7 maneras de experimentar con la luz inteligente en tu hogar (y de la forma más sencilla posible)

7 maneras de experimentar con la luz inteligente en tu hogar (y de la forma más sencilla posible)
Sin comentarios

Una de las maneras más fáciles de convertir tu hogar en un lugar más cómodo para vivir es trabajar la iluminación de las diferentes estancias. Pero no hay que enfocar este proceso como un simple cambio a luces más modernas. Debemos entender qué nos ofrece la nueva tecnología de iluminación inteligente aplicada a las actividades que se van a realizar.

Sistemas como Philips Hue nos permiten ser más eficientes en el consumo, adaptar las habitaciones para conseguir el estado de ánimo ideal, controlar todas las posibilidades desde una aplicación móvil o, por ejemplo, disfrutar de la integración con otras tecnologías del hogar.

¿Te apetece comprobarlo con siete escenarios cotidianos? A continuación te proponemos aplicaciones reales partiendo de un kit de inicio que ofrece una gran facilidad de uso y que nos deja conocer todos los funcionamientos del sistema. En caso de que necesitaras subir un poco de nivel, añadimos ejemplos con luces y accesorios Hue más complejos.

1. Las mejores luces para disfrutar del cine en el salón: integra Netflix o Apple TV

Cine

Vivimos esos días del año en los que apetece quedarse en casa y montar el mejor plan alrededor de la tele. Y eso significa que por fin tenemos ese hueco para ver el estreno que teníamos pendiente o pegarnos una maratón de nuestra serie favorita.

¿Qué tal si además de escoger la película también elegimos la luz adecuada? Con Philips Hue podemos transformar el salón para que las noches frente al televisor sean mágicas. Con una configuración de dispositivos como esta que te presentamos serás la envidia de cualquier cine:

Pack doble barra de luces o tiras de luz

Con ellas vamos a crear un efecto de iluminación en el área de la televisión. La doble barra de luces Hue Play la podemos colocar en vertical u horizontal o utilizar los soportes e instalarla detrás de la tele para proyectar la luz contra la pared.

Las tiras de luz, por su parte, son una solución más discreta, ya que se integran a la perfección al quedar escondidas tras la pantalla.

Sincroniza las luces con el contenido

Para subir el nivel de nuestras sesiones de cine tenemos que sincronizar estas luces con el contenido de la pantalla. El sistema de Philips permite que todas sus luces se atenúen, intensifiquen o cambien de color a toda velocidad, lo cual genera una experiencia verdaderamente inmersiva.

Play HDMI Sync Box es el accesorio que nos permite esta función. Ofrece cuatro entradas HDMI para que conectemos las fuentes con las que queremos conseguir el efecto, como dispositivos de streaming o consolas de videojuegos. Así será como podremos sincronizar Netflix o Apple TV.

Una aplicación para dominar todas las luces

App

Nos hemos situado en el salón con unas luces espectaculares en calidad y colorido, además de un sistema que permite sacar lo mejor de ellas. Pero tenemos que poder controlarlas. La respuesta está en las aplicaciones Hue y Hue Sync, disponibles para iOS y Android.

Con estas aplicaciones y el centro de control llamado Hue Bridge, conseguimos que las luces sean realmente inteligentes. Podremos controlar la iluminación a nivel de habitación, automatizar su funcionamiento, crear rutinas o sincronizarlas para que nuestra música, pelis y juegos sean mejores.

2. Diseñar un espacio para la relajación

Relax

Es muy recomendable encontrar un lugar de relajación en el hogar. ¿A quién no le gustaría disponer de una habitación en la que poder realizar yoga o meditación? Para mejorar la experiencia en estas actividades, el sonido tiene mucho que decir, pero especialmente el tipo de iluminación:

  • Luces más cálidas para yoga o actividades de relajación.
  • Un incremento de brillo y tonos más fríos en las luces cuando queremos activarnos en el ejercicio.

Con el kit de inicio de Philips Hue podemos controlar tanto la intensidad como la temperatura, así que no tendremos que realizar un gran desembolso para conseguir controlar esta iluminación.

Para mejorar la experiencia podemos apostar por lámparas de suelo y situarlas en rincones o colocarlas contra paredes para crear una atmósfera relajante.

La manera ideal de jugar con esta iluminación y con las diferentes escenas que se pueden generar es el interruptor Hue Dimmer switch, que se fija a paredes o superficies magnéticas. Y también se puede usar como mando a distancia desde nuestra zona de ejercicios.

La música la pone Spotify

Spotify

En lo que respecta al ambiente sonoro, nada como aprovechar las listas especializadas que encontramos en Spotify. E incluso es posible hacer que las luces se sincronicen con el audio gracias a la integración de Philips Hue con el famoso servicio musical. En definitiva, lo que buscamos es una experiencia que se escucha, se ve y se siente.

De hecho, Philips Hue está enriquecido con un nuevo algoritmo que analiza los metadatos de cada canción en tiempo real para hacer que las luces parpadeen, se atenúen, brillen y cambien de color junto con el ritmo, el estado de ánimo, el género y el tiempo de cualquier música en Spotify.

Experimenta con las luces

No pierdas la oportunidad de usar Hue Labs, una sección en la aplicación Philips Hue en la que podrás probar nuevas características experimentales. En ella encontramos escenas ideales para le relación como el “yoga guiado”, las “luces para meditación” o la iluminación “luz de una vela”.

3. ¿Mayor seguridad? Integra luces y cerraduras inteligentes

yale philips

Una de las grandes ventajas de Philips Hue es que se integra con múltiples sistemas que ya están funcionando en los hogares más inteligentes. Un buen ejemplo son las cerraduras inteligentes Yale, que nos permiten convertir nuestro teléfono en la llave de la casa.

Con una configuración muy sencilla, luces y cerraduras inteligentes pueden crear un ambiente más seguro al entrar y salir del hogar. Veamos algunos ejemplos:

  • Luces de bienvenida: te acercas a la puerta, el sistema Yale detecta tu llegada y no solo desbloquea la puerta; también enciende las luces.
  • Salir de casa sin preocupaciones: bloqueando la puerta con la aplicación Yale, apagamos las luces de la casa directamente. Así, nunca se nos quedarán encendidas.
  • Tus personas de confianza, con acceso a la cerradura y la luz: Yale también permite que nuestros invitados se sientan como en casa en nuestro hogar... literalmente. Nosotros aprobamos su acceso a través de la app y la puerta se abre ante ellos como por arte de magia desde un smartphone o teclado. Y lo mismo se aplica al encendido de las luces.

Luces y alarmas hacen su trabajo juntas

alarma

No solo ganamos en comodidad, sino que también es posible integrar la iluminación de casa con el sistema de alarma de Yale. Por ejemplo, provocar un destello en verde para indicarnos que la alarma ha sido desconectada al entrar en casa o hacer que la luz parpadee en rojo para ahuyentar a los intrusos y alertar a personas que se encuentren cerca.

4. Ilumina tu área dedicada al ‘gaming’

Gaming

Los videojuegos se han convertido en una afición que va más allá del ordenador, la consola y la tele. Queremos habitaciones preparadas para vivir la mejor experiencia y desde el punto de vista de la iluminación podemos hacer mucho por evolucionar el ambiente de las partidas.

Lo primero es encontrar las luces adecuadas, aquellas que convierten una habitación tradicional en una zona de juego. Luces pequeñas distribuidas por todo el espacio nos ayudarán a dar esa ambientación especial, mientras que unas barras de luz —o tiras de Led— detrás del monitor conseguirán extender el contenido del juego hasta tu habitación.

Todas estas luces las podemos configurar con una luz azul más fría para realizar las tareas del hogar o pasar a unos tonos más cálidos y tenues mientras se juega. Pero lo mejor es que podemos hacer que sea el juego el que determine los colores:

Sincroniza las luces con tu ordenador

gaming

Para una experiencia realmente inmersiva tendremos que hacer uso de la aplicación Hue Sync disponible en ordenadores —mac OS y Windows—. Tus luces imitarán el contenido de la pantalla, atenuándose, brillando, parpadeando y cambiando de color según lo que esté sucediendo en la partida.

Es posible subir de nivel todavía más si cuentas con periféricos gaming como los Razer, ya que todos los colores e intensidades de las luces de estos dispositivos funcionarán al unísono con los de Philips Hue.

5. El cuarto de baño, ese gran olvidado en la iluminación

Luces baño

Al baño no le solemos dedicar la atención que merece desde el punto de vista de la iluminación. Sin embargo, es un lugar donde arrancamos el día cada mañana y donde acabamos relajándonos para preparar el sueño. Así, debemos estudiar tres tipos de luz inteligente en esta estancia:

  • La primera sería la iluminación ambiental para dar luz general al espacio. Una lámpara de techo es la opción ideal.
  • La segunda afecta a la iluminación de tareas, como maquillarnos o afeitarnos. Para ello apostamos por unos focos laterales al espejo, a una altura ligeramente por encima de los ojos.
  • Un tercer tipo de iluminación, opcional, para realizar acentos en distintos elementos del cuarto de baño. Por ejemplo, podemos añadir luces para iluminar la bañera o una estantería.

La configuración ideal para el maquillaje

Espejo Hue

Gracias a la utilización de la tecnología LED, el calor no es un problema en el maquillaje, por lo que podemos apostar por una potencia lumínica importante para ese momento. Y gracias a la posibilidad de atenuar la luz en los focos, ajustaremos al nivel suficientemente para ver sin molestar a los ojos.

En cuanto a la temperatura de color, una luz blanca suave es la opción ideal para no contaminar la paleta de colores con los que estamos trabajando. La luz ambiente la podemos configurar para que comparta parámetros.

6. Luz para un dormitorio más acogedor

Dormitorio

En la búsqueda de un dormitorio cómodo y acogedor, tenemos que conocer cómo nos afecta la temperatura de color que podemos elegir con la tecnología de Philips Hue. La luz más fría nos ayuda a estar más despiertos y concentrados, pero si lo que necesitamos es relajarnos es mejor optar por tonos más cálidos —promueven la secreción de melatonina y mejoran la calidad del sueño—.

Los cambios de color e intensidad los podemos realizar sin levantarnos de la cama, gracias a la aplicación Hue, a través de un atenuador como el Hue Dimmer switch. Otra opción es usar nuestra voz, si tenemos configurado un altavoz con asistente de voz.

Para las personas que no sean amantes de los despertadores, con Philips Hue puedes crear una rutina que haga que las luces se vayan encendiendo poco a poco a una determinada hora.

Rutinas para los más pequeños

Nino

Los niños, especialmente los más pequeños, necesitan dormir más horas que las personas mayores. Es muy interesante que cumplan con esas horas y cuenten con una rutina de sueño antes de acostarse.

Hablamos de acompañarlos 30 minutos antes de que se queden dormidos. Y aquí las rutinas con luces inteligentes pueden ayudar a conciliar el sueño: se apagan lentamente por la noche y reducen la exposición a la luz azul.

También pueden convertirse en una herramienta útil para aquellos niños que tienen miedo a la oscuridad, utilizando una luz nocturna portátil que los acompañe por la noche o se apague a una hora prudente. Unas tiras de luces Led en bordes oscuros o debajo de la cama también pueden servir.

7. Controla con la voz la luminosidad en la cocina

Cocina

Poner al día la iluminación de tu cocina es un proceso menos complicado de lo que parece. Sobre todo es cuestión de identificar las zonas a iluminar e introducir luego luces inteligentes.

La cocina es un espacio en el que se produce mucha vida y no siempre está relacionada con cocinar. Como centro de reunión nos parece importante contar con luces que creen ambiente, como pueden ser paneles, plafones inteligentes o lámparas colgantes.

Pero lo principal es contar con la mejor luz en los lugares donde se realizan las tareas. Por eso necesitamos la capacidad de ajustar la intensidad cuando vamos a cocinar, comer, fregar o leer. Y también será interesante regular la temperatura a colores fríos, siempre ideales en espacios de trabajo.

¿Qué tal si introducimos un detector de movimiento? Así podremos acceder de noche a la cocina sin tener que encender las luces de manera manual.

Compatible con el Asistente de Google, Siri o Alexa

Altavoz

Cuando estamos en la cocina, solemos tener las manos ocupadas, así que la introducción del control por voz de la iluminación es más que bienvenida. Sin dejar la sartén o la bayeta podemos cambiar la temperatura de color o la intensidad.

Philips Hue se lleva bien con todos los asistentes de voz del mercado, por lo que podremos utilizar cualquier altavoz inteligente. La compatibilidad está asegurada con dispositivos que usan Alexa de Amazon, el Asistente de Google o Siri con el HomeKit de Apple. Y ya solo nos queda disfrutar.

Fotos | Philips Hue

Inicio