Compartir
Publicidad
Publicidad

Xtreamer, lo probamos

Xtreamer, lo probamos
Guardar
56 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los reproductores que más nos sorprendió en su presentación fue el Xtreamer, especialmente por la combinación de funcionalidades y precio ajustado. Tras haberlo estado probando podemos decir que no nos ha decepcionado.

Con un tamaño muy compacto, no habrá ningún problema para colocarlo junto a nuestro televisor y reproducir desde él prácticamente cualquier contenido multimedia del que dispongamos. Eso sí, el almacenamiento lo ponemos nosotros, ya sea mediante un disco interno o con discos externos a través de USB.

Simplicidad, pero con potencia

La simplicidad es una de las premisas del Xtreamer. Lo colocamos junto al televisor, lo conectamos y le enchufamos un disco al puerto USB y ya estamos funcionando. Con un interfaz simple y directo podremos navegar por sus sistema de carpetas y seleccionar lo que queremos reproducir.

Pero que sea simple no significa que ande falto de potencia, no solo de características físicas, sino también en el apartado software. El Xtreamer viene equipado con un chipset Realtek 128X y 256 MB de RAM, que le dan potencia para reproducir cualquier contenido.

Xtreamer

Así, disponemos de soporte para 1080p y compatibilidad con un gran número de códecs: Xvid, MPEG 1, 2 y 4, WMV9, H.264 y VC-1 para el vídeo y AAC, MP3, WAV, WMA, FLAC y Ogg Vorbis para el audio. En nuestras pruebas no hemos encontrado vídeo que no pudiéramos reproducir.

A eso se le suma la posibilidad de añadirle una antena Wi-Fi para conectarlo a nuestra red o bien hacerlo a través de Ethernet, lo que nos permitirá acceder al contenido de nuestro ordenador o bien a contenido de Internet. En este aspecto, es compatible con Youtube, Picasa, Jamendo y distintos sitios adicionales.

Conexiones suficientes

Las opciones almacenamiento del Xtreamer, como ya hemos comentado, pueden ser internas y externas. Si nos quedamos con la interna, más de un usuario se verá limitado por el máximo tamaño de disco que podemos utilizar, 500 GB. Si queremos usar disco externos tenemos un par de puertos USB 2.0 para ello.

Estos se encuentran muy juntos en la carcasa, lo que puede representar un problema en algunos casos si disponemos de la antena Wi-Fi. Esta se conecta a través del puerto USB, siendo muy sencilla de instalar y configurar, pero debido a su tamaño la conexión de otros dispositivos resulta a veces complicada.

Xtreamer

Probablemente con un disco duro externo, usando un cable alargador, no tendremos ningún problema, pero con algunos pendrive puede resultar complicado tener ambos dispositivos enchufados al mismo tiempo, pues quedan demasiado juntos. Dependerá, eso sí, del tamaño del pendrive, y con los más nuevos, que son cada vez más pequeños, no hay problema.

La salida se realiza mediante un puerto HDMI 1.3 o mediante salidas analógicos, tanto para el vídeo como para el audio. En el caso del audio también tenemos un puerto digital con soporte para Dolby 5.1 y DTS.

Finalmente, nos encontramos con un puerto Ethernet, por si no queremos usar el Wi-Fi para conectarlo a la red, y un USB que nos permite usarlo como disco externo en nuestro ordenador para copiarle datos.

Xtreamer en funcionamiento

Xtreamer

Una vez encendemos el Xtreamer nos encontramos con una pantalla de inicio con pocas opciones: Media Library, Internet, File Manager y Settings. En la última versión de firmware podemos ver, en la parte superior, si las distintas funciones están activadas: Wi-Fi, uPnP, disco interno, disco USB,...

Extrañamente, aunque el interfaz está configurado en castellano, esta pantalla de inicio muestra las opciones en inglés, aunque si luego nos adentramos en los distintos submenús, el resto de opciones sí están en castellano. No es mayor problema, pero resulta curioso.

Xtreamer

Si nos metemos dentro de Library nos ofrece la opción de seleccionar desde que fuente queremos reproducir contenido: USB, disco duro, NET, listas de reproducción,... La de NET resulta muy interesante para ver ficheros que tengamos en nuestro ordenador sin tener que copiarlos.

Eso sí, deberemos disponer de una buena conexión de red si queremos hacerlo con contenido en alta resolución. En nuestro caso, aunque la antena Wi-Fi del Xtreamer es 802.11n, el router es 802.11g, por lo que la velocidad de la red no era suficiente para reproducir HD. En cambio, con contenido en baja resolución no hemos tenido problemas.

Xtreamer

La reproducción de música y fotos no han dado ningún problema, aunque no es, desde luego, el principal objetivo de este dispositivo y eso se nota en un interfaz que no ofrece demasiadas opciones en estos campos.

La conexión de red ofrece la opción de usar el Xtreamer como un almacenamiento compartido, ya sea mediante el protocolo Samba o a través de FTP. Desgraciadamente, no ha habido manera de copiar contenido desde nuestro ordenador al Xtreamer mediante Samba, pues este siempre daba error de disco lleno.

Xtreamer

En cambio, usando FTP no ha habido ningún problema y los ficheros se transferían correctamente. Finalmente, el Xtreamer dispone de un servidor HTTP, al cual nos podremos conectar desde nuestro ordenador o desde cualquier lugar de la red gracias a la compatibilidad con DDNS.

Con este servidor tenemos acceso a los ficheros almacenados en el dispositivo, pudiendo reproducirlos desde cualquier navegador, ya sea música, vídeo o fotos.

Xtreamer

Nuestras conclusiones

Por el precio, el Xtreamer resulta un reproductor más que competente y funcional. Eso sí, diríamos que falta acabar de pulirlo un poco en el aspecto software. Afortunadamente, el fabricante sigue sacando actualizaciones del firmware que podremos instalar fácilmente.

Si lo que queremos es un reproductor pequeño, simple y funcional, esta es una gran opción. Si buscamos opciones añadidas como grabación entonces debemos apostar por otro producto. En mi caso, desde luego, se ha ganado un lugar junto al televisor del salón, aunque el ruido del ventilador sea algo molesto en algunas ocasiones.

Podemos encontrarlo por 109.95 euros, incluyendo solo el reproductor, y por 129.95 euros si lo queremos con cable HDMI y antena Wifi. Agradecemos a Zococity el prestamo del producto.

Más información | ZocoCity.

Me gusta
mas.jpg
  • Su tamaño reducido y un diseño agradable
  • Compatibilidad con 1080p y la gran mayoría de formatos
  • Antena Wi-Fi y posibilidades de conexión a la red
  • Posibilidad de instalar disco duro interno o usar un externo
  • Actualizaciones del firmware
  • Precio ajustado
No me gusta
menos.jpg
  • Al software le falta acabar de pulirlo
  • El ventilador genera ruido
  • El mando a distancia puede resultar un poco confuso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos