Cómo montar un cine en casa con una barra de sonido 2.1 y cuándo dar el salto a otra 5.1.2

Portada
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail
wbct-colaborador

WSL Branded Content

Expertos en Branded Content

Muy a pesar de las salas de cine, la oferta de contenidos que podemos disfrutar bajo demanda no para de crecer, tanto en cantidad como en calidad. Pulsar el play en casa se ha convertido en la elección más cómoda, ya que nos permite reproducir esa serie o película de la que todo el mundo habla, en el momento que nos conviene y al ritmo que nos interesa.

Todavía hay fieles seguidores de la gran pantalla que siguen combatiendo esta idea, argumentando que el nivel de imagen y sonido que nos ofrece el cine es superior. La realidad es que con una inversión moderada nos podemos montar una sala espectacular en casa.

Disfrutar de sonido envolvente tiene fácil solución: solo hay que apostar por la barra de sonido correcta

No cabe duda de que cada vez es más asequible acceder a televisores con mayor tamaño y calidad, pero hay que darles la razón a los cinéfilos de butaca en lo que respecta al sonido. Si no elegimos un modelo de gama muy alta, el sistema de altavoces no suele ofrecernos una experiencia espectacular.

Tiene lógica, el chasis de los delgados televisores no deja espacio para configurar unos altavoces que marquen las diferencias en potencia y tampoco son capaces de generar un sonido envolvente. Por fortuna, es algo que tiene fácil solución, solo hay que apostar por la barra de sonido correcta.

Qué barra de sonido necesito para conseguir la mejor experiencia cinematográfica

Foto 2
Para una mayor contundencia en los graves, el subwoofer debe ser independiente.

No hay discusión. Una soundbar va a proporcionar mayor calidad que los altavoces que llevan de serie el 90 % de los televisores. La mejora la consiguen basándose en una característica básica en el mundo del audio de alta fidelidad: ofrecer más espacio para los altavoces.

Una barra puede alojar transductores de un tamaño superior y amplificadores con más potencia. Esto se traduce en una mayor facilidad para reproducir medios y graves, además de conseguir más volumen cuando así lo demandemos.

Las barras posibilitan un diseño de altavoces basado en canales orientados con los que se consigue distribuir y rellenar con sonido una habitación 

El otro factor diferencial, y más importante a la hora de crear un espacio cinematográfico, es la capacidad de generar sonido envolvente. Las barras posibilitan un diseño de altavoces basado en canales orientados con los que se consigue distribuir y rellenar con sonido una habitación.

No todo el mundo necesita el mismo nivel de potencia, ni cuenta con el máximo presupuesto. Por eso vamos a describir cuáles son las características básicas en una barra de sonido para montar "una sala cine doméstica", tomando como ejemplo dos productos referentes en sus respectivos segmentos: TCL s522w y C935U.

Valor de los canales en una barra de sonido

Canales 2
TCL C935U: tres canales frontales, dos laterales y dos de subida.

Cuando nos disponemos a comprar una barra de sonido, nos enfrentamos a unas especificaciones con un formato peculiar que suele causar confusión: dos o tres números separados por puntos.

Nos vamos a topar con especificaciones como "2.1" o "5.1.2". Son los canales que ofrece el sistema, y en realidad es un sistema sencillo de comprender si ponemos un poco de atención.

¿Cuántos canales tiene la barra?

Tomemos como ejemplo la barra de sonido TCL s522w, que ha sido catalogada como “2.1”. La primera cifra, “2”, nos está informando del número de canales. En este caso, son uno para la izquierda y otro para la derecha.

Pero existen barras de sonido con un número de canales superior, como la TCL C935U. Este modelo presume de sistema “5.1.2”. El “5” nos está informando de que hay cinco canales principales, que son los que van a estar alineados con la posición del espectador. Internamente se van a dividir en tres altavoces frontales, y uno en cada lateral.

Hacemos un alto en la explicación para darle importancia a la presencia de un altavoz frontal a la hora de reproducir películas, ya que es el ideal para anclar los diálogos o la música, y dejar que el resto trabajen el sistema envolvente.

Subwoofer, un imprescindible

Inal
En las barras de sonido de TCL la comunicación el subwoofer es inalámbrica.

El subwoofer es un añadido imprescindible para las películas: refuerza los graves y consigue un sonido más nítido y profundo

¿Qué significa la segunda cifra en "2.1" y "5.1.2"? Ese "1" nos está indicando que el sistema cuenta con un subwoofer. Para las películas es un añadido imprescindible: refuerza los graves y consigue un sonido más nítido y profundo. Si estuviéramos viendo una cinta de la saga ‘Jurassic Park’, las pisadas del T-Rex estarían generadas por él.

En las dos barras de sonido de TCL reseñadas, el subwoofer es una unidad independiente. La razón es que se necesita un mayor diámetro de altavoz para conseguir un efecto contundente. Un detalle a valorar en ambos casos es que la conexión entre los diferentes altavoces es inalámbrica.

Canales de subida para el sonido envolvente

Para terminar con los canales, nos encontramos con que hay un tercer dígito en la especificación del TCL C935U: “5.1.2”. Ese último “2” nos está informando de que el sistema cuenta con dos canales de subida.

Son los canales o altavoces capaces de proyectar el sonido hacia arriba, generando flujos y rebotes adicionales que permitirán que nos sumerjamos en el deseado sonido envolvente 3D.

¿Más potencia equivale a mayor calidad?

Soundbar Tcl C935u

Que nuestros altavoces ofrezcan más potencia siempre es bienvenido, pero no es una especificación que nos asegure calidad. Su máximo valor nos indica el umbral en el que puede trabajar sin distorsionar y producir daños a la estructura.

Es mucho más importante la sensibilidad, porque ahí subyace la eficiencia que tiene el altavoz a la hora de convertir vatios en decibelios. Para ello, es recomendable comprobar la cantidad y variedad de transductores, además de la presencia de amplificadores y procesadores de la señal.

En un primer escalón de soluciones, un modelo como el TCL s522w nos ofrece una potencia máxima de 200W. Si subimos al nivel del TCL C935U, la cifra se multiplica de manera significativa hasta llegar a los 780W.

Con la naturalidad de RAY-DANZ

En el caso concreto del TCL C935, tenemos el mejor ejemplo de que no solo es cuestión de potencia, ya que también utiliza la tecnología RAY-DANZ, patentada por TCL.

Gracias a ella, es posible construir un escenario sonoro más natural y amplio, con el mínimo artificio al reproducir el sonido. Se consigue utilizando reflectores calibrados con precisión, además de transductores en ángulo. Para mantener la frescura en el sonido, intenta evitar el procesamiento digital del sonido.

¿Subimos de nivel? Formatos y modos de sonido optimizados

Soundbar Tcl C935u Features

En el caso de querer montar un cine de la máxima categoría en casa, tenemos que mirar hacia una barra de sonido que pueda decodificar los formatos de audio más exigentes del mercado.

Dolby Atmos y DTS: X aprovechan la capacidad de proyectar el sonido de los canales para lograr unos efectos de inmersión espectaculares

¿La opción más capaz? TCL C935U soporta tanto Dolby Atmos como DTS: X, por lo que estaremos bien preparados para cualquier contenido, ahora y en el futuro.

Cumplir con Dolby y DTS es importante, ya que son los formatos utilizados por las principales plataformas VOD, como Netflix, HBO o Amazon Prime Video, también en los discos Blu-Ray.

Con las certificaciones Dolby Atmos y DTS: X, viviremos la experiencia más envolvente en una habitación. Aprovechan la capacidad de proyectar el sonido de los canales para lograr unos efectos de inmersión espectaculares.

Pero eso no es todo, la barra TCL C935U puede presumir de contar con la tecnología DTS: Play-Fi. Con ella es posible disfrutar del audio en cualquier habitación de la casa, sincronizado y sin retrasos.

Las dos barras de sonido de nuestro artículo disponen de modos de sonido optimizados para los diferentes contenidos que se reproducirán. El sistema adapta los parámetros de manera automática para que escuchemos mejor una película, un videojuego o música.

Atentos a las opciones de conectividad y control

Control
Aplicación TCL Home y conectividad HDMI eARC.

La conexión ideal para una barra de sonido con el televisor es el HDMI, pero mucho mejor si es con la especificación HDMI eARC, presente en estas dos barras TCL. Gracias al soporte de eARC, es posible controlar el volumen de la barra con el mando del televisor o soportar los formatos de audio más importantes.

La barra de sonido también puede convertirse en un centro multimedia ideal en nuestras habitaciones, por lo que será interesante que podamos enviarle la música desde nuestros dispositivos móviles a través de Bluetooth.

Tenemos que destacar las posibilidades del modelo TCL C935U, con soporte Bluetooth 5.3 y control a través de nuestra voz, ya que es compatible con el Asistente de Google y Alexa. Para redondear la jugada, cuenta con un Chromecast integrado, además de funcionar con Airplay y Spotify Connect.

El mejor diseño e integración con la sala

Design
TCL C935U presume de utilizar materiales sostenibles.

Aunque podemos encontrar diferentes formatos, el mejor diseño para una barra de sonido es el que presentan los modelos TCL, ya que se adapta a la presencia panorámica del televisor. Pero no solo es cuestión de estética, también se consigue una mejor distribución de los diferentes altavoces a la hora de lograr una proyección del sonido ideal.

La colocación habitual es por delante del televisor o debajo del mismo. En el caso de querer colgar la barra, hay que valorar positivamente que las opciones de TCL cuentan con kits de montaje incluidos.

Terminamos con una funcionalidad a destacar en la TCL C935U: AI Sonic-Adaptation. Se trata de un sistema que nos ayuda a encontrar el sonido perfecto para el lugar concreto en la que la instalemos. Una vez realizada la calibración de la barra en la habitación, la aplicación TCL Home nos permitirá elegir el punto desde donde vamos a disfrutar más la experiencia envolvente. Esa sí que será una "zona de confort" difícil de salir.

Imágenes: TCL


Comentarios cerrados
Inicio