Compartir
Publicidad
Publicidad

Unas cuantas pistas sobre qué demonios es realmente Magic Leap

Unas cuantas pistas sobre qué demonios es realmente Magic Leap
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Magic Leap es una compañía singular. Sin enseñarnos mucho, ha logrado cautivar a mucha gente. Su promesa de mezclar lo real y virtual en un mismo espacio dice que cambiará cómo hemos visto hasta ahora la realidad aumentada. Buena debe de ser cuanto una empresa como Google decide invertir en ella 542 millones. Poco sabemos de ella y la información nos cae con cuenta gotas.

La última información es la experiencia de alguien que ha tenido la oportunidad de probarlo. Sin fotos, solo con impresiones en texto, nos ayuda a intentar saber un poco más qué es eso de Magic Leap y qué hace que los gigantes de la tecnología se interesen por él. No se ve, todavía, pero las impresiones son muy positivas.

Fundiendo lo virtual sobre lo real

Magic Leap tiene más de realidad aumentada que Gear VR pero a su vez tiene más elementos virtuales que Google Glass. Un cruce de caminos al que parece que solo se acercan ellos y Microsoft con la interfaz que presentaron hace poco. A día de hoy, la tecnología que ofrece esta startup instalada en Florida se compone de unas gafas y un mando.

Unas gafas que, por lo que explican, son lo suficientemente aparatosas como para darnos a entender que en factor forma parecen un casco de realidad virtual. Una vez nos las hemos puesto podemos ver todo lo que nos rodea pero también, superpuestas, imágenes virtuales que se proyectan delante de nuestros ojos y, según nos explican, se funden con bastante precisión.

Hasta ahora habíamos visto que casi toda la tecnología se basaba en gafas estereocópicas donde se cruzan dos imágenes bidimensionales para, al mostrarlas tan cerca de los ojos, dar la sensación de profundidad. Según explican aquí se hará de una forma parecida pero con haces de luz y no con pantallas que, a través de cámaras, nos muestren que tenemos delante.

¿Cuándo estará disponible? Un enigmático “no está lejos” nos sirve de referencia. Probablemente quede todavía tiempo para que veamos una solución comercial y quizá a lo largo del año se muestren los primeros prototipos. Mucha expectación ante una tecnología que nunca ha terminado de cuajar: la realidad aumentada.

Vía | Technology Review

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos