Publicidad

Esta conexión quiere que nuestros dispositivos "se besen" para transferir gran cantidad de datos en segundos

Esta conexión quiere que nuestros dispositivos "se besen" para transferir gran cantidad de datos en segundos
20 comentarios

Las conexiones inalámbricas nos ofrecen comodidad para transferir información sin necesidad de llevar cables entre nosotros, pero debido a sus limitantes sólo podemos hacerlo a cierta distancia entre cada dispositivo y las tasas de transferencia tienen un limite, por lo que si deseamos transferir archivos de gran tamaño debemos ser pacientes por el tiempo que esto conlleva.

Entre esas conexiones conocemos a las clásicas WiFi, Bluetooth, NFC, que cumplen su función, pero no son ideales para obtener grandes cantidades de datos de forma rápida, pero ahora una startup llamada Keyssa nos presenta su nuevo proyecto llamado Kiss, una conexión inalámbrica que nos ofrecería velocidades de hasta 6 gigabits por segundo (Gbps).

Un beso para decir adiós a los cables

Lo que ofrece está conexión es estar en comunicación entre dispositivos a una distancia muy corta, por eso el nombre de Kiss (beso), ya que prácticamente se requiere que ambos dispositivos estén pegados, la ventaja aquí son las tasas de transferencias, donde sus fabricantes prometen hasta 6 Gbps, que para ponerlo en perspectiva, una conexión USB 3.0 ofrece una tasa de hasta 5 Gbps, por lo que transferir una película de 2 GB nos tomaría un poco menos de tres segundos.

Keyssa Kiss Connectivity Show

Esta conexión trabaja sobre la banda de los 60GHz y esto es gracias a un pequeño dispositivo que es capaz de lograr la conexión a través de metal o plástico, lo que haría que su instalación en portátiles, smartphones o televisores sea sencillo, inclusive sus creadores mencionan que el consumo de energía es inferior al de Bluetooth o WiFi.

Hasta aquí podemos pensar que es una buena idea y que tal vez se quede en eso, pero no, el proyecto es apoyado y financiado por Intel, Samsung y Dolby, donde aún no hay una fecha para que sea implementado en algún dispositivo, pero sus creadores están confiados que durante 2015 sea el arranque de un nuevo estándar para conexiones inalámbricas de alta velocidad.

Vía | MIT Technology Review
Más información | Keyssa

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio