Compartir
Publicidad
Publicidad

Sonos Zoneplayer S5 y Zonebridge, análisis

Sonos Zoneplayer S5 y Zonebridge, análisis
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el pasado Mobile World Congress os dimos un pequeño avance de los dispositivos de Sonos, una compañía de audio californiana especializada en desarrollar sistemas de sonido multihabitación o multiroom. Ahora vamos a entrar en detalle sobre cómo funciona la plataforma de la mano de análisis de dos de sus productos estrella, el reproductor Sonos Zoneplayer S5 y el router inalámbrico Sonos ZoneBridge.

Ambos equipos forman un tandem con el que distribuir música por diferentes estancias del hogar o la oficina sobre una red WiFi que se puede controlar desde tantos dispositivos como queramos. Hay equipos de audio autoamplificados más potentes, pero la conectividad y, sobre todo, la facilidad de uso del sistema Sonos Multiroom ya os adelantamos que es sencillamente espectacular.

Zonebridge y ZonePlayer. La simplicidad como bandera

Nada más abrir cualquiera de las cajas de Sonos, ya empezamos a ver que el sistema está pensado con la simplicidad en mente. Los controles físicos son mínimos a más no poder. Igualmente, la conectividad se limita a tres cables: alimentación, red ethernet y, a lo sumo, un cable de entrada de audio para dispositivos auxiliares.

Sonos Zoneplayer S5

El sistema Sonos funciona de distintas maneras. La configuración más básica pasa por conectar el Zoneplayer S5 directamente a un router con conexión a internet. La existencia de clavijas ethernet de entrada y salida nos permite conectar el reproductor como puente para que no perdamos la conexión en el PC si sólo tenemos una salida de red en el router.

Esta manera de funcionar está bién, pero el router no tiene por qué estar en un punto accesible y sólo accederemos a todo el potencial de la plataforma si disponemos de una red WiFi.

Sonos Zonebridge

Para conectar de forma inalámbrica varios Zoneplayer S5, que es lo que vamos a hacer en este análisis, necesitamos un ZoneBridge. Este pequeño dispositivo con forma de router se encarga de distribuir la señal inalámbrica de audio por tantos dispositivos de control y reproductores como queramos tener.

Configuración por software

Así pues, tenemos una red WiFi, al menos un PC o Mac conectado a esa red, un Zonebridge y uno o varios (dos en este caso) Zoneplayers S5.

A menos que tengamos algún problema técnico en la red, la configuración inicial es simple a más no poder. Todo se realiza desde el Sonos Desktop Controller, una aplicación para PC, Mac, IOS y, próximamente, Android que centraliza todas las funciones y conexiones.

Sonos Desktop Controller

Una vez instalado el Sonos Desktop Controller, el primer paso es reconocer los dispositivos de la casa. Para ello tan sólo hay que buscarlos desde el programa y apretar un botón en cada dispositivo. El software asigna a cada reproductor el nombre que queramos (salón, cocina, dormitorio…) y crea una zona de sonido para cada uno.

Decíamos antes que la configuración es sencilla si no tenemos problemas en la red. En nuestra prueba, los sufijos DNS de la red estaban asignados manualmente, con lo que el sistema Sonos no era capaz de conectarse a ningún Zoneplayer. Tras enredar infructuosamente un buan rato con la configuración, decidimos poner a prueba el servicio técnico de la compañía.

El resultado de esta prueba paralela es poco menos que sobresaliente. Tras una llamada telefónica, el técnico de turno en Sonos (Gracias, Alain) se ofreció a entrar de forma remota en nuestro ordenador. En menos de 5 minutos, el bueno de Alain localizó el problema de los DNS en el Router y dejo el sistema funcionando. Hacía tiempo que no veíamos un servicio técnico tan efectivo y agradable en el trato.

Configurado el sistema, el Sonos Desktop Controller es la sala de control desde la que podemos cargar nuestras listas de reproducción, sean las de los MP3 de nuestro disco duro, de iTunes, o de servicios en línea de radios y música como Audible, Deezel, Last FM, Wolfgang’s Vault, Napster o Spotify (sólo si tenemos Spotify Premium).

Sonos Desktop Controller

Para que una canción suene en los reproductores conectados hay que reproducirla directamente desde el Sonos Desktop Controller. En este sentido, el software funciona estupendamente. La gestión de listas de reproducción de distintos servicios y programas es fácil y muy intuitiva. Quizá no sea lo más apropiado para gestionar una biblioteca multimedia, pero tampoco es esa su función.

Desde el Sonos Desktop Controller también podemos ajustar el volumen de cada reproductor, apagar la luz de Stanbdby para que no moleste en, por ejemplo, un dormitorio, o gestionar las zonas.

En principio, cada Zoneplayer crea una zona independiente. Desde el software podemos ejecutar distintas listas de reproducción para que suene, por ejemplo, Jazz en el dormitorio y Rock en el salón. También pueden unirse varias zonas para que reproduzcan la misma lista.

Manejo del sistema desde dispositivos móviles

Aparte de instalar Sonos Desktop Controller en un ordenador, también podemos descargar e instalar versiones equivalentes en el iPod Touch, el iPhone y el iPad. Estas versiones permiten exactamente las mismas funciones que la versión PC o Mac.

Sonos Desktop Controller Andronos

Sonos aún está desarrollando la versión de este software para Android. Afortunádamente, el programador independiente Joakim Recht ha desarrollado una aplicación no oficial llamada Andronos que ya está en su versión beta 5.3 y que funciona de manera muy estable.

Para nuestra prueba, instalamos Andronos en un Samsung Galaxy Tab y la experiencia, pese a no ser un producto oficial, es realmente buena. Una vez encontradas las zonas podemos cambiar entre listas de reproducción cómodamente repatingados en el sofá, bajar el volumen o silenciar el Zoneplayer de otra habitación, o cambiar la ecualización de la música que suena en la cocina desde el baño.

Sonos Desktop Controller Andronos

La plataforma permite varios dispositivos controlando el sistema al mismo tiempo, lo que puede desembocar en una auténtica guerra de zapping musical si en casa gastamos distintos gustos.

Sonos Zoneplayer, buen sonido autoamplificado

No podemos dar por cerrado este análisis sin comentar las capacidades del Sonos Zoneplayer S5. Se trata del reproductor más potente de Sonos, una unidad con un tamaño bastante pequeño (217 × 365 × 123 milímetros y 4.15 kilos) y dotada de cinco altavoces: dos tweeters, dos altavoces de medios de 3 pulgadas y un subwoofer de 3.5 pulgadas. Cada uno de estos altavoces está autoamplificado individualmente mediante amplificadores de clase D y circuitería digital DSP.

El resultado musical del Zoneplayer S5 puede no ser tan redondo como el de otros grupos de altavoces Hi-Fi de muy alta gama, pero también hay que tener en cuenta que su precio es contenido si lo comparamos con los componentes de alta fidelidad. Cada Sonos Zoneplayer S5 cuesta 399 euros cuando un dispositivo similar no conectado puede fácilmente doblar ese precio.

Sonos Zoneplayer S5

Si hay una palabra que define el sonido del Zoneplayer S5, esa palabra es ‘limpio’, incluso a volúmenes muy altos. Muy raro será el caso de un usuario que no quede plenamente satisfecho con sólo enredar un rato en la configuración y el ecualizador.

Aunque está pensado para ofrecer sonido de forma individualmente en cada habitación, dos Zoneplayers pueden configurarse en una única zona para que hagan de canales derecho e izquierdo de un sistema estéreo. El resultado es digno de una sala de conciertos. También resulta interesante utilizar uno de los S5 como barra de sonido de un televisor. Las posibilidades son tantas como la imaginación de cada cual.

Sonos Zonebridge y ZonePlayer. La opinión de Xataka

La plataforma multiroom de Sonos es felicidad musical en cómodas dósis. Por 900 euros (399 euros cada Zoneplayer S5 y unos 100 del Zonebridge) podemos hacernos con un sistema con el que llenar de buenas vibraciones un hogar de tamaño medio o convertir un salón en una sala de conciertos envidiable.

Sonos Zoneplayer S5

Al buen sonido de los Zoneplayer S5 hay que sumar la extraordinaria comodidad de manejar la música desde el PC, desde el iPhone, desde el iPad o desde un tablet Android. Sonos Multiroom es muy, muy fácil de poner en marcha y la posibilidad de llevar un Zoneplayer a cualquier punto siempre que haya un enchufe es estupenda. Eso por no contar la posibilidad de añadir nuevos Zoneplayer en el futuro sin tener que cambiar todo el sistema. Definitivamente recomendable.

Los Sonos Zoneplayer y Zonebridge han sido cedidos para la prueba por parte de Sonos. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | Sonos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos