Compartir
Publicidad

¿Es el momento de matar a Internet Explorer para Microsoft?

¿Es el momento de matar a Internet Explorer para Microsoft?
102 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace diez años sería imposible plantear esa pregunta. Firefox acaba de nacer y parecía un proyecto prometedor pero que difícilmente podría competir con un Internet Explorer omnipresente. Según NetApplications, la cuota del navegador de Microsoft era de más del 91% a nivel global. Nueve de cada diez personas que navegaban por Internet entonces lo hacían probablemente con Internet Explorer 6 (glub).

Pero la cosa fue cambiando. Firefox fue comiéndole cuota a IE hasta que apareció un Chrome que acabó alcanzando y superando a los dos. Microsoft acabó ofreciendo versiones de Internet Explorer mucho más completas en los últimos tiempos, pero eso no ha sido suficiente, y de hecho ahora la situación del navegador de los de Redmond es muy confusa. Tanto que se plantean alternativas interesantes.

¿Dos mejor que uno?

Cuando oímos el nombre en clave "Spartan", todos lo asociamos a la versión de Internet Explorer que acabaría integrándose con Windows 10. Sin embargo todo apunta ahora a una estrategia curiosa: los desarrolladores de Microsoft podrían estar trabajando no en uno, sino en dos navegadores distintos para el nuevo sistema operativo.

Internet Explorer Spartan Microsoft 2

Así pues, por un lado mantendríamos (teóricamente) Internet Explorer -aunque probablemente sin nueva versión, y con mejoras mínimas-, pero por otro nos encontraríamos con el nuevo navegador por defecto de Microsoft, cuyo nombre en clave definitivo no se conoce -bautizarlo con ese mismo nombre parece contradictorio- y que se trataría de un concepto muy diferente.

Como ya revelaban nuestros compañeros de Xataka Windows, parece que Spartan mantendrá tanto el motor JavaScript (Chakra) como el motor de renderizado (Trident, nada de WebKit a pesar de los rumores). Sin embargo habrá cambios en su aspecto externo y sus funcionalidades, y parece que nos enfrentamos a un concepto muy cercano a las últimas versiones de Firefox y sobre todo al navegador de Google, Chrome.

Aquí empiezan a surgir las dudas, claro: ¿para qué mantener dos navegadores? La compatibilidad hacia atrás es la única excusa realmente válida, algo que también comenta Mary Jo Foley en ZDNet: muchos desarrollos web podrían no funcionar del todo finos en el nuevo navegador, y Microsoft se aseguraría así que al menos durante la etapa de transición los usuarios pudieran tener la garantía de que sus servicios seguirían pudiendo usarse a través de Windows 10 y de esa versión tradicional de Internet Explorer.

Imaginando un Windows 10 sin Internet Explorer se antoja difícil

Puede que en realidad el problema de la compatibilidad hacia atrás no sea tal en Spartan. Dado que Microsoft plantea mantener esos dos pilares básicos del navegador, las diferencias con respecto a su antecesor se centrarían probablemente en su aspecto exterior.

Windows 10 2

Más dudas quedan respecto a esa relevancia que al parecer se dará en Spartan a lo "ligero" que podría ser el nuevo desarrollo, lo que probablemente implicaría una nueva concepción a nivel interno que desde también forzaría a mantener, como decíamos, a Internet Explorer 11 como garantía de una transición suave.

Esa situación se antoja confusa para los usuarios convencionales: ¿cómo resolverá Microsoft ese navegador de dos cabezas? ¿Mantendrá Spartan como navegador por defecto y tendrá una opción "Ver esta web con IE" desde el menú? ¿O hará lo inverso y dará de momento preferencia a su desarrollo actual? La primera alternativa (o una variación de la misma) parece la más probable a corto plazo.

En cualquier caso, parece difícil ver desaparecer a IE del panorama a corto plazo, y puede que Microsoft plantee la llegada de Spartan como una alternativa más para navegar bajo Windows 10. De este modo los usuarios simplemente verán al nuevo desarrollo como una opción más junto a desarrollos ya consolidados como Chrome, Firefox, Safari u Opera, por citar los más relevantes en el mercado actual.

Atentos al 21 de enero, ¿versiones para iOS y Android?

Microsoft ha confirmado que el próximo 21 de enero de 2015 habrá un evento de presentación de la nueva versión preliminar de Windows 10. En ella probablemente conozcamos detalles sobre funcionalidades como Continuum o la integración final de Cortana como asistente de voz, y pero no está claro que podamos conocer más datos sobre el futuro de Internet Explorer en Windows o de Spartan, ya que su desarrollo aún estaría en fases muy prematuras.

Windows 10 Evento

Entre las incógnitas que rodean a Spartan está la de su adaptación a la plataforma móvil. El navegador de Microsoft para sus terminales Windows Phone podría tener un futuro complicado ante este desarrollo, que teóricamente debería tomar el relevo de forma definitiva para convertirse en referente de futuro.

Pero junto a ese protagonismo tanto en los Windows de sobremesa como móviles está su posible adaptación a otras plataformas. Microsoft ya ha dado pasos importantes para ofrecer sus aplicaciones y servicios en iOS y Android, y puede que Spartan también acabe llegando como alternativa a estos dos sistemas operativos móviles. Probablemente tenga muy difícil lograr robarles cuota de mercado a ambos al menos a corto y medio plazo, pero si este navegador es tan ambicioso como parece, puede que las tornas cambien a largo plazo.

En Xataka | Firefox, el auténtico viejo rockero de la web que nunca muere

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio