Publicidad

Mi ordenador hace mucho ruido: posibles causas y sus soluciones

Mi ordenador hace mucho ruido: posibles causas y sus soluciones
Sin comentarios

Hoy te traemos una pequeña guía con la que decirte las posibles causas y soluciones a los ruidos más comunes que puede hacer tu PC. Si de repente tu ordenador ha empezado a hacer un ruido extraño, lo que pretendemos es explicarte qué tipos de ruidos son los más comunes con los que puedes encontrarte, y que así sepas identificarlos y ponerles una solución en la medida de lo posible.

Lo más común es que los ruidos se deban a algún componente defectuoso, y que tengas que apretarlo si está suelto, repararlo o directamente reemplazarlo. Sin embargo, hay veces en las que estos errores son más importantes y exigirán tomar medidas inmediatas.

Ruidos provocados por el ventilador

Altavoces

Uno de los ruidos más comunes dentro de un ordenador es el causado por los ventiladores. A veces puede que sea un ruido tenue, pero otras veces puede parecer que el ordenador se haya convertido en un avión a punto de despegar. Esta es una señal de que algo no va del todo bien, y puede deberse a un par de cosas.

Una de las razones por las que los ventiladores hacen ruido puede ser muy simple, y es el desgaste ocasionado por el tiempo a sus piezas. Esto es reconocible porque no es que haya empezado a hacer ruido de repente, sino porque el ruido que hacen ha ido incrementando gradualmente a lo largo del tiempo.

En este caso, lo único que vas a necesitar hacer es cambiar el ventilador por otro igual que tenga las mismas dimensiones. Fíjate bien en sus indicaciones físicas si vas a cambiarlo tú mismo, ya que suelen tener indicada la dirección a la que expulsan el aire caliente. El aire siempre tiene que expulsarse hacia el exterior para no sobrecalentar el equipo.

La otra razón principal por la que se puede provocar este ruido es que el disipador del procesador se haya ensuciado o tenga demasiado polvo. Si esto pasa, puede que los ventiladores que antes eran suficiente para enfriar el procesador ahora ya no lo sean, por lo que la placa base los hace trabajar demasiado.

Este problema lo identificarás cuando el ordenador se encienda bien y no haga ruido, pero que a los pocos minutos el ventilador empiece a trabajar al máximo sin razón aparente. La solución puede depender un poco de tus habilidades, ya que a veces es suficiente con utilizar un bote de aire comprimido de esos que ya te recomendamos para limpiar varias piezas del PC, pero otras veces será necesario extraer el disipador, limpiarlo, y renovar la pasta térmica que lo une a la placa base.

También puede darse el caso de que los ventiladores que suenen demasiado sean los de la tarjeta gráfica. Aquí, puedes tratar de identificar que el sonido viene de la zona de la placa base. Y si consideras que es un ruido mayor que el que solía hacer, o si empiezan a sonar demasiado cuando no estás jugando ni editando vídeo, entonces quizá necesites desmontarla y revisar su sistema de ventilación para limpiarlo. Si no te ves capaz, consulta con un especialista para no estropear nada.

Ruidos en los discos duros

Los discos duros convencionales, los magnéticos, emiten un ruido muy característico cuando están trabajando. Como pequeños chasquiditos no muy audibles, pero que te permiten saber cuándo están en funcionamiento e incluso la intensidad de ese trabajo que están haciendo. Aunque hay modelos más ruidosos que otros, por lo general son ruidos muy pequeños perfectamente normales.

Sin embargo, si notas que de repente tu disco duro empieza a hacer ruidos más fuertes, o que da pequeños golpes o chasquidos, quizá entonces sí que debas preocuparte. Ten en cuenta que este tipo de discos duros no es como las tarjetas SSD con chips, son discos con varios componentes móviles que pueden desgastarse o deteriorarse, y si empiezan a hacer estos ruidos más fuertes es posible que sea porque su vida está llegando a su fin.

En estos casos, desafortunadamente no hay demasiado que puedas hacer salvo prepararte para lo inevitable. Haz una copia de seguridad de tus archivos o guarda todo lo que tengas en ese disco duro que empieza a estar defectuoso en alguna otra unidad externa de almacenamiento, y planéate comprar otro disco duro nuevo para sustituir a ese que está haciendo ruido.

Aquí, permíteme insistirte en que realices una copia de seguridad o guardes todos tus datos y archivos importantes en otra unidad en cuanto empieces a escuchar por primera vez estos ruidos extraños. Puede que el disco duro todavía aguante varios días o semanas cuando lo empieces a escuchar, pero también cabe la posibilidad de que se termine de romper a las pocas horas, ya que puede haber diferentes tipos de averías en uno o varios de sus componentes.

Ruidos en los auriculares o altavoces

Technology White Gadget Electronics Audio Multimedia Audio Equipment Electronic Device Stereophonic Sound 160053

Aunque técnicamente no sean parte del ordenador en cuanto a estar dentro de la torre, también puede ser que escuches ruido de interferencias en los auriculares o los altavoces del equipo. Esto puede deberse a diferentes motivos, por lo que el primer paso será averiguar si el problema está en el altavoz propiamente dicho o en su cable.

Pero antes de ponernos a revisar esto, lo primero es asegurarse de que el altavoz o el auricular esté bien conectado. A veces puede quedarse un poco suelto, y entonces al mínimo movimiento del cable sonará un ruido en el altavoz. Prueba desconectarlo y volver a conectarlo, y luego mira si sigue haciendo el mismo ruido que hacía.

Ahora, prueba a conectar los mismos auriculares o altavoces a otro dispositivo. Si sigue habiendo ruido de interferencias, entonces el problema posiblemente esté en los altavoces y no en tu ordenador. Ahora, prueba ir doblando ligeramente el cable de los altavoces, y si en algún punto la interferencia aumenta, está claro que el problema está en el cable. También puedes probar, siempre que sea posible, utilizar otro cable en los altavoces para asegurarte de que el problema sea del cable o los altavoces.

Si el problema es del cable, entonces la solución es tan sencilla como cambiarlos. Si son auriculares cableados puede que esto sea más difícil, y lo tengas que llevar a reparar o comprar otros. Pero si son unos auriculares, deberías poder buscar otros cables compatibles. Si el problema está en el altavoz, entonces sí que no te va a quedar otra que llevarlos a reparar.

Pero si el problema viene del ordenador o dispositivo, porque conectes lo que conectes el ruido de interferencia se mantiene, posiblemente se deba a la tarjeta de sonido. Esta puede ser de dos tipos, integrada o externa, aunque lo más normal hoy en día es que utilicemos la que está integrada en la placa base, y que el conector del altavoz esté en el mismo sitio en el que están los USB o conectores del ratón y teclado.

Las tarjetas de sonido integradas en la placa base no suelen estar bien aisladas de interferencias, por lo que a veces la fuente de alimentación o tarjeta gráfica pueden provocarlas. Si es la gráfica es fácil de saber, ya que son interferencias que aparecerán cuando enciendes algún juego.

Aquí, la solución sería intentar enchufar los auriculares a otro conector en el caso de que lo haya. También puedes considerar comprar una tarjeta de sonido no integrada, ya sea interna o externa. Aunque quizá lo más económico pueda ser cambiar de altavoces o auriculares, buscando unos digitales que se conecten al equipo por USB para evitar cualquier tipo de interferencia que puedan sufrir los analógicos.

Zumbidos o chirridos en circuitos internos

Existe un fenómeno llamado efecto piezoeléctrico inverso, que suele darse en los condensadores o las bobinas que hay integradas en los circuitos electrónicos de los componentes de tu ordenador. Vamos, en sus sistemas de alimentación. Los sonidos son en realidad ondas de presión que nuestro oído interpreta como zumbidos o pitidos, y aunque no suelen ser demasiado comunes, precisamente por eso llaman la atención.

Aunque normalmente, los componentes donde más suelen aparecer como las fuentes de alimentación suelen tener resinas para aislar las bobinas y evitar el ruido, hay veces en las que una carga excesiva de trabajo en el ordenador puede hacer que aparezcan. Por ejemplo, con juegos o aplicaciones especialmente exigentes que intenten sacar el máximo rendimiento de una gráfica.

Es bastante difícil saber de dónde viene este ruido, ya que puede estar en la placa base, la tarjeta gráfica, o pueden deberse a determinada combinación concreta de componentes. Esto es algo que los especialistas y los fabricantes pueden tener en cuenta a la hora de elegir los componentes que van a montar en un ordenador, ¿pero qué pasa si no tienes demasiada idea?

Lo ideal es que si vas a montar tu ordenador busques componentes que tengan condensadores de estado sólido de calidad y bobinas de ferrita. Son cosas que deberías ver en la descripción de los componentes que tengan fuentes de alimentación, como la placa base o algunas gráficas, y si no lo has tenido en cuenta, infórmate sobre los componentes que tienes por si tuvieras que cambiarlos por otros que tengan estas características que ayudan a evitar estos ruidos.

Pitidos de la BIOS o UEFI

Bios

Cada vez que enciendes tu ordenador, la BIOS o la UEFI hacen una comprobación del sistema para asegurarse de que todos los componentes funcionan correctamente, y por seguridad, esto se hace antes de empezar a cargar el sistema operativo. Si detectan algún error te lo dirán con un código de pitidos, y dependiendo de la cantidad o el tipo de pitido que emitan al encender el ordenador significará que hay un tipo de error concreto detectado.

Como puede ser debido a varios tipos de errores que van desde fallos en la memoria RAM hasta errores en la CPU, lo que tendrás que hacer es entender ese pitido para poder cambiar o reparar el componente que te digan que está fallando. Vamos, que dependiendo de cuántos pitidos emitan, tendrás que cambiar el disco duro, la CPU, la RAM, la tarjeta de vídeo u otros componentes.

El problema está en que las BIOS o UEFI tienen diferentes códigos de pitidos dependiendo de cuál sea el fabricante. No hay un código estandarizado, por lo que primero tendrás que identificar tu BIOS con programas como CPU-Z. Luego, sigue nuestra guía de pitidos de BIOS para identificar qué está fallando. Lo malo de estos pitidos es que suelen identificar errores que afectan al funcionamiento del ordenador, por lo que a menudo tendrás que solucionarlo antes de poder seguir usándolo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios