La nueva Europol tiene más poderes que nunca. Entre ellos, un peligroso acceso a datos privados casi sin límites

La nueva Europol tiene más poderes que nunca. Entre ellos, un peligroso acceso a datos privados casi sin límites
45 comentarios

Europol se reforma. Y tendrá nuevas competencias que amplían su capacidad más allá de lo que nunca había gozado la Agencia Policial Europea. Una ampliación de sus poderes aprobada ahora por el Parlamento Europeo que ha provocado que las organizaciones en defensa de los derechos digitales hayan puesto el grito en el cielo.

Big Data: la nueva arma de la Policía europea. Con la idea de modernizar el organismo y "poder llevar a cabo proyectos de investigación e innovación", Europol contará con la capacidad de procesar grandes series de datos y recibir datos de empresas privadas cuando se trate de perseguir asuntos sensibles como el terrorismo o el abuso sexual infantil.

Es decir, la Policía europea podrá aprovecharse de una ingente cantidad de datos para los casos más graves. El Parlamento ha aprobado por 480 votos a favor, 143 en contra y 20 abstenciones, que Europol contará con nuevas competencias y podrá pedir a empresas datos privados de los usuarios, por ejemplo servicios de comunicación.

Un acceso casi ilimitado... bajo Protección de Datos. El texto aprobado da unos poderes enormes a Europol. Para establecer un límite, se contempla la creación de un nuevo puesto, el de responsable de derecho fundamentales. También estará el Supervisor Europeo de Protección de Datos que "vigilará las operaciones de datos personales". Europol contará con la capacidad para acceder a esos datos privados, pero una agencia se ocupará de evitar que haya excesos y que se puedan llegar a vulnerar derechos como la privacidad.

Los ciudadanos podremos consultar nuestro datos personales poniéndose en contacto con las autoridades de cada país o con la Europol. Si bien, es algo que previsiblemente muchos ciudadanos desconozcan y nunca se llegue a realizar.

Una expansión del sistema de vigilancia policial... contrario a la propia postura europea sobre IA. Estos nuevos poderes para Europol han llamado la atención porque amplían la capacidad de vigilancia en unos niveles que van más allá de las propias recomendaciones del Parlamento Europeo sobre Inteligencia Artificial. En vez de establecer limitaciones y añadir transparencia, se han otorgado poderes a Europol y únicamente se ha "contrarrestado" con la creación de un supervisor.

Organizaciones en defensa de los derechos digitales como Fair Trials, EDRi y otras 16 sociedades han emitido un comunicado donde alertan que "la Unión Europea está transformando la agencia policial en un agujero negro de datos. Europol podrá acceder a datos sin restricción ni control".

Europol podrá vigilarnos y luego ya si eso se le ordenará que borre nuestros datos. En enero de este año vimos un caso que es muy representativo de cómo funcionará Europol a partir de ahora. El Supervisor Europeo de Protección de Datos ordenó eliminar hasta 4 petabytes de datos que habían sido obtenidos y que vulneraban el RGPD por haber sido recopilados ilegalmente.

Esta manera de proceder puede "provocar que las vulneraciones de nuestros derechos queden sin salir a la luz durante años", apunta Chloé Berthélémy, consultor de European Digital Rights. Europa ha decidido aumentar los poderes de la gran Agencia Policial, a costa de colocar la revisión de la privacidad en un segundo plano.

Imagen | Europol

Temas
Inicio