Publicidad

Así es la revolución de los vehículos comerciales eléctricos

Así es la revolución de los vehículos comerciales eléctricos
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Cuentan con una gran presencia en nuestras ciudades. Son profesionales de todo tipo que necesitan de su vehículo para transportar sus herramientas o materiales, y para moverse allá donde se le requieran. Especialmente importantes son aquellos dedicados al transporte y reparto de mercancías. No solo son usuarios de la vía, sino que también hacen de ella su “lugar de trabajo”.

Con el auge del comercio electrónico y la digitalización de la paquetería, el llamado transporte de “última milla” se ha multiplicado en los últimos años. Ello ha contribuido a algunos de los mayores retos a los que se enfrentan las ciudades de todo el mundo.

En este punto, los vehículos comerciales eléctricos se presentan como una alternativa eficiente y sostenible. Aportan una serie de ventajas que supondrán una auténtica revolución en el transporte y reparto de mercancías en la ciudad.

Tomamos de ejemplo el Citroën E-Belingo Multispace, un vehículo que por su versatilidad supone una excelente opción para el reparto de “última milla”. Y al ser cien por cien eléctrico, nos permitirá aprovechar las muchas ventajas que puede aportar a los profesionales del transporte.

Movilidad sostenible en la ciudad con vehículos comerciales eléctricos

Eberlingo 02

Ya vimos en Citroën Eléctricos que el futuro de las ciudades circula por el camino de la sostenibilidad y la conectividad. Se habla de la necesidad de prepararse para la llegada del coche autónomo, pero antes debemos recibir al vehículo eléctrico con los brazos abiertos.

Con la mirada puesta en los límites de emisiones contaminantes, los ayuntamientos toman medidas para favorecer la movilidad eléctrica. Y como el sector del transporte cuenta con esa gran presencia en nuestras vías, un mayor uso de vehículos comerciales eléctricos contribuirán a adaptar todo el tráfico urbano.

Obviamente, al circular con un vehículo eléctrico podemos afirmar con rotundidad que no realizaremos ningún tipo de emisión contaminante a la atmósfera. Pero debemos ampliar el rango de observación y contemplar lo que se denomina "emisiones desde el pozo a la rueda". 

Es decir, debemos tener en cuenta todas las fuentes de las que extraemos la electricidad con la que cargamos nuestro vehículo: carbón, gas natural, renovables... Esto dependerá en gran parte del mix energético de nuestro país, pero por suerte ya contamos con suministradores eléctricos que nos garantizan que todas sus fuentes son cien por cien renovables.

Hacer mejor nuestro trabajo con un vehículo comercial eléctrico

Eberlingo 04

Un vehículo comercial eléctrico también tiene muchas ventajas que aportarnos a nosotros como profesionales. Mejorará varios aspectos de nuestra jornada laboral; al fin y al cabo, la furgoneta se convierte en nuestra oficina y nuestro almacén a lo largo del día y debe aportarnos fiabilidad y eficacia en nuestro trabajo.

Ahorro en combustible

Como se puede comprobar con la gama eléctrica de Citroën, nos vamos a ahorrar mucho conduciendo un vehículo eléctrico. Si el Citroën E-Berlingo Multispace consume en torno a 13 kWh por cada 100 km y el precio de la luz a 0,12 €/kWh, tendremos un coste medio de unos 1,56 €/100km.

Por su parte, uno de gasolina puede consumir como poco en torno a 6 l/100 km; si sabemos que el precio de la gasolina en España a día de hoy está en 1,35 €, tendremos un gasto de 8,10 €/100km. Prácticamente gastaremos una quinta parte con el Citroën E-Berlingo Multispace.

Menor mantenimiento

También notaremos mucha diferencia a la hora de las reparaciones, pues nuestro Citroën E-Berlingo Multispace visitará menos el taller. La mecánica de un vehículo eléctrico es mucha más sencilla que la de uno convencional, y cuenta con menos piezas móviles. El sistema de tracción no está sujeto a desgaste ni a altas temperaturas.

Con todo, podemos estimar que podemos ahorrarnos un 25% con respecto a un vehículo convencional. Teniendo en cuenta el uso intensivo que le damos a un vehículo profesional, el ahorro puede ser aún mayor con nuestro E-Berlingo Multispace.

Más comodidad

Estudios dicen que un 70% de los conductores de reparto en furgoneta están sometidos a un elevado estrés. Si estamos en ese grupo, el confort que aporta un vehículo eléctrico nos ayudará a realizar nuestro trabajo en mejores condiciones.

Por supuesto, está la ausencia de ruido del motor, algo que a la larga agradeceremos. Pero también las ventajas de la tracción eléctrica, pues al generar un par instantáneo, proporcionan una aceleración y desaceleración más suaves y agradables.

Como nuestro Citroën E-Berlingo Multispace tiene las baterías instaladas en el piso, tendremos un centro de gravedad más bajo, lo que reduce las inercias y mejora la maniobrabilidad.

Mejor acceso a la ciudad

El E-Berlingo Multispace cuenta con el distintivo ambiental de la DGT de tipo CERO. Con ello podremos olvidarnos de cualquier tipo de protocolo o restricción de circulación en nuestra ciudad. Además, en muchos municipios permiten a los vehículos eléctricos aparcar en plazas reguladas, incluso de forma gratuita. Es algo que no durará siempre, pero mientras tanto nos ahorraremos mucho tiempo y dinero.

Autonomía y carga más que suficiente, cuestión de organizarse

Eberlingo 03

La falta de autonomía es, a día de hoy, el mayor prejuicio que tenemos de los vehículos eléctricos. Podríamos pensar que, si bien puede darnos de sobra para un uso particular, podría no ser suficiente para una jornada de trabajo entera. Sin embargo, un vehículo como el Citroën E-Berlingo Multispace cuenta con 170 km de autonomía, más que suficiente para los menos de 100 km diarios que hacemos los españoles de media.

Y podemos cargarlo en nuestro garaje durante la noche, aprovechando las horas valle de nuestra tarifa de luz. Podrá cargarse al completo en 8 horas y media con una simple toma schuko de tipo Green Up.

Las empresas de transporte y paquetería pueden hacer un planteamiento diferente. Muchas de ellas, que han ido incorporando vehículos eléctricos en sus flotas de reparto, cuentan con sus propios puntos de carga en sus instalaciones, generalmente de mayor capacidad de carga. 

Un Citroën E-Berlingo Multispace puede cargarse al 80% en 30 minutos en modo carga rápida. De este modo, las empresas pueden incluir breves paradas de recarga en la planificación del reparto de cada uno de sus vehículos.

Que la sociedad adopte de forma masiva el vehículo eléctrico requerirá de nosotros un cambio de mentalidad. Como vemos, un vehículo como el Citroën E-Berlingo Multispace puede ser una excelente alternativa para el transporte de “última milla”. 

También lo será para todos aquellos trabajadores (autónomos o PYMEs) que necesiten de un vehículo espacioso y fiable para su actividad profesional. Las ventajas que ofrece la movilidad eléctrica promete cambiar la forma que tenemos de trabajar al volante.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios