Xiaomi, el camino diferente en la industria china

Sigue a Xataka

Xiaomi

Xiaomi es conocida por ser uno de esos fabricantes chinos de teléfonos que están floreciendo, pero es algo más que eso, ya que está haciéndose un hueco en el mercado chino de telefonía móvil a su manera, con una estrategia diferente al resto de fabricantes, que vamos a intentar entender en este artículo.

Si hablamos de ventas, siempre que Xiaomi ha sacado un modelo al mercado, ha tenido horas de disponibilidad, algo complicado de conseguir en una industria tan competida, con peces muchos más grandes, que teóricamente pueden ofrecer mejores productos, a mejor precio.

Xiaomi significa pequeño arroz

China no se escapa al dominio Android, especialmente de la mano de Samsung, seguida de un montón de empresas chinas que están encantadas con lo que el sistema operativo de Google les permite. Xiaomi es una de las que elige Android (no cierra las puertas a alternativas), pero pocas llegan al nivel de personalización y detalle de su trabajo sobre el sistema operativo.

Xiaomi

El mercado general vive un duopolio Android/iOS, moviéndose entre la innovación y las posibilidades que otorga la integración vertical. Controlar todo el proceso de creación y venta de un dispositivo se vuelve más importante de lo que parece: mejorar costes, no quedarte fuera de suministros de componentes, y vender el producto con la menor dependencia de los canales.

Ni ventas, ni marketing, ni tiendas. Establecemos el precio de nuestros teléfonos en base al coste de los materiales

Xiaomi ha entendido muy bien el mercado, y no compite de la misma forma que lo podría hacer Huawei o Lenovo. Basa su estrategia en el control de la cadena de suministros, crea su propio canal de ventas, y tiene sus propios servicios y accesorios, dejando al teléfono móvil como una parte central, pero no única en sus negocios.

Xiaomi, una tribu o comunidad de fieles

Xiaomi

Es vital conseguir un precio bajo en el teléfono, es la llave para que el usuario entre en lo que el mundo Xiaomi ofrece, una vez dentro de la comunidad, se ofrecen servicios y accesorios que también dan rendimientos económicos. Las actualizaciones periódicas o las posibilidades de participación son importantes, lo que termina haciendo muy atractiva la experiencia dentro de la comunidad.

Xiaomi no es una empresa que busca volúmenes de venta. Buscan la satisfacción del cliente. Buscan maneras de dar a los clientes una gran sorpresa

La idea no está en llamar la atención de clientes que no tienen interés en su producto – ya hay demasiados en el mercado – , sino tener contentos a los que consideran que estar dentro de la comunidad Xiaomi es la mejor opción. Alguno podría llamarlo comunidad de fieles, o incluso “Tribu”.

Aunque los resultados económicos son positivos, se estima que no dan rentabilidad, pero no es importante para una empresa tan joven, que no quiere compararse con las millonarias ventas de Apple o Samsung, sino, seguir diferenciándose.

Xiaomi vende algo más que hardware

Xiaomi

La comunión entre software, servicios y hardware es vital en Xiaomi, no creemos que ninguna esté por encima de las otras. Que la empresa presente novedades y mejoras periódicas hace que la gente tenga un sentimiento de pertenencia.

  • el hardware está al mejor nivel, los teléfonos tiene especificaciones de gama alta a precios competitivos. No se crean muchos modelos, preferiblemente uno por año, que puedan controlar mejor a todos los niveles.
  • los accesorios están bien diseñados, con una identidad propia y colorida.
  • el software se actualiza de forma periódica, con localizaciones según mercados. Todo está englobado dentro de lo que se conoce como MIUI, que es el nombre de la personalización Android, y mucho más.
  • los servicios también son prioridad, Xiaomi tiene su propio cliente de mensajería instantánea, MiTalk. El diseño es muy importante y sigue la línea de todos los productos de la casa.
  • no se cierran las puertas a otro tipo de dispositivos, ya os presentamos su Xiaomi Box, un set-top box al estilo Apple TV.

Ver galería completa » Xiaomi Accesorios (10 fotos)

Lo más importante, todos ellos están disponibles en su canal de venta propio. La venta se realiza online, y de forma exitosa desde el primer día que comenzaron la aventura. Xiaomi elimina intermediarios, pero también intenta crear un vínculo con cada cliente.

Las operadoras no parecen estar contentas de que los terminales libres a buen precio campen por el mercado chino, haciendo que pierdan contacto directo con los clientes. No todos los móviles Xiaomi se venden por la red, una pequeña cantidad se puede conseguir vía operadora, pero con un precio 30% superior.

En definitiva, cada una de las actividades de Xiaomi están diseñadas para añadir valor añadido la producto que espera su público, un cliente que suele ser joven y apasionado por Internet y nuevas tecnologías.

Bajo un sistema de reservas, que se agotan

Los teléfonos se venden por reservas. No se fabrican teléfonos sin parar, y se van sirviendo como van saliendo del horno, Xiaomi sabe los que va a vender. De ahí que siempre resulte tan publicitario el hecho de que se vendan en horas.

La escasez es ficticia, pero hace que la fabricación sea más manejable y también genera demanda por parte de otros que se quedan mirando. El modelo no parece expandible a muchos mercados y números millonarios de ventas, pero a ellos les funciona bien por ahora.

Xiaomi, un poco de historia y ventas

Xiaomi

Pero muy poca, ya que Xiaomi Technology es una empresa que nació en primavera de 2010, con Lei Jun como fundador e inversor. Antes ya había tenido suerte con Joyo.cn, que compró Amazon, y convirtió en Amazon China. La sede principal se encuentra en Pekín.

Nos tenemos que ir hasta septiembre de 2011 para conocer el primer teléfono Xiaomi, conocido como Mi-One, que tuve el gusto de conocer y analizar gracias a gente dentro de Deal Extreme que me hizo llegar una unidad de prueba.

El teléfono Android se atrevía con un doble núcleo Qualcomm Snapdragon, cámara de 8 megapíxeles y una pantalla con cuatro pulgadas de notable calidad firmada por Sharp, además de la detallista personalización MIUI. Todo ello no costaba más de 300 euros, la mitad que un competidor de primera marca semejante.

Xiaomi

Mientras Huawei o ZTE se peleaban en mercados internacionales, la producción de Xiaomi estaba planteada para consumo nacional, con salida con cuentagotas del terminal fuera de las fronteras chinas. La prioridad era tener contenta a la tribu.

En agosto de 2012 presentaron el Xiaomi MI-2, de nuevo manteniéndose en el mismo precio ofrecía mucho más: 4.3 pulgadas IPS, procesador de cuatro núcleos de Qualcomm con 2GB de RAM, y MIUI sobre Jelly Bean.

Vamos con las ventas que se han compartido: 3,5 millones de unidades el primer año para el primer modelo, y entre los dos, en 2012, llevaban acumuladas 7 millones de unidades. El objetivo inicial era de 2 millones, así que misión más que cumplida.

Ver galería completa » Xiaomi Accesorios (10 fotos)

Las previsiones para 2013 son las de doblar las ventas (más de quince millones), algo que parece factible con la llegada de dos modelos nuevos con mejor pinta si cabe que los anteriores: Xiaomi Mi-2S y Xiaomi Mi-2A. Los dos modelos han sido presentados en abril, destacando especialmente el primero por utilizar un chipset Qualcomm Snapdragon 600.

Otro hito destacable lo tenemos en las ROMs MIUI para terminales que no son Xiaomi, nos cuentan que se han descargado más de diez millones de veces. Ya ha llegado a la versión 5, y está construida sobre Android, pero la gente de Xiaomi no quiere atarse a Google y ya ha declarado en alguna ocasión que si otro ecosistema les permite el mismo nivel de personalización, será tenido en cuenta.

Lei Jun, el llamado Steve Jobs chino

Xiaomi

Con Xiaomi no sólo se puede establecer un paralelismo con Apple en cuanto a sus fieles seguidores, también hay quien lo encuentra en la figura de su creador. A Lei Jun, de 42 años, le gusta montar presentaciones con un estilo parecido, incluso se viste de forma similar. Él acepta las comparaciones, pero le gusta definirlo como una inspiración.

Otro rasgo característico del líder es su actividad en redes sociales, con cuatro millones de seguidores en Weibo, donde aprovecha para adelantar novedades, como si fuera su canal oficial.

La empresa ha tenido dos grandes inyecciones por parte de inversores, una primera de 90 millones de dólares, y una segunda el verano pasado de 216 millones de dólares, con Qualcomm incluida en las operaciones. Actualmente se estima que tiene un valor de 4.000 millones de dólares, con unas ventas de 2.000 millones y más de 200 millones de beneficios.

La salida de China llegará como muy pronto en 2014

Las ambiciones están ahí, algún día saldrán a otros mercados de forma oficial. Los planes apuntan a Estados Unidos en 2014, y ya se están organizando para operar en Taiwán y Hong Kong.

Cuál es el techo de Xiaomi, y hasta dónde podrán llegar con su estrategia, son preguntas que no podemos contestar. Yo, como usuario del primer teléfono, confío que llegarán lejos, gracias al mimo que le ponen a su trabajo.

MIUI

En Xataka | Meizu, una historia de éxito basada en el cuidado de la comunidad
Más información | Bloomberg | SCMP | The Droid Guy | All Things D

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

34 comentarios