Publicidad

Cámaras, detectores, pero también llaves inteligentes, SAI, botón SOS, apps… Así es la tecnología que evita que te roben

Cámaras, detectores, pero también llaves inteligentes, SAI, botón SOS, apps… Así es la tecnología que evita que te roben
1 comentario

Las alarmas domésticas de hoy en día tienen poco que ver con las de hace unos años. Ha llovido mucho desde aquellos sensores de movimiento volumétricos que permitían a los intrusos entrar sin disparar la alarma con solo pegarse a la pared. No es solo porque la tecnología haya avanzado: los ladrones también han sabido modernizarse.

Los delincuentes modernos tienen mucha escuela, por lo que las soluciones de seguridad se han sofisticado, incluyendo en la actualidad desde centros de control antimanipulación a aplicaciones móviles con gestión remota de cámaras. Este tipo de sistemas ofrecen una mayor flexibilidad, pero, sobre todo, aportan más funciones para lograr una mayor seguridad.

¿Pero necesitamos realmente una alarma o el temor a un robo es un simple miedo infundado?

La seguridad española en cifras

Movistar Alarmas 129

El Ministerio del Interior nos permite dar respuesta a esa pregunta. Según el Portal Estadístico de Criminalidad, y haciendo uso de los últimos datos de uso público, 2018 se cerró con más de 107.000 robos con fuerza en viviendas y más de 33.000 robos con fuerza en establecimientos comerciales.

España es uno de los países con menos alarmas domésticas de la Unión Europea. Solo están instaladas en el 9% de los hogares y pequeños negocios

Este tipo de robos despierta una cierta preocupación entre la población. En parte, porque aproximadamente el 14% de los hogares españoles tiene una segunda vivienda, que permanece desatendida durante gran parte del año, y más aún en las circunstancias actuales.

A esto también puede contribuir el hecho de que en España tan solo el 9% de los hogares y pequeños negocios cuenta con una alarma, cuando en Noruega o Irlanda son el 17% y el 12%, respectivamente.

¿Qué debe ofrecer un sistema moderno?

Un pestillo adicional y un sensor de ocupación no bastan. Eso lo tienen claro en Movistar Prosegur Alarmas, la joint-venture de Prosegur y Telefónica, nacida en marzo de ese año, y que, al margen de lanzar un novedoso servicio sin cuota de alta ni permanencia, incluye la clase de avances que se deben esperar (y exigir) en un servicio de alarmas completo: alertas al móvil, gestión inteligente de cámaras, una central receptora de alarmas y mucho más.

Centralita de alarmas con app propia: todas para una

Prosegur

Las alarmas antiguas (o incluso modernas pero de corte económico) suelen tener un señal acústica disuasoria para avisar a los vecinos, que muchas veces ni reaccionan ante ella. Otras, más modernas, cuentan con conexión a la central receptora de alarmas, sí, pero solo recepcionan las señales enviadas por detectores de movimientos y carecen de capacidades de interoperabilidad, por lo que tienen unas posibilidades bastante limitadas.

En el caso de Movistar Prosegur Alarmas, en un mismo módulo se integran las sirenas, dos detectores de movimiento con cámara, un detector sin sensor de imagen y cinco llaves inteligentes de acceso, entre otros elementos posibles.

El sistema ContiGo de protección fuera del hogar permite contar con un botón SOS para recibir ayuda fuera de casa si nos vemos en peligro

Asimismo, los usuarios pueden sacar partido a este sistema a través del smartphone, ya que la aplicación móvil Movistar Prosegur Alarmas permite, entre otras cosas, conectar y desconectar remotamente, ver imágenes, grabar  vídeo ante un salto de alarma o cambiar las claves.

Y también desde el móvil se tendrá acceso a las opciones del nuevo sistema ContiGo de protección fuera del hogar. Así, si nos vemos en situación de peligro, solo tendremos que pulsar el botón SOS para recibir ayuda de manera inmediata; o activar la Cuenta Atrás si no nos sentimos seguros en un trayecto y queremos confirmar que llegamos bien. Si no es así, se activará el protocolo de emergencia.

El servicio ContiGo se ofrece en forma de suscripción, siendo los seis primeros meses totalmente gratis. Su coste mensual es de 3 euros por usuario sin límite de usuarios. Además, se complementa con el servicio Acuda (también gratis los seis primeros meses), que contempla el desplazamiento de un vigilante con las llaves del domicilio o negocio en caso de pérdida o la apertura de la casa si es preciso abrir a los servicios de emergencia, por ejemplo.

Cámaras PTZ con audio bidireccional: tú los ves, ellos te oyen

Movistar Alarmas

Otro aspecto en el que los sistemas de seguridad modernos han mejorado muchísimo es en el uso de cámaras integradas. Antiguamente pesadas y escasamente estéticas, ofrecen ahora funciones profesionales y se pueden controlar desde una app móvil. Ahora bien, no todas las cámaras de seguridad son adecuadas para su uso en un sistema de alarmas. Por ejemplo, muchas tienen grabación local o en la nube, pero de poco sirve si no escuchamos la notificación porque estamos durmiendo.

La cámara Movistar Prosegur permite vigilar la vivienda cuando estamos fuera, pero también se conectan a la central. Así, al tiempo que nos llegará la notificación con una posible intrusión al móvil, ellos recibirán un aviso y podrán llamar a la policía si corresponde.

Una cámara de seguridad "normal" no telefoneará a las autoridades, por lo que sus imágenes solo pueden servir como prueba para presentar la denuncia, no para detener un robo que ya esté teniendo lugar.

Nuestro hogar contará con una videocámara con audio bidireccional y grabación de vídeo, que permite escuchar lo que ocurre e interactuar si hay alguien

Por otro lado, la solución de Movistar Prosegur Alarmas ofrece funciones avanzadas, como movimiento remoto, para poder cambiar el enfoque a cualquier rincón de la estancia, y sonido bidireccional. Esto permite, por ejemplo, escuchar todo lo que sucede al otro lado, así como enviar mensajes de voz. Algo que puede ser interesante si, por ejemplo, nos vamos un fin de semana y tenemos mascotas en casa o esperamos que alguien deposite un pedido en nuestra vivienda.

Si comparamos toda esta tecnología con las viejas cámaras con grabación a disco duro, no hay color.

¿No hay luz? No hay problema: SAI para tres horas

Noche

Pero como decíamos, los ladrones se han actualizado a los nuevos tiempos. Los más experimentados intentan evitar los sistemas de alarma desactivándolos como pueden, y un método común es cortar la corriente. Buscan una vivienda vacía, la dejan a oscuras y pueden tomarse el tiempo que quieran, en lugar de entrar, agarrar lo primero que puedan y salir disparados antes de que llegue la policía.

Por este motivo, Movistar Prosegur Alarmas utiliza un SAI. Igual que si fuera un sistema informático 24/7, su central de alarmas posee un sistema de alimentación ininterrumpida con su propia batería que proporciona hasta tres horas de funcionamiento aunque se corte la corriente.

Antiinhibición y antimanipulación: protegiéndote contra los cacos más profesionales

Movistar Alarmas 135

El siguiente nivel de seguridad adicional se ha hecho necesario ante la aparición de ladrones muy profesionalizados, algunos de ellos con formación técnica o incluso militar. Hablamos de las medidas antisabotaje y antiinhibición. Estos delincuentes experimentados (y en ocasiones potencialmente peligrosos) saben que muchas alarmas pueden desactivarse por fuerza bruta o usando inhibidores de frecuencias para evitar la comunicación con la central, así que van preparados para ello.

Ante esta situación, Movistar Prosegur Alarmas ha dotado a sus sistemas de alarma con elementos de aviso inmediato en caso de manipulación de los elementos del sistema, así como con doble vía de comunicación (conexión móvil y por Internet), de forma que resulta muy complicado evitar que una señal de aviso llegue a nuestro teléfono o a la compañía. Un nivel de seguridad adicional que blinda la alarma para proteger mejor nuestro domicilio.

Al final, el ladrón es un delincuente oportunista

El nivel de seguridad brindado por sistemas de alarma tan sofisticados supone un seguro en sí mismo. Lo normal, de hecho, es que evite los robos antes de que se produzcan. Los ladrones son delincuentes oportunistas, y si ven que un domicilio está dotado con medidas de seguridad lo suficientemente robustas, preferirán buscar otra casa antes de meterse en problemas mayores. Es la simple realidad.

Por supuesto, cada vivienda es distinta. Por eso Movistar Prosegur Alarmas ofrece paquetes específicos para pisos, áticos/bajos y chalets, que ofrecen elementos de seguridad domótica adicionales como cámaras adicionales y detectores de humo por precios que parten desde los 45 euros al mes para hogares.

Imágenes | Movistar, AndreyPopov/iStock, Motortion/iStock, PashaIgnatov/iStock, Trude Jonsson Stangel

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios