Compartir
Publicidad

Las grandes discográficas ponen el modo gratuito de Spotify en su punto de mira

Las grandes discográficas ponen el modo gratuito de Spotify en su punto de mira
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando tú vas a la compra y adquieres una barra de pan, tienes que pagar una cantidad determinada que fija la panadería. Con Spotify el modelo es distinto: el dinero que pagan a los propietarios de los derechos de las canciones depende de sus beneficios. El 30% de las ganancias se las queda Spotify, mientras que el 70% restante se reparte entre los artistas en función del número de reproducciones y otras variables. Obviamente, las grandes discográficas quieren entonces que dicho 70% sea lo más alto posible.

Por eso no resultan extrañas las quejas que recogen el Financial Times y la revista Rolling Stones. Los primeros dicen que Universal está aprovechando las negociaciones con Spotify para obligarles a realizar cambios en el servicio gratuito que ofrecen. Los segundos citan a fuentes de algunas discográficas que vienen a decir lo mismo: "necesitamos acelerar el crecimiento de los suscriptores de pago".

El streaming gratuito les resta ventas según ellos

En el caso de Universal, y según el FT, opinan que el hecho de que Spotify se pueda escuchar de forma gratuita con anuncios y sin otro tipo de limitaciones afecta negativamente a la venta de música en tiendas digitales. Para la discográfica, la solución no es eliminar el modo gratuito (que ven como una buena forma de captar más clientes de pago) sino introducir limitaciones adicionales que animen a los usuarios a querer pasar por caja. En la misma línea hablaba Lucian Grainge, CEO de Universal, hace unas semanas.

A finales de 2014, Sony Music defendía un discurso similar: "La pregunta aquí es qué están quitando a quién los servicios gratuitos de suscripción con anuncios y hasta qué punto podemos hacer crecer los servicios de pago", decía el director financiero de la discográfica. Desde Warner, unas semanas después, agradecían el esfuerzo de los servicios gratuitos (por ejemplo, Youtube) por dar el salto a las suscripciones de pago.

Y no sólo hablamos de discográficas: en su día fue muy comentada la salida de Taylor Swift de Spotify. La cantante explicaba entonces que "la música no debería ser gratuita" puesto que "hay que pagar por las cosas valiosas". Además, y junto a la piratería y la compartición de archivos, listaba el streaming de música como una de las razones por las que cada vez se venden menos discos.

Desde Spotify, y a pesar de estas protestas, se mantienen firmes: "Sin el gratis, las suscripciones de pago nunca habrían tenido éxito", asegura Jonathan Foster (director de Spotify en los países nórdicos), que a su vez presume de que "Spotify está monetizando a gente que nunca había sido monetizada antes", en referencia a la gente que descarga música.

Precisamente a comienzos de marzo surgía otro rumor que está bastante relacionado con este asunto: el supuesto servicio de streaming de música bajo suscripción en el que Apple está trabajando no tendrá una versión gratuita. En su lugar, aseguran que la compañía que dirige Tim Cook está negociando con las discográficas para rebajar el premio de la versión completa a 7,99 dólares, una cuota menor que la que ofrecen sus competidores. De nuevo, destacar que todo esto son rumores y habrá que esperar a que los de la manzana mordida muevan ficha.

El streaming, en mejor forma que nunca

Promusica

¿Por qué este repentino interés de las discográficas en poner límites e intentar rentabilizar al máximo el streaming de música? En febrero publicábamos el informe anual de Promusicae, en el que por primera vez, desde 2001, las ventas de música dejaban de caer. Mientras que otros formatos se mantenían en cifras similares a las de otros años, el streaming crece imparable: en 2014 facturó 47,251 millones de euros en España, un 36,3% más que en 2013.

Por desgracia, no desglosan qué parte de los ingresos procede de publicidad y qué parte de las suscripciones en sí. Aunque empezó siendo gratuito con anuncios, durante algún tiempo Spotify puso límite al número de horas de música que se podían escuchar con este plan. A finales de 2013, decidieron volver a su estrategia original: música gratis a cambio de anuncios, y servicio premium sin anuncios y con streaming en el móvil por 9,99 euros. Según las últimas cifras de Spotify, poseen 60 millones de usuarios activos cada mes, siendo 15 millones de ellos suscriptores.

Imagen | Philippe Put
En Xataka | Taylor Swift apunta al comienzo de la rebelión de los músicos contra Spotify

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos