Compartir
Publicidad

Análisis: Altec Lansing inMotion iM600

Análisis: Altec Lansing inMotion iM600
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mercado de altavoces para iPod es muy grande y podemos encontrar modelos de todos tamaños, colores, potencia y precios. Hemos tenido la oportunidad de probar los Altec Lansing inMotion iM600, unos altavoces compatibles con la mayoría de modelos de iPod y que incluyen sintonizador de radio FM.

Lo que más se agradece de estos altavoces es que incluyen una batería interna que nos permitirá moverlos a cualquier lugar donde queramos escuchar música, aunque no hay ningún enchufe cercano. Esta batería tiene una autonomía de unas 7 horas. El funcionamiento de los altavoces es muy sencillo. Solo tenemos que abrir el dock y la parte trasera, pulsando un botón en el frontal, y conectar el iPod al dock y ya podremos empezar a reproducir música. El hecho de que se puedan plegar nos puede venir bien para guardarlos sin ocupar tanto espacio.

Como hemos dicho, no solo podemos escuchar el iPod, sino también sintonizar la radio FM, además de incluir una entrada de línea para conectarle cualquier otro reproductor. En la parte superior dispone de un botón para controlar la fuente de sonido.

Destacable la integración con el iPod, que permite controlarlo desde un mando a distancia que viene incluido con los altavoces, y que, por ejemplo, pausa la reproducción cuando cambiamos de fuente de sonido. Al disponer también de un conector USB podremos no solo cargar el iPod sino también sincronizarlo con nuestro ordenador. Otra de las salidas que incorporan los altavoces es la de vídeo, con la que podremos visualizar vídeos almacenados en el iPod en nuestro televisor.

La calidad de sonido es bastante buena y el volumen es considerablemente alto para funcionar con baterías. No hemos podido comprobar su funcionamiento con el adaptador de corriente, ya que en la unidad de prueba este era un modelo americano y nos disponíamos de adaptador. Dispone de la tecnología SFX Stereo Field Expander que mejora el estéreo y refuerza los bajos, pudiendo activarla y desactivarla tan solo pulsando el botón. Hay que decir que cuando estaba activa la percepción del sonido mejoraba bastante.

Como conclusión, los Altec Lansing iM600 son una gran opción si queremos unos altavoces que queramos llevar de arriba a abajo, son plegables, tiene un peso reducido (menos de 1 kilo) y una buena calidad de sonido, con distorsiones solo cuando ponemos el volumen al máximo. Como principal pega tenemos su elevado precio, unos 150 euros, que lo ponen fuera del alcance de muchos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio