Síguenos

Glonass

Después de disfrutar de un monumental atasco de dos horas al más puro estilo turco, los chicos de Qualcomm nos llevaron a dar un paseo por el Estrecho del Bósforo. Un paseo en barco en la franja de agua que separa Europa de Asia parece el lugar ideal para probar el nuevo sistema de geoposicionamiento GLONASS.

GLONASS es el equivalente al GPS, pero en versión soviética. En 2007, los rusos por fin lograron completar los 24 satélites necesarios para dar cobertura mundial a su sistema de geoposicionamiento y, por tanto, para poder vender su licencia comercial. En mayo de este año, Qualcomm firmó con GLONASS para dotar de esta cobertura a sus chips Snapdragon.

¿En qué influye el tener un móvil GPS/GNSS en vez de sólo GPS? Fundamentalmente en la cobertura y la rapidez del posicionamiento. El GPS americano cuenta con 30 satélites en activo. Si le sumamos los 24 de GLONASS encontramos que al terminal le cuesta bastante menos triangular su posición y mantenerla en el tiempo.

En la prueba que pudimos ver ayer, los chicos de Qualcomm utilizaron un Xperia ARC actualizado para reconocer también la red GLONASS. El teléfono marcó sin problemas nuestra posición y estuvo trazando la ruta durante nuestro breve paseo por el Bósforo.

Glonass

GLONASS, eso sí, no mejora la precisión. Tanto la plataforma rusa como su contrapartida americana operan en frecuencias comerciales para uso civil que tienen su límite en un máximo de un metro. Son las frecuencias reservadas a uso militar las únicas que pueden geoposicionar con centímetros de margen.

Se supone que GLONASS está siendo incorporado y, de hecho, ya hay terminales en el mercado compatibles. Mientras tanto habrá que ir aprendiéndose estas nuevas siglas para que no nos cojan de sorpresa al leer futuras especificaciones.

Más info | Qualcomm

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios