Sigue a Xataka

BenQ XL2420T

Llega el análisis del BenQ XL2420T, un monitor de 120 Hz. inicialmente pensado para jugar. Así lo promociona el fabricante con esa cifra como principal característica, pero sin olvidar otros atributos interesantes.

¿Qué es eso de los 120 Hz.? No te preocupes, también lo definiremos e indagaremos en las diferencias que esta tasa de refresco nos puede aportar respecto del resto de monitores del mercado, que generalmente funcionan a 60 o 75 hercios. Y tras la breve explicación sí, vendrá nuestro análisis y opinión del XL2420T de BenQ.

Características técnicas del BenQ XL2420T

Antes de nada describimos las principales características del BenQ XL2420T:

  • Pantalla de 24 pulgadas, 16:9 y 1920×1080 píxeles. Panel LED tipo TN.
  • Salidas de vídeo HDMI, DVI y DisplayPort
  • Modo NVidia 3D Vision 2
  • Contraste nativo 1000:1, dinámico 12M:1 y brillo de 350 cd/m2
  • Ángulo de visión de 170 grados, 16.7 millones de colores
  • Varios perfiles de configuración ajustables desde un mando
  • Conexiones USB en el lateral izquierdo
  • Ajustable en altura (130 milímetros), inclinación (-5/+20 grados)

¿120 Hz.?

Un monitor, al igual que un televisor o cualquier tipo de pantalla, emite un cierto número de imágenes en cada segundo, cifra que se denomina tasa de refresco de la pantalla. En los últimos años nos hemos habituado a los 60 Hz., pero de un tiempo a esta parte están surgiendo monitores específicos que suben hasta los 120 Hz. (como es el caso de este BenQ XL2420T) o incluso más (como el ASUS VG248QE).

benq xl2420t Panel de configuración de NVidia para el monitor

Ya es difícil llegar a los 60 fps, con lo que lo será más alcanzar 120 fps

De esta forma, a mayor refresco de la pantalla (hercios) más imágenes se reproducirán en el monitor, lo debería repercutir en una mayor sensación de fluidez no sólo en videojuegos, si no también en otros usos como por ejemplo el sistema operativo.

El problema que tiene esto es que deberemos tener un hardware medianamente potente así como por supuesto un monitor compatible (un modelo de 60 Hz. no puede trabajar a 120, evidentemente). No tanto para mover el nuevo refresco en el sistema operativo, pero sí para ejecutar ciertos juegos exigentes con los que nuestro ordenador suele sufrir para crear cada una de las imágenes en cada momento. Si ya es difícil llegar a esos 60 fps en muchos juegos, lo es mucho más alcanzar los 120 fps necesarios para disfrutar correctamente de los 120 hercios.

El inconveniente de tener un monitor de 120 Hz.

Y debe ser tenido muy en cuenta. Si queremos sacarle todo el partido a un monitor de 120 Hz. nuestro ordenador deberá ser capaz de mover el juego a 120 imágenes por segundo (fps), al menos. Esto es difícil de hacer en todos los títulos, y seguramente en los más exigentes nos será casi imposible conseguirlo salvo si nuestra tarjeta gráfica es de las más potentes del mercado: pocos modelos pueden conseguir tal rendimiento en títulos como Far Cry 3, Battlefield 3 o Crysis 3, por citar algunos pocos ejemplos.

Por contra, sí es cierto que existen otros juegos de gran éxito en los que nos será más fácil conseguirlo. Sin ir más lejos, un clásico: Counter-Strike, con un motor gráfico un tanto vetusto en comparación con otros títulos más modernos pero que sigue a la orden del día en cuanto a la comunidad que mueve.

Es importante remarcar que si tu ordenador en el juego que quieres no es capaz de alcanzar esos 120 fps, de poco te valdrá un monitor de 120 Hz. ¿Qué hacer para alcanzar esta apreciada cifra? Hay un par de caminos a seguir:

  • Mejorar el hardware, principalmente la tarjeta gráfica (aunque en algunos juegos también puede afectar notablemente la CPU).
  • Configurar la calidad del juego. Lo ideal en este segundo caso es reducirla al mínimo e ir subiéndola progresivamente hasta lograr la tasa de imágenes por segundo que buscamos, para así conseguir la mejor calidad posible.

Sea como fuere, lo ideal en el caso de estar interesados en un monitor de 120 Hz. es que nuestro ordenador tendrá que ser potente, al menos en líneas generales.

Mejora en la calidad y la experiencia de juego

Tras la necesaria introducción ya podemos empezar con el análisis propiamente dicho. BenQ XL2420T es un monitor elegante, basado en negro y con ciertos detalles en color rojo. Una importante característica es que permite ajustarse tanto en altura como en el ángulo de la pantalla, pudiendo situarla en 90 grados para tener un formato “vertical”. Me ha gustado mucho el brillo y la calidad del color proporcionada, aunque por supuesto estos parámetros son muy subjetivos.

BenQ XL2420T

La instalación es bastante sencilla. En mi caso decidí realizarla mediante DVI, ya que es la conexión que habitualmente utilizo en mis monitores. Como exigencia de los 120 Hz. es necesario utilizar un cable dual-DVI que difiere del más común, y que afortunadamente viene incluido en la caja. Su apariencia es prácticamente idéntica, con lo que aunque es fácil confundir un cable de otro el propio monitor nos avisará en caso de hacerlo erróneamente.

Una vez instalado y correctamente configurado el conjunto (siempre es recomendable comprobar que los controladores de nuestra tarjeta gráfica están trabajando en estos 120 Hz.) notamos los primeros cambios. El ratón en el mismo escritorio de Windows se mueve mucho más fluído que en 60 Hz.. Y reconozco que es una diferencia muy notable que empieza a generar altas expectativas. ¿Será la misma sensación que ofrecerá un juego? Al fin y al cabo mover un ratón de un lado a otro con mayor o menor fluidez es de todo menos importante. Lo fundamental empieza ahora.

Abrimos Counter-Strike: Source para lograr esos 120 fps sin problemas. Configuramos el juego, activamos la sincronización vertical, buscamos un servidor y para dentro. cs_assault, un mapa clásico donde los haya desde la época de las betas de CS, hace ya muchos años cuando el juego era simplemente un addon sobre el primer Half-Life.

Es cierto que inicialmente se nota una clara diferencia, pero ¿será significativa a lo largo del juego? He aquí el gran problema del asunto

La mejora de los 120 Hz. es palpable, lo cual es muy grato. Se nota una mayor fluidez en la imagen que viene acompañada de una calidad en el color que en mi antiguo monitor no era tal. Juro que fue una buena compra en su día, pero han pasado muchos años desde entonces.

Es cierto que inicialmente se nota una clara diferencia, pero ¿será significativa a lo largo del juego? He aquí el gran problema del asunto. Me acostumbré rápidamente y tras cinco minutos de juego no notaba esa mejoría. El marcador de fps estaba clavado en los 120 fps y el monitor está siendo aprovechado al máximo, pero es como si no hubiese ninguna diferencia respecto de cómo he jugado todos estos años atrás. Una sensación de rapidez y fluidez a la que mis ojos se habían acostumbrado enseguida hasta tal punto que no era consciente de la diferencia.

BenQ XL2420T Detalle de los píxeles del BenQ XL2420T

Será el juego, pensé. Probemos otro: Battlefield 3 que, al ser exigente, tuve que bajar un poco la configuración para alcanzar esos 120 fps. Y la sensación, una vez más, era la misma: un extra de fluidez al principio para luego volver a la experiencia anterior, sin notar grandes mejorías o, al menos, éstas no son significativas ni notables.

BenQ XL2420T, la opinión de Xataka

BenQ XL2420T se presenta como un monitor de gran calidad, preparado para juegos y con esos 120 Hz. como gran atractivo. No tengo ningún inconveniente en afirmar que como monitor es un gran producto: personalizable en múltiples aspectos (la peana y sus múltiples ajustes de posición me han parecido excelentes), de gran calidad (me ha sorprendido gratamente el color proporcionado) y con varias entradas de vídeo disponibles: DVI, HDMI y DisplayPort. Pero su gran característica, ofrecer un refresco de 120 Hz., es lo que levanta mis principales críticas

BenQ XL2420T Menú de configuración del monitor, muy sencillo e intuitivo

Si bien es cierto que sí se nota una cierta diferencia con esos 120 Hz., no creo que ésta sea sustancial ni significativa o importante. Se nota, se siente, pero los requisitos para disfrutarla al máximo no deben pasar desapercibidos.

Salvo que vayamos a jugar a títulos no muy modernos, será complicado que los juegos más punteros alcancen los 120 fps que nos exige esta nueva tasa de refresco. Necesitaremos una muy buena máquina para poder tener una experiencia al más alto nivel, o de lo contrario no aprovecharemos el monitor al máximo y tendremos que disminuir la calidad gráfica. Y he aquí la gran duda: 120 Hz. o mejor calidad gráfica, ¿qué preferimos?

BenQ XL2420T El ‘periférico’ que sirve para gestionar varios perfiles de configuración del XL2420T

Supongamos que nuestro juego puede alcanzar los 120 fps sin problemas, de forma constante y con la calidad gráfica que requerimos. Entramos en el juego con las expectativas tan altas como para pensar que vamos a disfrutar como nunca. Y en cierto sentido lo hacemos, pero sólo los primeros minutos de partida. Tras ellos perdemos esa sensación de “superioridad” y volvemos al pasado; estamos jugando a 120 Hz. pero sin notar grandes diferencias respecto a los clásicos 60 Hz.

Sí, se nota, pero se olvida a los pocos minutos. ¿Merece la pena? BenQ XL2420T es un extraordinario monitor para jugar u otras tareas, pero si me diesen a elegir entre ahorrarme un dinero por jugar a 60 en vez de a 120 Hz., sin duda alguna lo preferiría.

Por último, remarcar que BenQ XL2420T tiene un precio de unos 320 euros aproximadamente en el mercado actual, y que BenQ también distribuye un modelo similar a este en características pero en 27 pulgadas denominado XL2720T.

Ver galería completa » BenQ XL2420T, fotografías del análisis (16 fotos)

Más información | BenQ

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

46 comentarios