Compartir
Publicidad
¿Tiene la PS4 Pro un cuello de botella debido a su CPU? Algunos desarrolladores hablan ya de problemas
Videojuegos

¿Tiene la PS4 Pro un cuello de botella debido a su CPU? Algunos desarrolladores hablan ya de problemas

Publicidad
Publicidad

El lanzamiento de la PS4 Pro nos descubrió por fin los detalles de la que es la consola más potente de la historia de Sony. Los 4,2 TFLOPs de su GPU ofrecen margen suficiente para disfrutar de juegos 4K (la mayoría, eso sí, no nativos) y también de soporte de un modo 1080p60 consistente para aumentar la calidad visual de los videojuegos actuales y los que estén por venir.

Esa potencia de la GPU podría enfrentarse a un problema sorpresa: la CPU de la PS4 Pro sigue siendo la misma que la de la original, algo que podría convertirla en un cuello de botella para el rendimiento general de los videojuegos. Algunos desarrolladores ya nos hablan de cómo juegos como 'Rise of the Tomb Rider' muestran esas limitaciones.

La CPU plantea potenciales limitaciones

Sony ha mantenido la CPU Jaguar de 8 núcleos de la PS4 original y también los 8 GB de memoria GDDR5, pero lo que sí ha hecho es darle una vuelta de tuerca a las frecuencias de reloj que gestionan ambos componentes. El procesador funciona a 2,1 GHz en lugar de los 1,6 GHz, y la memoria también va a mayor velocidad, algo que también proporciona un mayor ancho de banda en la transmisión de datos a y desde este componente.

Ps4 Pro 2

El problema está en que esas mejoras podrían no ser suficientes para ciertos juegos muy exigentes. En medios como Eurogamer comentaban cómo la mayoría de los juegos se centrarán en un proceso de upscaling ya conocido como checkerboard rendering del que habían hablado anteriormente en ExtremeTech, y la idea era la misma: los desarrolladores podrían acceder a ese modo 4K en sus juegos sin que la carga de esfuerzo para la GPU fuera demasiado alta para sus posibilidades.

Que el soporte 4K no sea totalmente nativo no quiere decir que no haya diferencias apreciables: quienes tengan un televisor 4K seguramente noten la diferencia gracias a ese escalado, y también será determinante el soporte HDR que bien aplicado -aquí cada pantalla es un mundo- también aporta mejoras visuales notables al contenido.

Modos distintos, experiencias distintas

El problema es que la CPU de la consola podría convertirse en un cuello de botella para los videojuegos más exigentes. En el evento PlayStation Meeting los responsables de Crystal Dynamics -creadores de 'Rise of the Tomb Raider'- explicaron cómo han creado tres modos visuales distintos para el juego en su versión PS4 Pro.

Ps4 Pro 4k

El primero de ellos es el modo 4K30 con soporte HDR, el más impactante a nivel visual por esa resolución aunque la fluidez baja. También hay un modo 1080p30 que sitúa los ajustes de calidad al máximo.

Por último tenemos el modo 1080p sin bloqueo de tasa de fotogramas que hace que el juego varía en esa fluidez y se sitúe en un rango de entre 40 y 60 fotogramas por segundo. ¿Por qué esa tasa tan variable? Los analistas creen que el problema es la CPU. Curiosamente ese debate no es nuevo, y ya se produjo con la PS4 original hace tres años.

La memoria, también en duda

De hecho un análisis paralelo en el que comparaban el rendimiento de este juego frente a un PC potente pareció dejar clara otra limitación: los 8 GB de memoria unificada de sistema no son suficientes para tratar convenientemente las texturas 4K.

Al comprobar esas versiones los analistas indicaron que "en el caso de Tom Raider no es ninguna sorpresa que la versión para la PS4 ofrezca recursos similares a los del juego en la Xbox One, equivalentes a la configuración con alta calidad de texturas en el PC".

Es evidente que la PS4 Pro ofrece un margen de maniobra importante a los desarrolladores, pero resulta sorprendente que esa CPU y la memoria puedan convertirse en un cuello de botella a la hora de ofrecer las máximas resoluciones o tasas de fotograma sostenidas y fluidas. Se espera que Sony ofrezca más detalles técnicos sobre todo lo que rodea a la PS4 Pro y sus modos de escalado en las próximas semanas, y será entonces cuando podamos comprender si efectivamente esa poderosa GPU puede no ser garantía suficiente para ese salto de calidad que muchos esperan de la PS4 Pro.

En Xataka | PS4 Pro, PS4, Xbox One S, Xbox Scorpio... decidir qué consola comprar está más difícil que nunca

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos