Compartir
Publicidad
Así es como Sony defiende los avances y ausencias en las nuevas PS4 y en las PS4 Pro
Videojuegos

Así es como Sony defiende los avances y ausencias en las nuevas PS4 y en las PS4 Pro

Publicidad
Publicidad

La presentación de las nuevas PS4 y sobre todo de las PS4 Pro ha sido todo un golpe en la mesa de Sony, que ha adoptado una estrategia muy distinta de la de Microsoft a la hora de impulsar sus consolas de videojuegos.

Para comentar ese lanzamiento tuvimos la oportunidad de hablar con Masayasu Ito, vicepresidente ejecutivo de Sony Computer Entertainment Inc. y uno de los principales artífices de esa estrategia en la que las consolas de su empresa se postulan como la compañía perfecta de aquellos jugadores que quieren comenzar a aprovechar sus pantallas 4K con HDR y, claro está, los llamativos contenidos y juegos de realidad virtual.

Así empezó el desarrollo de la PS4 Pro

Las nuevas consolas de Sony son una iteración muy bien pensada de los modelos originales, y en lugar de buscar grandes cambios a nivel hardware -como sí parece que hará Microsoft con su proyecto Scorpio- han preferido ser conservadora y mantener buena parte de las prestaciones actuales o mejorarlas en apartados clave como el citado soporte 4K que, cuidado, no es completo.

Ps4 Pro Xbox One S

Curiosamente el desarrollo de la PS4 Pro comenzó poco después de que la PS4 saliera al mercado. Masayasu Ito nos explicaba las razones por las cuales Sony había decidido lanzar estos dos nuevos modelos de su consola original en mitad del ciclo de vida tradicional de las consolas. Primero nos hablaba del caso de la nueva PS4, que seguía un patrón ya conocido en Sony:

Lo hicimos por nuestras propias razones. En el caso de la nueva PS4, la idea era mantener la tradición de la PlayStation de tener una consola más pequeña y más eficiente en costes dentro de la vida de la consola.

La cosa era algo distinta con el modelo más ambicioso, del que Ito destacaba que pretendía ofrecer una competencia mucho más directa con el PC de toda la vida. Nuestros compañeros de VidaExtra ya mencionaban ese argumento en boca de Andrew House, máximo responsable de Sony Interactive Entertainment, y el Sr. Ito incidía también en esa circunstancia:

Con la Pro el desarrollo empezó ya en 2014, solo un año después del lanzamiento de la PS4. El ciclo de vida de la consola es largo, así que tener el mismo hardware, sobre todo al final –y especialmente para los que buscan hardware de alto nivel-, es problemático para mantener a los clientes satisfechos, así que se decidió tener una consola de alta gama para satisfacer a esos usuarios.

Sony nos explica qué tipo de soporte 4K podemos esperar de la PS4 Pro

Cuando se anunció la PS4 Pro se hizo uso extensivo de la palabra 4K para destacar el soporte de ese tipo de contenidos en la consola. Sin embargo pronto se intuyó que ese soporte no sería completo ni nativo en todos los juegos. Puede que la PS4 Pro cuente con una GPU más poderosa -el rendimiento bruto llega a los 4,2 TFLOPS-, pero eso no asegura ese soporte completo.

Precisamente para gestionar bien ese soporte la consola podrá mostrar los juegos que soporten nativamente 4K en esa resolución, pero en muchos otros lo que se hará es un escalado para poder disfrutar de esas resoluciones si disponemos de una pantalla 4K. El Sr. Ito nos confirmaba este apartado y ponía de manifiesto el importante papel que los desarrolladores tendrán en ese aprovechamiento del hardware:

Efectivamente hay upscaling de los juegos, pero las ventajas del hardware no solo están en la resolución. Están también en la tasa de fotogramas por segundo. El requisito básico era el de soportar 1080p, y la idea era tratar de maximizar lo que se puede hacer con el hardware de la consola. Además podemos decidir si ir a nativo 4k pero sin ofrecer muchas mejoras en el rendimiento, o bien no ir a 4k nativo e incrementar ese framerate. Es una opción del desarrollador, serán ellos los que decidan.

Esa capacidad gráfica reforzada tendrá también impacto en las experiencias de realidad virtual. Sony comercializará en octubre su ya conocido PS VR, y le quisimos preguntar si esa experiencia con esos contenidos mejorará en caso de tener una PS4 Pro:

PS VR es compatible con PS4 y PS4 Pro. En general la experiencia de realidad virtual será prácticamente la misma, pero habiendo dicho esto, si juegas en la PS4 Pro, deberías esperar ver en esos juegos y contenidos una mayor resolución visual y más claridad.

¿Qué consola elegir?

Quisimos poner al Sr. Ito en un pequeño brete. Le convertimos momentáneamente en un dependiente en una tienda de electrónica. Si nosotros fuéramos unos clientes interesados en sus consolas, ¿cómo justificaría comprar una u otra? ¿qué nos recomendaría?

Ps4

En este punto este directivo de Sony sí titubeó ligeramente: puede que la nueva PS4 resulte atractiva por su precio, pero parece evidente por su respuesta que la apuesta real de Sony está en la PS4 Pro. El argumento del Sr. Ito era importante: incluso sin tener una pantalla 4K las mejoras planteadas por su consola más potente eran destacables.

Es difícil de dar un consejo, ya que todo depende de quién eres y lo que necesitas, pero también de tu presupuesto y de otros aspectos. Si eres alguien que no está demasiado interesado en las especificaciones técnicas y simplemente quieres estar seguro de poder disfrutar de tu consola, la nueva PS4 es buena opción. Sin embargo si quieres lo mejor de lo mejor, quizás deberías optar por la PS4 Pro. Incluso sin tener una televisión con soporte 4K, las ventajas están ahí.

Ese comentario hace referencia por supuesto a esas mejores tasas de fotogramas por segundo que se podrán disfrutar en juegos que se muestren en resolución 1080p, pero también en ese margen de maniobra que también se ofrecerá gracias al soporte HDR -que de hecho acaba de llegar a todas las PS4 gracias a la última actualización del firmware- o al que afectará a los contenidos de realidad virtual.

Sony no está preocupada por Scorpio

Nuestra última ronda de preguntas estuvo dedicada a un tema inevitable: la competencia de Sony con Microsoft. La firma de Redmond ha lanzado al mercado recientemente su Xbox One S, una consola que aun siendo menos potente que la PS4 Pro ofrece una orientación similar, algunas características diferenciadoras, más continuista y conservadora y que también habilita parcialmente el soporte 4K y HDR.

Sin embargo la gran apuesta de Microsoft es mucho más ambiciosa: el proyecto Scorpio nos promete una consola con 6 TFLOPS de potencia gráfica pero que seguirá siendo totalmente compatible con los títulos actuales y no dividirá a la plataforma. Para el Sr. Ito, no obstante, el planteamiento de Microsoft no parece preocupante en Sony:

No solemos comentar al respecto de lo que otras empresas hacen, y tampoco estamos en posición de decir ahora mismo qué podríamos hacer al respecto de ese proyecto. Sin embargo el trabajo en la PS4 Pro comenzó antes de que supieran nada de Scorpio. Hemos seguido ese camino y lo hemos ejecutado, así que no estamos preocupados por lo que están haciendo otras empresas. En realidad tenemos mucha confianza en la elección [estratégica] que hemos hecho.

Es evidente que en Sony tienen una ventaja importante con la PS4 Pro: estará disponible mucho antes de lo que lo estará la futura consola de Microsoft, y también lo hará a un precio claramente menor, ya que ya se ha adelantado que la consola del proyecto Scorpio tendrá un precio "Premium". Tendrá que pasar algún tiempo hasta que podamos responder a la pregunta de quién ganará realmente esta batalla, pero lo cierto es que a día de hoy nos encontramos ante uno de los momentos más difíciles para elegir qué consola comprar. Benditas opciones.

En VidaExtra | PS4 Pro vs. Xbox One S: las nuevas consolas frente a frente

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos