Compartir
Publicidad
Lo retro triunfa: la gente que ama las viejas consolas está creando nuevos juegos para ellas
Videojuegos

Lo retro triunfa: la gente que ama las viejas consolas está creando nuevos juegos para ellas

Publicidad
Publicidad

La nostalgia es un poderoso argumento de venta. Y si no que se lo digan a la NES Mini esa consola que ahora mismo es complicado conseguir por la brutal demanda y que hemos analizado recientemente en Xataka. El éxito ha llevado a resucitar otras viejas consolas, pero no vuelven solas.

Lo cierto es que el amor por estas máquinas ha hecho que sus comunidades de usuarios las mantengan con vida gracias a una actividad ferviente que está yendo más allá desde hace tiempo: hay quien se dedica a programar nuevos juegos para estas viejas consolas y los distribuye en esos cartuchos originales. Alucinante.

Alguien está programando hoy en ensamblador para la Mega Drive

Es el caso de 'Tanglewood', un juego para la Sega Mega Drive (también conocida como Sega Genesis) que llegará en noviembre de 2017 y cuyo desarrollador, un británico llamado Matthew Phillips, lleva cinco años trabajando en él.

Para este devoto usuario de la Mega Drive el proyecto le devuelve a su niñez, y está siguiendo todos los pasos que seguiría un desarrollador de la época para llevar a cabo el proyecto. De hecho se compró una consola para desarrolladores que tardó un año en poder usar. Tuvo que comprar diversos cables y componentes, además de los manuales e incluso una licencia software para poder usar esa consola legalmente.

El juego, afirma Phillips, es un juego de plataformas que se inspira en 'Limbo' y en la versión original del juego 'El Rey Leon' que apareció para las Mega Drive. El desarrollo está siendo comentado frecuentemente y con todo lujo de detalles en un blog que relata cómo es eso de programar en lenguaje ensamblador.

El juego de hecho ya se está comenzando a poder reservar a través de Kickstarter (40 o 50 libras según invirtáis antes o después), y Phillips espera que este juego sea el detonante de una tendencia que haga que más y más juegos sean desarrollados para las viejas consolas. En realidad esa tendencia existe.

Juegos de hoy para consolas de antes de ayer

El caso de 'Tanglewood' es de hecho un ejemplo más de cómo programadores y desarrolladores que disfrutaron de aquellas viejas consolas quieren volver a recuperar el encanto que tenían dichas máquinas. Qué mejor manera de hacerlo que a través del desarrollo de nuevos juegos.

Es a lo que se dedican empresas que hacen juegos retro como Good Deal Games y Piko Interactive. Es lo que nos contaba este artículo de la revista Animal en el que se hablaba de cómo sus desarrolladores estaban creando juegos para la Atari, la Super Nintendo o incluso la Virtual Boy.

Michael Thomasson, creador de Good Deal Games, se hizo famoso por lograr el Record Guinnes como el mayor coleccionista de videojuegos del mundo (tenía 12.000 a principios de 2014), y su afición por este mercado es tan sorprendente que a pesar de haber puesto en marcha este proyecto, no cobra ni un euro por él: todo lo que se ingresa se reinvierte para desarrollar nuevos títulos.

Por su parte Eleazar Galindo es un joven nacido en México que ha acabado colaborando con Thomasson tras crear Piko Interactive y desarrollar juegos para la Atari Jaguar, la NES, la Super NES, la Sega Mega Drive (Genesis) o la Gameboy Advance. Los juegos no son precisamente baratos —35 dólares por un juego para la Mega Drive, 75 dólares si quieres el 'Custodian' para la Atari Jaguar— pero lo cierto es que ese nicho de mercado tiene sus adeptos.

Incluso consolas casi de coleccionista como la Nintendo Virtual Boy han sido recuperadas para este tipo de propósito. Solo se comercializaron 22 juegos para dicha "rareza", pero la comunidad online Planet Virtual Boy está formada por fans de una plataforma para la que han acabado creando nuevos juegos como 'Mario Combat' o 'Death Chase'.

Uno de ellos, apodado Thunderstruck, afirmaba que la Virtual Boy "tiene un gran potencial sin usar, ya que fue cancelada muy pronto. Añadir nuevos juegos a su biblioteca hace que sintamos que se está haciendo un poco más de justicia a esta consola". Este desarrollador alemán gana algo de dinero con su juego para la VB, 'Faceball', pero como él mismo comenta, la razón no es el dinero, sino lograr recuperar el encanto de estas plataformas.

Genesis1

Hay otras empresas formadas explícitamente para este propósito, y Super Fighter Team está dedicada a que la Sega Mega Drive siga teniendo el mismo encanto —o más— que el pasado. Juegos como 'Beggar Prince' vendieron 1.500 copias, algo que superó todas sus espectativas, y desde entonces se han dedicado a desarrollar 11 juegos.

Brandon Cobb, el creador de ese proyecto, comentaba como todos los que están en este segmento comparten una idea: "hay algo de arte y de disciplina al crear juegos para máquinas con un hardware limitado. No puedes sobresaturar en contenido, y no puedes meter una banda sonora con licencia en lugar de una banda sonora digital hecha a mano. Para hacer algo realmente grande tienes que trabajar mucho, y hacerlo además de corazón. Eso es lo que un montón de jugadores quieren seguir viendo, y estamos encantados de poder ofrecérselo".

La experiencia retro original es distinta a la emulación

Los que disfrutan de estos juegos también lo hacen de una forma distinta. Pasa algo similar a los que siguen enamorados de los vinilos —un formato que por cierto vuelve a estar en alza, sea postureo o no—: la experiencia es totalmente distinta.

Neogeo

Es lo que explicaban en Gaming Rebellion, donde un usuario contaba su propia experiencia en el mundo de los videojuegos y cómo lo que él buscaba era poder disfrutar de los juegos de antaño en las plataformas de antaño.

La emulación que es válida para muchos usuarios no lo era para él, y como muchos otros acabó convirtiéndose en un seguidor de la retroinformática. Se compró viejas consolas con sus periféricos y las conectó a viejas teles con viejos cables porque eso es lo que precisamente quería. Sin contar el hecho de que podía jugar a esos juegos de forma legal porque los había comprado físicamente, otra de las críticas que se pueden hacer al segmento de la emulación en el que el tráfico de ROMs es indiscriminado. Para ese usuario:

Cuando usas un emulador para jugar a la imagen ROM desde una lista digital, el alma del juego se pierde. A lo que estás jugando es a una copia de lo que aquello fue. [...] Usar el hardware original no solo te ayuda a construir un puente con tu pasado, sino que te permite vivir en el presente y en ese pasado al mismo tiempo. Es como una máquina del tiempo que solo puede ser creada con la autenticidad del hardware original. No hay código, por preciso que sea, que pueda replicar eso.

Ese es el sentir general de una comunidad que poco a poco va ganando más adeptos y que milagrosamente está rescatando del pasado plataformas que se resisten a caer en el olvido. Bendita nostalgia, amigos lectores. Bendita nostalgia.

En Xataka | No necesitas la Nintendo Classic Mini: la Raspberry Pi te ofrece eso y más

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos