Compartir
Publicidad
Publicidad
Ryzen 7 1700X y 1700, análisis: hay vida (y más barata) más allá de Intel si no quieres solo jugar
Análisis

Ryzen 7 1700X y 1700, análisis: hay vida (y más barata) más allá de Intel si no quieres solo jugar

Publicidad
Publicidad

Los nuevos Ryzen 7 quedan completos con los procesadores 1700X y 1700 que también hemos probado ya en Xataka. Esos procesadores siguen ofreciendo 8 núcleos y 16 hilos a menores frecuencias que el 1800X de gama alta, pero con buen comportamiento en tareas donde se trabaja con más de un hilo y precio muy interesante. Aquí tienes su análisis completo.

La familia Ryzen 7 al completo

A la espera de que el próximo mes lleguen al mercado los Ryzen 5 con seis y cuatro núcleos, comprar un Ryzen de AMD supone apostar por un equipo multipropósito donde vamos a realizar tareas exigentes al mismo tiempo usando varios hilos a la vez. Toda la familia Ryzen 7 ofrece al usuario una configuración con 8 núcleos y 16 hilos a diferentes frecuencias de trabajo según nuestras exigencias.

Con todos sus procesadores Ryzen 7 ofreciendo 8 núcleos y 16 hilos, la review del 1700X y 1700 nos aclarará cómo de competitivos son frente a sus rivales de Intel y entre ellos mismos, pues hay diferencia de precio

En este análisis de los Ryzen 7 1700X y 1700, modelos que quedan por debajo del 1800X que ya hemos probado para vosotros, queremos comprobar cómo cambia en las mismas condiciones y pruebas el rendimiento del equipo cuando la frecuencia de los núcleos se reduce. También lo hace el precio, por lo que es interesante poner cifras en variación de rendimiento a la bajada de precio de cada uno de esos nuevos procesadores de AMD.

Ryzen 7 1800X

Ryzen 7 1700X

Ryzen 7 1700

Núcleos/Hilos

8/16

8/16

8/16

Frecuencia Base

3,6 GHz

3,4 GHz

3 GHz

Frecuencia Boost

4 GHz

3,8 GHz

3,7 GHz

Caché L3

16 MB

16 MB

16 MB

TDP

95 W

95 W

65 W

Precio

569 euros

439 euros

369 euros

La diferencia de precio entre el modelo más completo y el Ryzen 7 1700 es de 200 euros actualmente (a sumar también el gasto en el disipador, que salvo en este modelo, os recuerdo que no va incluido en los nuevos Ryzen 7), contando con los mismos núcleos e hilos pero rebajando la frecuencia base hasta los 3 GHz y la boost algo menos, hasta 3,7 GHz. También el TDP se reduce sustancialmente.

Con el 1700X las diferencias son menores en frecuencia y nos ahorramos más de 120 euros, algo a tener muy en cuenta si queremos optimizar el rendimiento que conseguimos a cambio del dinero que pagamos.

Ryzen 7 1700X antes de colocarlo

Si comparamos la gama completa Ryzen con los chips Intel más parecidos en precio y/o características, ésta sería la imagen, donde vemos que el rey para jugar, el i7-7700K, está incluso a menor precio que el Ryzen 7 1700, aunque queda muy lejos si vamos a optar por usos y aplicaciones que requieran no tanto de frecuencias altas como de núcleos e hilos. Ahí, los modelos de Intel equivalentes no pueden competir por precio.

Ryzen 7 1800X

Ryzen 7 1700X

Ryzen 7 1700

Intel Core i7-7700K

Intel Core i7-6800K

Intel Core i7-6900K

Núcleos/Hilos

8/16

8/16

8/16

4/8

6/12

8/16

Frecuencia base

3,6 GHz

3,4 GHz

3 GHz

4,2 GHz

3,4 GHz

3,2 GHz

Frecuencia Boost/Turbo

4 GHz

3,8 GHz

3,7 GHz

4,5 GHz

3,8 GHz

3,7 GHz

Caché L3

16 MB

16 MB

16 MB

8 MB

15 MB

20 MB

TDP

95 W

95 W

65 W

91 W

140 W

140 W

Precio

569 euros

439 euros

369 euros

345 euros

429 euros

1099 euros

Socket AM4 y SenseMI

Los dos procesadores Ryzen 7 1700X y 1700 usan el nuevo socket AM4, pensado para durar varias generaciones de procesadores según AMD. Como en el caso del modelo 1800X , la versión 1700X viene sin disipador, por lo que es una compra que debes realizar por separado. Si optas por el 1700 sí que trae el sistema de refrigeración Wraith Spire de AMD para sus Ryzen. También has de tener en cuenta que en el caso de los tres chipsets AM4, A320, B350 y X370, solo están permitidas configuraciones de RAM de doble canal.

Basado en la arquitectura ZEN, de 14 nm, los nuevos chips apuestan por la eficiencia y multihilo independientemente de la gama. La tecnología SenseMI, de la que ya os hemos contado ampliamente en la review del Ryzen 7 1800X, se vale de sensores que controlan temperatura y consumo para poder ofrecer un TDP bastante bajo y adaptar las tareas del procesador de manera más eficiente.

También incluyen el modo boost, ajustando la velocidad del reloj en incrementos de 25 MHz. En el caso del procesador 1700X, se incluye la tecnología XFR. Con ella dos núcleos a la vez pueden subir hasta un máximo de 100 Hz su frecuencia de funcionamiento (por encima de la de boost) pero solamente se aplicará cuando el chip detecte que el sistema de refrigeración montado es adecuado para soportar el aumento de temperatura.

Socket AMD AM4

Estos dos nuevos procesadores, como toda la familia Ryzen, vienen con el multiplicador desbloqueado de serie, lo que abre la posibilidad de que podamos elevar tanto voltaje como frecuencias de núcleos y memoria para ganar algo de rendimiento.

Esta facilidad para mejorar el rendimiento casi sin conocimientos, pues la propia aplicación nos guía y ayuda, resulta interesante para usuarios que desean iniciarse en el overclocking en su equipo o arañar algunos fps en determinados juegos y circunstancias. En todo caso, hay que tener las precauciones y consideraciones habituales de desgaste, consumo y temperatura de funcionamiento que ocurren cuando realizamos overclocking, por muy controlado que quede.

Equipo y configuración de prueba

Para la prueba de los nuevos procesadores Ryzen 7 1700X y 1700 hemos usando el mismo equipo base que con el modelo de gama más alta. La placa base es una Gigabyte GA-AX370-Gaming 5 mientras que la memoria RAM es una Corsair 2 x 8 GB DDR4-3000 configurada para la prueba a 2400 MHz.

Todos los componentes han sido actualizados a los últimos drivers, incluida la placa base de prueba. Como sistema operativo hemos usado Windows 10 desde una instalación limpia con las últimas actualizaciones disponibles en el momento de la prueba. Para las pruebas de rendimiento hemos usado el perfil de potencia de "alto rendimiento", recomendación de AMD para que parte de las tecnologías asociadas a SenseMI puedan responder a cargas de trabajo variables de forma rápida.

Equipo de pruebas

La configuración la completan la gráfica Nvidia GTX 1080 y un SSD M.2 de Samsung de 1 TB de capacidad. Para la refrigeración hemos usando la solución de Noctua para los nuevos Ryzen. En el caso de los procesadores Intel, salvo la placa base y procesador, el resto de componentes han sido los mismos.

Temperatura de funcionamiento y consumo

Mientras el procesador Ryzen 7 1700X marca en su ficha técnica un TDP de 95 W, el mismo que el 1800X, el modelo 1700 lo rebaja hasta los 65 W, una cifra bastante baja para un procesador de 8 núcleos y 16 hilos.
Tal y como hicimos con el modelo 1800X de Ryzen 7, comprobamos en nuestro equipo de prueba el consumo real de estos dos chips según nuestra configuración. Las mediciones se realizan tomando consumos medios en modo reposo (PC solo encendido y realizando las tareas en segundo plano de Windows 10), uso ofimático y de navegación con un 30-40% de carga de CPU, y por último, una intensiva donde realizamos una conversión de vídeo 4K con Handbrake poniendo la CPU cerca del 100% de carga de trabajo.

Cuando analizamos el Ryzen 1800X nos sorprendió el buen hacer de este procesador con las temperaturas. Incluso en los benchmarks más exigentes o con test de juegos, los sensores de la CPU no marcaban más allá de 65 grados, sin contar los 20 que AMD dice elevar de forma automática para permitir un control más fiable del overclocking automático.

Ese buen comportamento se mantiene en los modelos Ryzen 7 1700X y 1700, con temperaturas incluso más bajas en reposo (apenas 35 grados nos ha marcado el Ryzen 1700 según los sensores) y bastante conseguidas en juegos y test de alto rendimiento.

Pruebas de rendimiento del Ryzen 7 1700X y 1700

Una vez medidas las temperaturas de funcionamiento y consumo, pasamos a los test sintéticos y pruebas varias para conocer el rendimiento real de los Ryzen 7 1700X y 1700 en nuestro equipo de pruebas. Los resultados los enfrentamos tanto a los que obtuvimos con el Ryzen 7 1800X como con los Intel que hemos podido probar en las mismas condiciones: i7-7700K (referencia para jugadores en la actualidad) y Core i7-6900K (equivalente en núcleos e hilos).

Pruebas sintéticas y con aplicaciones

La comparativa la iniciamos con dos pruebas de Javascript que nos van a proporcionar una idea del rendimiento del equipo en tareas de navegación web y HTML5, todas ellas poco exigentes.

Tanto en la prueba con Octane como con Kraken, los tres procesadores de AMD ofrecen un excelente rendimiento. No será en estas pruebas donde puedan dar lo mejor, pero para tareas no muy exigentes ya sabemos que elegir cualquiera de los tres Ryzen 7 nos garantiza una buena experiencia en el día a día.

Si pasamos al test con CineBench R15, los resultados en Single Core vuelven a poner de manifiesto el poder de la alta frecuencia de los núcleos del 7700k, pero también dejan en buen lugar a los Ryzen 7 cuando las pruebas usan todos los núcleos disponibles. En este caso el Ryzen 1700X también supera al 6900K de Intel.

Otra de las suites para medir el rendimiento de forma sintética es PCMark8, con test como el Work donde la frecuencia destaca como elemento más importante, mientras que en Home o Creative los núcleos e hilos toman ventaja. Y es de nuevo donde los Ryzen, incluso el más modesto 1700, ofrecen un gran valor para tareas exigentes por el dinero que pagamos.

Si nos centramos ahora en 3DMark, con sus test Time Spy, Firestrike Ultra y FireStrike, así es como quedaría la lucha concreta entre los nuevos Ryzen 1700X y 1700 comparado con el Ryzen 7 1800X y el Core i7-6900k, el modelo de Intel con la misma configuración de núcleos/hilos.

Otro test donde podemos valorar el nivel de competencia del Ryzen 7 1700X y 1700 en el trabajo usando un solo núcleo o todos ellos, es el CPU-Z Benchmark.

Toca pasar a pruebas donde podamos cuantificar el rendimiento en tareas reales como compresión de archivos o codificación/decodificación de vídeo. Para este test realizamos dos comparativas: una compresión de una serie de archivos con Winrar y una conversión de vídeo con Handbrake. Para la prueba de compresión, el reto requiere que el procesador se encargue de comprimir 560 MB distribuidos en 2801 archivos dentro de 168 carpetas. Para ello usamos WinRar.

En cuanto al test con vídeo, recurrimos a Handbrake para convertir un vídeo de 15 minutos UHD H.265 a H.264 MKV. En este test las diferencias, medidas en fps, son más reducidas entre los tres procesadores principales que estamos comparando.

Ryzen 7 1700X y 1700 para jugar, pruebas de rendimiento

El punto flaco de los nuevos AMD Ryzen, salvando algún caso concreto, está siendo su rendimiento con juegos. Un menor IPC tiene la culpa. Pero que queden por debajo en fps de una bestia optimizada para jugar como el i7-7700k de Intel no debe enmascarar que los nuevos Ryzen, desde el 1800X hasta el 1700 a secas, no desentonan en el mercado si estás buscando optimizar el dinero invertido sin renunciar a un juego fluido (y que mejora con la resolución).

Nos queda por ver cómo evolucionan cuando algunos problemas con memorias RAM queden solucionados, o tras la llegada de las próximas gráficas de la compañía, pues con Vulkan y altas resoluciones, la diferencia con los chips de Intel es más reducida que en 1080p. Merecerá entonces la pena regresar a estas pruebas para ver si algo cambia.

Mejora del overclocking en el Ryzen 7 1700X

Como ya hicimos con el Ryzen 1800X, recurrimos a la herramienta de AMD para realizar de forma controlada y sencilla overclocking. En el caso del modelo Ryzen 7 1700X creamos un perfil lo más estable posible (voltaje a 1.45V y frecuencia a 3,9 GHz) y aplicándolo hemos conseguido de media unos 7-8 fps extras en juegos como The Division, cuyo test interno es el que usamos en los casos de prueba de mejora de rendimiento con overclocking en juegos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos