Entrevistamos en exclusiva a Alba Cardona y Blue Jeans por 'La Chica Invisible', adaptación a novela gráfica del icónico thriller

Entrevistamos en exclusiva a Alba Cardona y Blue Jeans por 'La Chica Invisible', adaptación a novela gráfica del icónico thriller
1 comentario

Pocos fenómenos adolescentes más virales y absorbentes que la trilogía de ‘La Chica Invisible’. Con una adaptación televisiva en ciernes —de la mano de Morena Films—, la muerte de Aurora Ríos en el instituto Rubén Darío y la posterior obsesión por resolver el caso de Julia, hija de la forense y el sargento de Policía de la ciudad, se ha convertido en un thriller imprescindible para entender el estado de salud del género en la actualidad.

Una trilogía que ahora adopta el formato de novela gráfica. Alba Cardona ilustra con trazo ágil este misterio y posterior investigación en un pueblo donde todos pueden ser sospechosos pero solo uno es el culpable. Su ‘Chica Invisible’ concentra en 150 páginas a todo color —en papel de alto gramaje y encuadernación en tapa dura— lo que Blue Jeans entrelazaba a lo largo de un primer volumen de 460 páginas.

Hoy hemos tenido la oportunidad de conversar con ambos, la ilustradora y autora conceptual de esta vibrante adaptación visual y con el mismísimo Francisco de Paula Fernández González, auténtico nombre de Blue Jeans y progenitor de esta saga que no para de ganar adeptos.

La imagen...

Alba Cardona

Dibujante e ilustradora, Alba Cardona comenzó sus estudios de Arte Gráfico en Escola Joso. De alumna a profesora, en su haber cuenta con proyectos para editoras internacionales como Image, Insight Comics, Steinkis, sin olvidar sus sagas para la revista Planeta Manga y su ‘Mean Girls: Senior Year’, secuela directa de la película adolescente ‘Chicas Malas’.

Pero si hay una obra donde lo da todo, en términos conceptuales, de implicación emocional y puesta en largo, es en la adaptación gráfica de ‘La Chica Invisible’. ¿Ya conocías la obra original? ¿Tenías en mente algunas posibles “imágenes” para adaptarla?

Alba Cardona (AC en adelante): Cuando David me propuso dibujar la adaptación, no conocía La Chica Invisible, así que me pasó el prólogo y el primer capítulo e hice una prueba para ver si encajaba. Cuando Blue Jeans la aprobó, me leí el libro del tirón y al saber que tendría que dibujarla ya me iba imaginando y apuntando notas sobre algunas escenas y personajes, de alguna manera ya me iba haciendo el storyboard (esbozo) en la cabeza.

Cob La Chica Invisible

Nos gustaría saber quién es Alba Cardona antes de ser la autora de ‘La Chica invisible’. ¿Qué tal fue tu periplo como estudiante en Escola Joso?

AC: Antes de empezar a trabajar en la industria del cómic hice el curso de Arte Gráfico en Escola Joso más un cursillo de manga en Japón montado por la escuela. Fueron unos años de mucho trabajo en los que aprendí mucho, tanto de dibujo en sí como a nivel profesional, y al cabo de poco de terminar, empecé a trabajar de profesora en la misma escuela y a hacer mis propios cómics.

En ‘La Chica invisible’ podemos rastrear el tono y estilo de los cómics Archie, o eso nos ha transmitido. ¿Ha sido una influencia en tu trabajo? ¿Qué elemento (estilo, estética, técnicas) crees que es la clave que define tu estilo?

AC: Pues la verdad es que no conozco los cómics de Archie (risas). Mi estilo es algo que está en constante evolución y lo he ido adaptando un poco a las necesidades de cada proyecto que he dibujado. Mis mayores influencias siempre van a ser los mangas que leía de pequeña, como Sakura Card Captor, One Piece o Yu Yu Hakusho, por decir algunos, y autores actuales como Kamome Shirahama, Ken Wakui o Aki Irie. Para La Chica Invisible dibujé con un tono juvenil acorde al libro de Blue Jeans.

Manga

Comenzaste en la editorial con Planeta Manga, ¿qué puedes contarnos de esa experiencia como mangaka?

AC: El manga es mi mayor influencia y me encantó poder dibujar mi propia serie corta para Planeta Manga. Pienso que la revista es una gran idea que está funcionando muy bien entre los lectores y un lugar donde autores nacionales pueden darse a conocer. Creo que ha abierto muchas puertas al manga nacional y eso es súper positivo, ¡me encantaría volver a participar con alguna otra historia!

Tu editor, David Hernando, nos contó en exclusiva sobre la existencia de esta adaptación. ¿Qué destacas de la experiencia adaptando a todo un fenómeno Young Adult como Blue Jeans?

AC: No imaginaba que tendría tan buena recepción, ya que muchísimos lectores de Blue Jeans y él mismo me han dado muchos ánimos y el feedback está siendo muy positivo. La verdad es que al principio me daba un poco de respeto pensar que tenía que poner cara a los personajes que tanta gente había leído y adaptar a otra narrativa una historia que ya estaba escrita, porque cada lector se imagina los personajes y las escenas a su manera, pero a los lectores les está gustando mucho, ¡así que genial!

Historias como ‘Yoroshiku’ o ‘Shion’ son plenamente tuyas. En cambio, esta vez adaptas con bastante literalidad. ¿Qué tal ha sido el proceso, libre y cómodo, o te has impuesto restricciones necesarias?

AC: Ha sido un proceso muy pautado, por así decirlo, de leer el libro, anotar, volver a leer y escoger planos, viñetas y páginas para cada escena que quería poner en el cómic. En cambio, escribir una historia que vas a dibujar tú mismo es un proceso totalmente distinto, y al menos por ahora, me supone un reto más grande, ya que le doy muchas vueltas al guion. Me gustan ambas formas de trabajar, y ambas me resultan libres y cómodas, sobre todo porque Blue Jeans me dio total libertad creativa y pude hacer la adaptación sin ningún tipo de restricción, me sentí muy cómoda.

Team

No pocas veces se dice que los ilustradores terminan “enamorándose” de un personaje sobre el resto. Más allá de Julia, la protagonista, ¿tienes especial cariño por algún personaje? ¿Cuál es el que más te costó ilustrar?

AC: Les tengo mucho cariño a Emilio y Vanesa, además de a Julia, claro. Y los que más me costaron de dibujar fueron Jonathan y Alberto, sobre todo sus diseños, ya que hice algunas versiones antes de llegar al final.

Los cubos de Rubik tenían que entrar en la portada sí o sí, ¿verdad?

AC: ¡Sí! Hice diferentes esbozos de portadas y en algunos salía Julia también, pero decidí que era mejor que solo estuviera Aurora para que tuviera más parecido con las portadas de la novela original, y al final decidí incluir los cubos de Rubik que tanto le gustan a Julia para que, de alguna manera, tuviera un sitio en la portada.

Trabajas en otro fenómeno adolescente como Mean Girls. ¿Qué puedes decirnos de ese proyecto?

AC: También fue otra manera de trabajar distinta. En esta ocasión fue una historia nueva, una secuela de la película de Chicas Malas, en la que trabajé con la guionista Arianna Irwin, así que en esta ocasión solo me encargué del dibujo. Fue muy gracioso poder dibujar los personajes de la película, ya que la veía de pequeña, y además pude ver como se trabaja para editoriales americanas.

¿Y cuál es tu próximo paso profesional? ¿Vas a seguir con el manga o la novela gráfica te ha seducido para siempre?

AC: Por ahora me estoy centrando en el manga, tengo varias ideas y quiero ver como evoluciona mi estilo si me centro totalmente en el manga. Pero también me gustaría seguir haciendo novelas gráficas, ¡especialmente con Blue Jeans!

... Y el texto

Blue Jeans

Sevillano de nacimiento, madrileño de “adopción”, se rumorea que antaño Blue Jeans escribía sus novelas en el Starbucks de Callao. Confinamiento mediante, entendemos que las técnicas han cambiado, pero no así el compromiso y la disciplina laboral. Porque Blue Jeans tiene, bajo este apodo, 14 novelas publicadas en apenas 12 años: tres trilogías, una tetralogía y ‘El campamento’, publicada hace apenas unos meses. Tu ritmo es imparable. ¿Cuál es el secreto?

Blue Jeans (BJ en adelante): No hay secretos. Trabajar mucho, dedicarle muchas horas a esto e intentar mejorar y aprender con cada nueva novela. No hay varitas mágicas que te rellenen el folio en blanco.

Como autor original, ¿qué sientes al ver ‘La chica Invisible’ adaptada a novela gráfica? ¿Cómo fue el proceso?

BJ: Cuando me propusieron la idea del cómic me encantó. Con el coronavirus todo ha ido más lento, aunque el trabajo de Alba es sobresaliente. Tenía libertad total para hacerlo como ella creyese oportuno y ha respetado mucho el libro. Las ilustraciones son perfectas y a los lectores les han entusiasmado.

Portada Estuche La Chica Invisible

¿Seguiréis adelante adaptando más novelas de la trilogía? Al fin y al cabo, la trama del asesino sigue adelante…

BJ: Eso ya depende de Planeta Cómic. A mí me gustaría y, por supuesto, que fuera Alba Cardona quien lo hiciera.

Ahora viajemos al pasado. Te licenciaste en Periodismo y como escritor a tiempo completo te has convertido en una estrella. ¿Qué le dirías a alguien que ama escribir pero teme lanzarse a la piscina y, en fin, busca cierta estabilidad y opta por estudiar periodismo?

BJ: No me considero ninguna estrella. Creo que esa palabra no existe dentro del mundo de los libros.  Tengo la fortuna de trabajar en lo que me gusta y de que mi pasión se haya convertido en mi forma de vivir. Nada te garantiza estabilidad (menos estudiar Periodismo) de ningún tipo. Cada persona debe intentar dedicarse a lo que le gusta. Pero la vida da muchas vueltas y hay que coger la ola adecuada cuando pasa.

Canciones

¿Y recuerdas al Francisco que publicaba capítulos de ‘Canciones para Paula’? ¿Qué puedes contarnos de aquella persona, ha cambiado mucho?

BJ: Empecé a escribir en un Fotolog. Improvisaba cada día un capítulo de Canciones para Paula y lo subía a esa red social. He cambiado mucho, claro. Ahora he encontrado el camino en la vida, tengo más seguridad en lo que hago, una estabilidad económica y emocional… Además, antes de esto yo estaba muy perdido. Ahora sé lo que quiero y a dónde voy cada día cuando me levanto. También han aparecido personas muy importantes.

A priori, ‘La Chica Invisible’ aparenta ser un thriller ligero y adolescente, de esperanza, amor y amistad. ¿Por qué decidiste tomar este camino más dulce y luminoso frente a otras novelas más oscuras y perversas?

BJ: Discrepo en que el camino que he elegido sea dulce y luminoso. Sin hacer spoilers, solo hay que leer ‘El Campamento’ o la trilogía de ‘La Chica Invisible’ para darse cuenta de que no son precisamente libros luminosos. Lo que no he dejado es de hablar de temas que les pueden interesar a los jóvenes y he seguido haciendo libros marcados por la actualidad y con personajes jóvenes del siglo XXI. De eso sí que no he querido alejarme.

Queremos preguntarte lo mismo a Alba: ¿cuál es tu personaje favorito, ese que adoras escribir y reescribir porque sientes un cariño especial por él?

BJ: Nunca le he cogido cariño a ningún personaje. Así que para mí todos tienen el mismo valor y la misma importancia, desde el secundario que solo tiene aparición en un párrafo, al más principal de los protagonistas. Siempre lo he sentido así.

Nos consta que no pocas chicas dicen haberse sentido identificadas con algunos de tus personajes. ¿Te has basado en acontecimientos o personas reales?

BJ: Me baso en cuestiones que están presentes en la realidad. Pero, normalmente, todo es ficción, salvo algunos guiños a mi vida personal.

Y, para despedirnos, "volvamos" a Francisco. Publicas con pseudónimo y en alguna ocasión has contado que tus datos biográficos son incorrectos. ¿Por qué has decidido preservar este secretismo en tiempos de sobreinformación?

BJ: En realidad, lo único que ha fallado ha sido mi edad en la Wikipedia, el resto ni lo oculto ni está mal en las páginas que recogen información sobre mí. No creo que haya ningún secreto guardado por mi parte. Al contrario, soy bastante abierto y no escondo nada. Lo que no me veréis es hablar en las redes de política, religión o fútbol (Madrid o Barcelona, ya que todos saben que soy del Betis). Esas opiniones sí me las guardo porque lo único que generan son polémicas innecesarias de las que huyo en las redes.

Inicio