Síguenos

Forza Motorsport 5

Cuando Microsoft presentó Xbox One, una de las funciones que anunció fue la introducción de grabar en vídeo nuestras partidas. Fragmentos que luego irán a parar a la nube y que se podrán editar a nuestro gusto, compartir con nuestros amigos, etc.

Hasta aquí bien, era todo lo que sabíamos. Ahora, a través de las declaraciones de Marc Whitten, Vicepresidente Corporativo de Microsoft, sabemos que este servicio tendrá una serie de limitaciones: sólo grabará a 720 píxeles con una tasa de 30 frames por segundo, aunque el juego vaya a más.

Imaginemos un juego como el nuevo Forza Motorsport, donde se ha confirmado que correrá a una resolución máxima de 1080p con una tasa de 60 frames por segundos. Grabamos nuestra última carrera, la subimos a la nube y compartimos con nuestros contactos.

No será lo mismo que hemos visto nosotros cuando hemos jugado. La calidad se habrá reducido. Como siempre esta cuestión es un tanto subjetiva: habrá quienes no noten la diferencia y le resten importancia al asunto, para otros se tratará de una mala noticia.

Whitten no ha explicado el por qué de esta decisión pero si reflexionamos un poco, las razones más posibles las encontramos en las limitaciones de las propias conexiones de bancha, aunque Xbox One siempre funciona en segundo plano, y también en la de los propios servidores de Microsoft.

Ya en la presentación anunciaron que tienen previsto una red de 300.000 servidores dedicados a Xbox Live. Una cifra impresionante, sin duda, pero que también tiene un límite que tarde o temprano llegará según la consola vaya expandiéndose.

Vía | IGN

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios