Qué hacer si tu conexión baja de velocidad de repente y solo a veces

Qué hacer si tu conexión baja de velocidad de repente y solo a veces
Sin comentarios

Vamos a explicarte qué revisar cuando tu conexión baja de velocidad de repente y solo a veces, de forma que sepas que no es un problema concreto y continuado en el tiempo, sino algo más puntual que puede estar pasando. Por lo tanto, en estos caso no es todo tan fácil como mejorar la señal y velocidad de forma permanente, porque los fallos pueden deberse a otras cosas.

Por eso, en este artículo vamos a decirte algunas cosas que puedes revisar para solucionar estos problemas puntuales. Son cosas que no siempre van a requerir cambios en la conexión, porque a veces pueden no tener que ver con tu router ni su cobertura.

Revisa aplicaciones y webs en segundo plano

Lo primero que tienes que mirar siempre en estos casos es si hay alguna aplicación o web accediendo a tu conexión en segundo plano, y que esto pueda estar haciendo que no quede ancho de banda libre para el resto de aplicaciones que utilizas. Por lo tanto, es bueno revisar qué apps se ejecutan en segundo plano o cuáles puedes haber dejado abiertas.

Aquí, puede haber algunos tipos de aplicación que consuman especialmente, como por ejemplo cualquiera relacionada con la descarga de contenido. Porque puedes tener alguna aplicación P2P sembrando o descargando archivos y ocupando casi todo el ancho de banda, algo que no harán siempre, sino solo cuando funcionen o cuando más descarguen.

Revisa otros dispositivos conectados

Otro de los consejos es revisar los dispositivos que están conectados a tu WiFi, y así mirar si tienes alguno que esté consumiendo los datos en el momento en el que notas los problemas. Revisar los dispositivos conectados a tu red no es demasiado difícil, y puede ayudar a entender mejor lo que está pasando.

Aquí, pueden estar pasando dos cosas. Primero, puede que sea uno de tus dispositivos, que se ha activado sin que lo sepas o te has olvidado de que estaba encendido, y esté haciendo un uso intensivo de tu conexión sin que lo sepas. También puede ser otro ordenador de alguien que viva contigo. Y el segundo caso es que algún vecino haya adivinado la contraseña de tu WiFi, en cuyo caso lo mejor será cambiarla.

Revisa el funcionamiento del router

El Router

En Xataka Basics ya te hemos enseñado varias cosas que puedes hacer si el router de tu operador funciona mal, por lo que conviene revisar si hay alguna luz de aviso en el tuyo que te esté diciendo que tienes un problema puntual o necesitas recurrir a nuestra guía. Vamos, revisar si el problema está en el router e intentar solucionarlo.

Si ves un problema en el router pro alguna luz de aviso o solo quieres salir de dudas, los problemas puntuales pueden solucionarse reiniciando el router. Pero esto tampoco va a hacer magia, y puede que sea un problema diferente o incluso un corte de conexión puntual de tu operador.

Mira el cable de la fibra

Si tienes animales en casa, puede que alguna vez les haya dado por morder ese cable de fibra que va desde la toma que viene de la calle hasta tu router. Son cables finos y delicados, y si no hay una rotura total sino parcial puede hacer que la conexión falle a veces y no de manera permanente.

Por lo tanto, conviene también revisar el estado de este cable para ver si tu gato se lo ha comido o no. Y un aviso, si hay rotura de este cable tu operador va a cobrarte mucho dinero por reemplazarlo, mientras que hay tiendas y grandes superficies de bricolage donde vas a poder encontrarlo a un precio irrisorio y cambiarlo por tu cuenta.

Revisa el funcionamiento del repetidor

Repetidor

Si en tu casa la conexión no llega bien a todas las habitaciones y estás utilizando una red mesh, un repetidor o un PLC, puede ser que el problema lo esté teniendo este dispositivo y no venga ni del router ni de tu ordenador. Por lo tanto, también conviene que mires su app de configuración o si el repetidor emite alguna luz de aviso.

Aquí, el problema que puedes estar teniendo depende de cada tipo de dispositivo y situación. Sin embargo, lo importante es identificar que efectivamente estás teniendo allí el problema. Un indicador puede ser que la velocidad de conexión sólo baja en algunos puntos de la casa que puedan estar dependiendo de estos dispositivos.

Elige la banda de la WiFi

Actualmente las redes WiFi de tu casa pueden tener dos bandas, de 2.4GHz y 5GHz. Ambas son bandas de características diferentes, por lo que si el problema puntual está solo en un dispositivo puedes cambiarlo de banda a la que sea más adecuada para él dependiendo del uso que le quieras dar.

Como resumen, decirte que la banda de 5GHz tiene más velocidad pero menos alcance, y la de 2.4GHz tiene menos velocidad y más alcance. Por lo tanto, dependiendo de si estás más cerca o lejos del router puedes cambiar una por la otra para ver si los problemas puntuales desisten.

Cambia el canal de tu WiFi

Cada red WiFi tiene una serie de canales, que son como carriles por los que se va enviando la información. Estos canales no son solo de tu WiFi, sino que los compartes con el resto de redes WiFi, por lo que a veces puede ser que un canal que estés usando esté saturado y esto provoque que la velocidad baje de repente.

Aquí, lo normal es que tu router esté configurado para cambiar automáticamente de canal, aunque no todos lo van a hacer de forma rápida en el momento que lo necesitas. Por eso, en Xataka Basics también tenemos una guía para cambiar el canal de tu WiFi mirando cuáles están más saturados para elegir el que quede libre.

Temas
Inicio