Cómo pedir la devolución de un juego digital comprado en Xbox

Cómo pedir la devolución de un juego digital comprado en Xbox
Sin comentarios

Vamos a explicarte cómo pedir la devolución de un juego digital que hayas comprado en tu Xbox, tanto si es una Xbox One, como si es una nueva Xbox Series X o Xbox Series S. Microsoft considera las compras de juegos digitales como definitivas, aunque hay algunos casos en los que puedes optar a pedir un reembolso.

Concretamente, Microsoft suele tener en cuenta factores como el tiempo transcurrido desde la fecha de compra, el tiempo desde el lanzamiento y el uso del producto. Podrás pedir la devolución de un juego digital si no han pasado 14 días desde que lo compraste, y siempre dependiendo del uso que le hayas dado para intentar que la gente abuse de estas devoluciones. De hecho, si ven que devuelves muchos juegos puede que directamente dejen de permitirte devoluciones.

La cuestión es que el sistema de devoluciones está diseñado para que un usuario que compre un juego pero este no le funciona bien, pueda devolverlo sin problemas. Pero claro, si no te funciona bien se supone que no has jugado más de una o dos horas para comprobarlo, o que no te has esperado más de una o dos semanas para pedir la devolución. El proceso es bastante sencillo, y ahora te lo vamos a explicar paso a paso.

Un vistazo a…
XBOX SERIES X: PRIMERAS IMPRESIONES - ¿Nos va a dar GRANDES ALEGRÍAS?

Cómo pedir la devolución de un juego de Xbox

Inicia Sesion

Para devolver un juego que hayas comprado en la tienda digital de Xbox, tanto en la anterior como actual generación, debes ir a esta página web de soporte, que es específica para solicitar las devoluciones de los juegos. Aquí, lo primero va a ser pulsar en el botón de Iniciar sesión que tendrás en verde, para iniciarla con la misma cuenta de Microsoft que estuvieras usando en la consola cuando compraste el juego.

Elegir Juego

Una vez inicies la sesión, volverás a la misma página web de soporte. La diferencia es que ahora, abajo te aparecerá una lista con los últimos juegos que has comprado, así como el número de referencia del pedido. Aquí, lo único que has de hacer es seleccionar le juego o juegos que quieras devolver y pulsar en Solicitar un reembolso, que es el botón verde que tienes encima.

Si te fijas, verás que si han pasado más de 14 días desde que lo compraste te aparecerá un aviso en naranja. Esto quiere decir que lo más seguro es que tu devolución no se acepte, aunque siempre vas a poder solicitarla igualmente e intentar especificar mejor que nunca por qué lo haces y los problemas que tienes.

Solicitud

Cuando pulses en Solicitar un reembolso, se abrirá una ventana en la que tienes que rellenar la solicitud de reembolso. En ella, tienes que elegir un motivo para la devolución, y debajo, explicar en el campo Detalles adicionales el por qué lo devuelves. Aquí, es importante que lo expliques todo bien para que tu solicitud sea aprobada sin problemas. Es algo opcional, pero es importante sobre todo si han pasado más de 14 días o has jugado un rato ya al juego.

Notivos Extra

Los motivos pueden ser una compra accidental, un error de facturación, que el juego o parte de su contenido no funcione bien, o que tú no hiciste la compra. Cuando elijas un motivo te aparecerán opciones adicionales en la ficha, y tendrás que rellenar esos datos relativos al motivo. Cuando lo hagas, pulsa en Siguiente.

Cuando envíes la solicitud, Microsoft la revisará y tomará una decisión. Esta no siempre será favorable a ti, y dependerá de los datos y detalles que hayas aportado, y de hasta qué punto esto coincide con el uso que has hecho del juego. La respuesta del soporte técnico debería llegarte antes de 72 horas.

Temas
Inicio