Compartir
Publicidad

28 trucos para sacar el máximo provecho de la cámara de tu móvil

28 trucos para sacar el máximo provecho de la cámara de tu móvil
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy te traemos una lista con 28 trucos para sacar el máximo provecho de la cámara de tu móvil. La fotografía móvil está pasando por un momento dulce, con cada vez más fabricantes apostando muy en serio por ofrecer la mayor capacidad fotográfica en sus dispositivos. Por eso, hoy te vamos a dar algunos consejos que te ayudarán a sacar las mejores fotos posibles.

Vas a encontrarte de todo, desde consejos básicos y esenciales hasta otros destinados a ayudarte con la composición de las fotografías. También te ayudaremos a evitar algunos errores bastante comunes, además de explicarte cómo sacar mejor partido de alguno de los modos que puede tener la aplicación fotográfica de tu dispositivo.

En los consejos de este artículo han participado varios compañeros, como Anna Martí de Xataka, autora de muchas de las fotos de dispositivos del post, y Amparo Babiloni, coordinadora de Xataka Móvil y Xataka Android, además de la autora de la mayoría de fotos de exteriores que verás aquí, las cuales las publicó cuando en su día hizo su propia guía fotográfica. También nos han ayudado Óscar Condés, Fernando Sánchez y Jesús León, los tres de Xataka Foto.

1. Tómate tu tiempo para conocer tu cámara

Si quieres sacarle el mayor partido posible a la cámara de tu móvil, el primer paso siempre ha de ser el de conocerla a fondo. Esto va un poco más allá de saber sus megapíxeles, que sólo son un dato de resolución. También es importante conocer otros aspectos de la cámara, como su apertura o si el móvil incluye una segunda lente fotográfica.

Hasta qué punto tiene una buena apertura lo puedes saber por el número F con el que suele indicarse, que cuando más bajo sea mejor para poder capturar mayor luz y funcionar mejor en condiciones de baja iluminación. La segunda lente, por su parte, puede ayudarte a sacar telefotos para que el zoom x2 sea óptico en vez de digital, y que así no se pierda calidad. Estas informaciones puedes consultarlas en las páginas de los fabricantes o en los análisis de Xataka.

2. Investiga tu aplicación de cámara

App de cámara

Vale, ya conoces el hardware de tu cámara, ¿pero cómo vas a sacarle partido? Para responder a esta pregunta vas a tener que familiarizarte con el software, o lo que es lo mismo, la aplicación fotográfica nativa que venga preinstalada. Nos referimos a todo lo que hay más allá del disparo automático, a todas esas funciones extra con las que vas a poder exprimirla al máximo.

Échale una ojeada a los modos de escena, a si tiene un modo manual, y a si es fácil, entendible y cómoda de utilizar. Explora también otros modos que puedas tener como la cámara superlenta o la rápida para los vídeos. Y en cuanto a los filtros y efectos que pueda implementar, recuerda que lo mejor suele ser sacar la foto sin ellos y luego si eso aplicarlos después con alguna aplicación de edición.

3. Si algo no te convence, hay apps de terceros

Snapseed

Algunos somos de quedarnos con la app fotográfica nativa del fabricante del móvil, ya que por lo general suele ser suficiente para sacarle un buen rendimiento. Pero si hay cosas que echas de menos tampoco dudes en echar mano de aplicaciones de terceros. Eso sí, siempre teniendo cuidado con los permisos que les estas otorgando y los datos personales a los que puedan acceder.

Nuestros compañeros nos han recomendado aplicaciones como Camera+2 o Procamera para disparar en manual en iOS, o Modern Photo para exactamente lo mismo en Android. También hay otras aplicaciones útiles para ambas plataformas, como VSCO y Snapseed para la edición fotográfica o Photophillis para ver hora dorada, azul, localizar el sol etcétera.

4. No te olvides de limpiar la lente de vez en cuando

Lente

Ya lo dijimos en nuestros trucos para la cámara del S9+, es importante limpiar la lente de vez en cuando para que las fotos siempre salgan limpias. Hay móviles que te avisarán si detectan suciedad, pero hay otros que no lo harán y tendrás que preocuparte personalmente de asegurarte que no haya nada que entorpezca el que las fotografías salgan bien.

Esto no sólo implica estar atento a pelos o el polvo que se pueda quedar posado o pegado en la lente. Algunos móviles tienen sensores de huellas dactilares en la parte trasera cerca de la cámara, por lo que es más fácil de lo que parezca mancharla sin darte cuenta con tus propios dedos. La lente se ensucia fácilmente y hay que limpiarla con la misma frecuencia, aunque siempre frotando con cuidado de no rayarla.

5. Recurre a la luz natural siempre que puedas

Luz Natural

La luz es uno de los aspectos más importantes y que más condicionará tus fotografías. Por lo tanto, para sacar unas fotos naturales y armónicas es importante trabajar con luz natural siempre que sea posible. Esto influirá en los colores, sobras y la definición de las fotografías.

Teniendo en cuenta que el gran punto débil de la mayoría de móviles es precisamente lo mal que se desenvuelven en condiciones de poca luz, será inevitable que en algunas circunstancias no te quede otra que encender otras luces no naturales. En estos casos, intenta buscar con ellas las mismas claves que tiene la luz natural, que sea abundante y preferiblemente difusa.

6. Intenta evitar el flash

Flash A la izquierda foto sin flash, a la derecha con flash.

Y ya que hablamos de iluminación, vamos a mencionar la solución nativa de muchos móviles para cuando hay poca luz: el flash LED. Evítalo siempre que te sea posible y úsalo sólo cuando no haya más remedio, ya que produce una luz demasiado dura que genera sombras muy marcadas. A veces con poca iluminación prescindir del flash te hará sacrificar nitidez y provoque que aparezca ruido, pero es que el flash puede modificar tanto la iluminación que la fotografía puede quedar incluso peor.

Evidentemente, siempre hay alguna excepción. El flash LED puede ayudar cuando estés sacando fotos a mediodía, que es cuando hay más contrastes entre luces y sombras. En estos casos el flash puede rellenar las sombras y saturar. Y en interiores siempre puedes decantarte como alternativa por luces LED con las que iluminar el objeto a fotografiar. Pero quitando estos contados casos, intenta prescindir de él.

7. Los contraluces no siempre son efectivos

Contraluces

Todos tenemos en mente algunas fotografías a contraluz que son realmente espectaculares, con una luz quemada de fondo marcando perfectamente la silueta de una o varias personas. Pues bien, en algunas ocasiones la luz de frente puede ser un buen recurso, pero en otras los resultados son muy diferentes y lo único que conseguirás es que la luz se coma los detalles de la fotografía que estabas tratando de sacar.

8. Los contrastes también pueden ser un problema

Contrastes

Cuando la cámara de tu móvil es capaz de mantener un buen balance entre luces y sombras, jugar con los contrastes e iluminación puede ser interesante para generar efectos en los que parte de una foto está bien iluminada y la otra queda entre sombras. Sin embargo, no todos los móviles son capaces de manejar este tipo de iluminación.

En móviles de gamas inferiores, cuando saques fotos en horas centrales del día en las que hay grandes contrastes con zonas muy iluminadas y otras oscurecidas, es posible que lo que acabe pasando es que las luces aparezcan quemadas y se pierdan los detalles de las sombras. Esto depende de cada móvil, por lo que es importante que vayas viendo hasta qué punto se lleva bien con los contrastes para intentar limitarlos cuando sabes que se va a estropear la foto.

9. En favor del HDR

Hdr A la izquierda con HDR, a la derecha sin él.

Aquí viene otro consejo: conocer bien el HDR. Se trata de un recurso que ayuda a que las fotografías queden más brillantes, lo que te ayudará cuando quieras fotografiar escenas en las que hay cantidades de luz muy diferentes en distintos puntos. Sí, este modo puede ayudarte a salvar los contrastes marcados de los que te acabamos de hablar.

Por ejemplo, el HDR puede ayudarte a salvar cielos y sombras en escenarios con mucho contraste. En definitiva, se ilumina todo bien y evita que haya zonas que queden apagadas o demasiado expuestas. Puede ser un aliado interesante en fotografías con días especialmente soleados o con luces que nos vienen de cara dispuestas a estropear la foto, aunque tiene sus límites y no siempre es capaz de hacer milagros.

10. ...y en contra del HDR

Hdr A Dolor

El HDR también puede ser agresivo, demasiado, algo que provoca amores y odios por partes iguales. Aplicado de manera puntual puede salvar muchas escenas, pero si se abusa de él hace que la foto se vea muy artificial, casi caricaturesca. De ti depende querer una foto natural o que se vea como un dibujo perdiendo detalles, pero ten en cuenta que es algo que no les va a gustar a todos... sobre todo si es muy agresivo y en fotos que no lo necesitan.

11. Descubre el enfoque manual

Enfoque Manual

Suelen pasar desapercibidas, pero muchos móviles implementan ya la opción de enfoque manual. Enfocar manualmente y regular la exposición ayuda a mejorar el control de la luz en general, sobre todo en fotografías frontales. Normalmente el enfoque y la toma de luz van juntas, lo que hace que al tocar la pantalla en modo automático enfoques algo, pero que en ocasiones se cambie la iluminación de una manera que no quieres.

Todo esto lo puedes evitar con el enfoque manual y el control de iluminación que suele estar junto al área de enfoque. Además, algunos móviles tienen un peak para que la foto no salga desenfocada. El peak son unos colores que te marcarán el área de enfoque, de manera que siempre sepas lo que estás enfocando.

Este tipo de enfoque especialmente útil en contraluces, algo en lo que el modo automático del móvil no siempre se defiende bien. También es útil en los modos retrato, para asegurarte tener bien enfocados los puntos clave de tu rostro al sacar la fotografía.

12. Piérdele el miedo al resto de modos manuales

ISO, apertura y obturación, ya te hemos hablado de este triángulo mágico con el que vas a controlar la iluminación de la cámara y otros aspectos como los elementos que se mueven en ella, el ruido o el área de la fotografía que va a aparecer enfocado. El modo automático está bien, sobre todo en móvil, pero el modo profesional o manual de la cámara te ayudará a conseguir muchos tipos de fotografía diferente.

¿Sabes esos efectos en los que es de noche y la luz de los coches dibuja una estela? Pues lo puedes conseguir ajustando la velocidad de obturación, lo mismo que te ayudará a que una persona que pasa corriendo frente a la cámara salga movida para dar efecto de movimiento o congelada para tener el máximo detalle.

13. Ayuda en lo posible a la cámara

Ayuda Camara

Todo esto del enfoque automático, el peak, y el HDR está muy bien, ¿pero qué pasa con los móviles modestos que no son tan capaces fotográficamente? Pues situaciones como los contraluces excesivos a veces son fáciles de salvar si buscas un encuadre alternativo. Vamos, que si tu móvil no puede con la foto que estás intentando sacar, quizá puedas intentar moverte un poco y alterarla para tener una situación de iluminación más manejable.

14. Moverse también puede ser creativo

Muevete

La gran mayoría de fotos las hacemos estando de pie con el móvil a la altura de los ojos. Es la inercia natural cuando estás intentando reflejar lo que estás viendo, pero ese punto de vista no siempre va a ser con el que mejores resultados saques, por lo que a veces no está de más moverse y explorar nuevos ángulos.

Por ejemplo, si te agachas y sacas una foto a la altura del suelo puede quedar un plano muy interesante a la hora de fotografiar calles. También puedes probar con sacar planos hechos desde arriba hacia abajo, los que se llaman cenitales, o los nadir o desde abajo para apuntar hacia arriba. Además, al fotografiar edificios también es interesante pasar de planos frontales a laterales para crear recorridos visuales dentro de la propia composición y dan sensación de profundidad.

15. Lo mismo puedes aplicarlo a los selfies

Los selfies son un tipo de fotografías que salvo que llevemos un palo selfie suelen estar limitadas por nuestro brazo. Pero eso no quita que también puedas jugar con el ángulo de disparo en busca de puntos de vista más originales y que vayan más allá de la típica foto frontal.

Puedes probar con muchas cosas, desde sacar fotos desde arriba o abajo hasta mostrar sólo la parte de arriba de tu cara, salir de lado y mucho más. También puedes optar por fondos más o menos homogéneos o hacer diferentes gestos para darle un poco de variedad y que los selfies sean menos aburridos.

16. No te conformes sólo con una foto

Fotos A Dolor

Y si en los dos últimos consejos te estamos diciendo que hagas pruebas con varios enfoques o puntos de vista es porque es lo que tienes que hacer: muchas fotos. Raramente vas a conseguir una foto perfecta tal y como a ti te gusta a la primera, o sea que es mejor sacar muchas fotos con diferentes planos y opciones, y luego dedicarle un rato a repasarlas en busca de la que más te gusta.

Eso sí, que quede claro que no te estamos diciendo que saques 3.000 fotografías iguales, sino que vayas probando haciendo diferentes tipos de fotos variando ángulos, parámetros y puntos de vista. Seguro que de vez en cuando te encuentras con alguna sorpresa inesperada.

17. Paciencia vs espontaneidad

Paciencia A la izquierda una foto que requiere paciencia, a la derecha una que necesita espontaneidad.

La paciencia y la espontaneidad son dos de las claves más básicas para el fotógrafo, por lo que es útil aprender cuándo debes utilizar cada una de ellas. Además, ambas están relacionadas con el punto anterior de sacar bastantes fotos hasta dar con la que estás buscando.

Por una parte, la paciencia puede ayudarte a sacar fotografías únicas en situaciones como fotos al mar, que puedes tardar bastante en dar con una ola que rompe de forma artística. Pero hay otras en las que toca ser espontaneo. Una caída, un bostezo o un gesto irrepetible, hay veces en los que no puedes pararte a mirar la composición y sólo tienes que disparar cuanto antes dejándole el resto a la edición posterior.

18. La simetría y los reflejos son tus amigos

Simetria

Aquí tienes dos pequeños trucos para ayudarte a la hora de componer fotos atractivas. Primero está la simetría cuando la escena que vas a fotografiar se presta. Si tienes cuidado con que la imagen quede equilibrada y encuadrada puedes conseguir un efecto muy bonito con sus simetrías, especialmente cuando haya líneas muy marcadas que vayan hacia el punto central de la foto, aunque no es algo que vayas a poder hacer en todas las situaciones.

Y luego tienes los reflejos cuando estés sacando fotografías en las que haya grandes masas de agua, como en lagos y ríos. Calculándolos bien puedes crear una ilusión de repetición que puede quedar muy bien, simplemente dale más protagonismo al agua cuando genere un reflejo simétrico.

19. Las fotos centradas no son siempre las mejores

Centradas

Vale, sí, la simetría y el equilibrio son un buen recurso, pero no siempre son el mejor para captar una escena. En ocasiones es mejor colocar el objeto o sujeto que vas a fotografiar en el centro, pero en otras va a quedarte mucho mejor cuando lo desplazas hacia otra posición. De esta manera, hay elementos secundarios que también pueden ganar protagonismo, como pueden ser el paisaje, las líneas rectas que pueda haber de fondo, o simplemente el vacío.

20. Los marcos también pueden ayudarte

Marcos Foto de JJ Ying

Y ya que estamos hablando de composición, otro truco puede ser enmarcar la imagen de un modo u otro. Ya sea a través de elementos buscados a propósito o encontrados por casualidad, es una buena estrategia para mejorar la composición ya que permite, entre otras cosas, dirigir el ojo del espectador hacia el elemento principal de la fotografía.

Esto lo puedes hacer para centrar la atención del espectador en un punto o zona concreta de la imagen. Sin embargo, también puede servir para dar sensación de profundidad, contextualizar la fotografía o ayudar a organizar su estructura.

21. Activa o cambia la cuadrícula del visor

Visor

La aplicación de cámara de la mayoría de móviles también incluye líneas para el visor, con las que te ayudará a componer mejor las fotos. La mayoría de ellos tiene las clásicas cuadrículas 3x3 que te dividen la imagen en nueve cuadrículas iguales, aunque también hay algunos que ofrecen alternativas como un cuadrado que pueda quedar en el centro de la foto con el que calcular mejor lo que saldrá en apps como Instagram.

Este tipo de ayudas a la hora de mirar la foto que vas a sacar ayuda mucho a ajustar la escena, permitiéndote centrar bien los objetos o dejarlos en un punto estratégico del encuadre. Además, sus líneas también te echarán una mano a la hora de intentar tener los horizontes rectos. Si tu móvil no tiene esta cuadrícula activada, navega entre los menús porque la mayoría de aplicaciones de cámara la incluyen.

22. El zoom sólo cuando es óptico

Zoom

Salvo excepciones como la presentada por Google en el Pixel 3, por lo general sólo los móviles con el zoom óptico conseguido con doble cámara consiguen un zoom que realmente no pierda nitidez ni calidad de imagen. Por lo tanto, intenta utilizarlo sólo cuando tu móvil tenga estas características.

Con esto nos referimos a que si tu móvil no tiene zoom óptico, lo que vas a tener es un zoom digital que se coma muchos detalles y empeore la calidad de la fotografía. En muchas ocasiones es mejor sacar la foto sin zoom y luego utilizar una app de edición para hacer el recorte que necesites.

23. No te olvides de la macrofotografía

Macro

Y ya que hablamos de zoom, toca mencionar la macrofotografía. Consiste en captar objetos muy pequeños ampliando su escala con el modo macro del móvil. Estas fotos suelen ser un buen recurso para sacar primeros planos de flores u otros objetos que tengan texturas que normalmente no se contemplen en las fotografías normales.

La macrofotografía es una categoría fotográfica en sí misma, y puedes hacer mil virguerías jugando con texturas y simetrías. También puedes sacar provecho de que estas fotos desenfocan el fondo para darle más protagonismo a lo que estás fotografiando, lo que se conoce como bokeh, algo que ayuda a darle un toque más dramático a la imagen.

24. Cuidado con los fondos en las fotos

Bokeh

Este mismo efecto bokeh está muy de moda en los selfies gracias al modo retrato de los móviles, pero también tienes que tener algunas precauciones con él para que no quede mal. Intenta que el sujeto esté bien separado del fondo, y evita fondos muy complejos que el sistema pueda confundir con la figura principal. Si no, es posible que el recorte que realice el móvil para difuminar el fondo salga mal, y haya partes que no queden bien desenfocadas y se mezclen con tu cara.

Esto también es aplicable al resto de fotografías, en cualquier circunstancia siempre es importante vigilar el objeto principal como el fondo. Hay que vigilar que ambos elementos casen bien entre sí mismos, y más en la fotografía móvil, donde todo está enfocado.

25. Recurre a trípodes y puntos de apoyo

Foto Movida

Que no te de vergüenza que te vean con un trípode con el móvil o apoyándote en una barandilla, especialmente cuando vayas a sacar fotos en los que la estabilidad es clave como las nocturnas. En ellas, cualquier temblor va a estropear la foto, o sea que si ves que te están saliendo siempre movidas recurre a puntos de apoyo.

26. Guarda las imágenes en formato RAW

Screenshot 20181027 111722 Camera

Aunque casi todos los móviles guardarán siempre las fotos en formato JPG, cada vez son más los que te van a permitir configurar la cámara para que las almacenen también en formato RAW. Es un formato que contiene toda la información que la cámara capta al realizar la captura sin realizar ningún tipo de procesado posterior, como un negativo digital que puedes modificar a posteriori.

En términos prácticos, si sacas una foto en RAW y te queda oscura, normalmente puedes recuperar la información incluso de las zonas más negras (por supuesto no es infalible) ya que es una información que “está ahí”, en el archivo. Lo mismo pasa cuando vayas a corregir ruido. Eso sí, las imágenes en este formato ocupan muchísimo más espacio.

27. Busca la inspiración en otros fotógrafos

Busca Inspiracion

No debes subestimar lo mucho que te puede ayudar fijarte en lo que están haciendo otras personas, sobre todo si son fotógrafos profesionales. En redes sociales como Instagram o Flickr tienes acceso a los perfiles de decenas de fotógrafos, y puedes encontrar mucha inspiración sobre todo en Instagram por estar más centrada en el móvil.

Hacer esto no sólo te inspirará descubriendo fotografías, planos o composiciones que luego puedes intentar repetir, sino que también podrás encontrar maneras de resolver situaciones y fotografías en las que no terminas de encontrar una manera de que queden perfectas. También te ayudará cuando viajes, ya que viendo fotos que han sacado otros de los sitios a los que vas a ir puedes encontrar muchas ideas para no conformarte con la típica foto de postal.

28. Formarte en aspectos básicos ayudará muchísimo

Formate

Si te has fijado, bastante de los puntos de esta pequeña guía tenían que ver con la composición. Son sólo nociones básicas que ya te pueden echar una mano, por lo que imagina lo mucho que puedes mejorar aprendiendo composición y algunas normas básicas de fotografía. En esto te pueden ayudar nuestros compañeros de Xataka Foto, que de hecho tienen su propia guía de composición, y tienen toda una sección dedicada a trucos y consejos.

En Xataka Basics | Cámara del Samsung Galaxy S9 y S9+, 17 trucos para hacer las mejores fotos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio