por sus interesantes tarifas móviles, como Xenet, Fibracat o Nadunet.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir