Kia Niro PHEV, primeras impresiones: mucho más que una gran defensa de los híbridos enchufables
Xataka Movilidad

Kia Niro PHEV, primeras impresiones: mucho más que una gran defensa de los híbridos enchufables

Hay un Kia Niro para cada uno de nosotros. Eso sí, todos con versiones electrificadas en mayor o menor medida. La apuesta de Kia por el segmento de los SUV compactos cumple con todo el abanico electrificado disponible: híbridos, híbridos enchufables y eléctricos. En nuestro caso, ya hemos probado su versión PHEV.

Ficha técnica del Kia Niro PHEV

Kia Niro PHEV

Tipo de carrocería.

SUV de cinco plazas.

Medidas y peso.

4.420 mm de largo. 1.850 mm de ancho y 1.545 mm de alto. Distancia entre ejes de 2.720 mm. 2.060 kg.

Maletero.

348 litros.

Potencia máxima.

136,4 kW (183 CV) y 265 Nm de par motor.

Consumo WLTP.

0,8 - 1 l/100 km.

Distintivo ambiental.

Cero emisiones.

Ayudas a la conducción (ADAS).

Control de crucero adaptativo con función Stop&Go y frenada de emergencia (con ayuda en cruces), sensor de ángulo muerto, mantenimiento en el carril y alerta de tráfico cruzado.

Otros.

Doble pantalla TFT LCD de 10,25 pulgadas con sistema operativo propio y compatible con Android Auto y Apple CarPlay. Entrada USB tipo A y C y doble entrada USB C para las plazas traseras. Aplicación propia Kia Connect y carga inalámbrica de 15 kW.

Híbrido eléctrico.

No.

Híbrido enchufable.

Sí. Motor de gasolina de 77,2 kW (105 CV) y motor eléctrico de 62 kW (84,3 CV). Total de 136,4 kW (183 CV). Batería de 11,4 kWh y 65 km de autonomía eléctrica.

Eléctrico.

No.

Precio y lanzamiento.

Ya disponible desde 38.600 euros.

Volver a ser la referencia

Desde su lanzamiento, el Kia Niro ha obtenido buenos resultados en ventas. La marca es la firma más vendida entre particulares y el Niro es el tercer modelo de la marca más reclamado en Europa. De hecho, durante 2023 esperan alcanzar las 90.000 unidades en el Viejo Continente. Hasta ahora, Kia ya ha puesto en el mercado 350.000 unidades.

En Europa, la tendencia todavía se inclina por el híbrido, con un 54% de las ventas, pero el eléctrico ya dobla al PHEV (31% frente al 15%). Pese a todo, la firma espera que en España tenga un buen recorrido esta motorización híbrida enchufable y puede ser una opción realmente interesante para quien utilice su coche por ciudad a diario, recorra menos de 65 kilómetros o no quiera verse limitados por los 460 km de autonomía de la versión completamente eléctrica.

KIA Niro PHEV trasera

Hay que recordar, eso sí, que el Kia Niro eléctrico ya fue el segundo modelo más vendido con esta tecnología en nuestro país el pasado año. De hecho, durante la presentación se nos aseguró que estaban recibiendo unas 200 solicitudes del vehículo cada mes, lo que lo situaría en unas 2.400 unidades en un año completo. Grandes cifras si se tienen en cuenta las dificultades por las que atraviesa el mercado y que en 2021 se vendieron 1.715 unidades del mismo.

Para conquistar al público que apuesta por una mayor electrificación, el Kia Niro eléctrico e híbrido enchufable repite una fórmula que ya conocemos del Kia Sportage, su hermano mayor: diseño llamativo, buen interior y dotación tecnológica a la altura.

Kia Niro PHEV, el salto más conservador a lo eléctrico

Durante la presentación de nuevo Kia Niro en Madrid, tuvimos la oportunidad de circular a bordo de una de sus unidades híbridas enchufables. De momento, hay muy pocas unidades de la versión eléctrica en nuestro país y esta vez no tuvimos la ocasión de ponernos a sus mandos, aunque esperamos hacerlo en el futuro.

Como decíamos, el Kia Niro PHEV es la opción más interesante para el cliente que aún no se atreve con el salto completo al eléctrico. Su batería de 11,1 kWh asegura 65 kilómetros en modo exclusivamente eléctrico según el ciclo WLTP, mientras que el eléctrico (batería de 64,8 kWh) puede resultar algo corta en carretera abierta. La autonomía de este último según ciclo WLTP es de 460 kilómetros.

KIA Niro PHEV Trasera 2

Compartiendo opiniones con algunos compañeros de otros medios, supimos que el consumo del eléctrico se había situado en unos 17 kWh/100 km en un tramo que no fue de altas velocidades en autopista (donde más consume un eléctrico), aunque sí en constante subida. Con esos consumos, el SUV eléctrico debería estar mucho más cerca de los 400 kilómetros y con una capacidad de carga rápida de 100 kW, puede hacer que más de un conductor termine por preferir el híbrido enchufable.

Durante nuestra prueba comprobamos que el Kia Niro PHEV se basta cuando utiliza el motor exclusivamente eléctrico, de 62 kW (83 CV), especialmente con el coche ya lanzado en una autopista o autovía rápida. Electrónicamente, el modo eléctrico está limitado a 140 km/h. Eso sí, si veníamos de utilizar el coche en modo híbrido, la bajada de rendimiento es evidente.

Aún así, hay que entender que el Kia Niro PHEV está pensado como un vehículo para moverse con soltura en el entorno urbano y, a ser posible, moverse en el radio inferior a sus capacidades eléctricas por lo que aquí no echaremos un extra de potencia, compensado con la inmediatez de los propulsores eléctricos.

Cuando le reclamamos potencia, los 183 CV que suma el motor de combustión y el propulsor eléctrico convierten al Kia Niro PHEV en un modelo más que solvente, de buena pisada y con la capacidad para salir airoso de cualquier apuro sin ningún problema.

KIA Niro PHEV luz trasera

Cariño, he encogido al Kia Sportage PHEV

Podríamos definir al Kia Niro como una versión reducida de su hermano mayor. Del Kia Sportage recibe gran parte de la tecnología que monta el SUV compacto, tanto en ayudas a la conducción como los buenos acabados y la sensación general de calidad.

Los materiales son buenos y la inmensa mayoría de las terminaciones están bien rematadas. El volante es cómodo (completamente redondo), personalmente me gusta la forma heredada del Kia EV6 y añade un botón exclusivo para los modos de conducción: híbrido, Sport y EV, en este caso.

KIA Niro PHEV interior

Las pantallas gemelas para el cuadro de instrumentos y el sistema de infoentretenimiento son gemelas y miden 10,25 pulgadas cada una. Por debajo de la central, vuelve la barra dinámica para gestionar la climatización y los archivos multimedia. No me parece mejor solución que los botones físicos pero a cambio tenemos el doble de accesos rápidos en un mismo espacio. Y el táctil funciona realmente bien.

Por debajo, la carga inalámbrica (detecta rápido al teléfono) y dos puertos USB (uno tipo A y otro tipo C). El problema es que para disfrutar de Android Auto y Apple CarPlay, será necesario conectar el teléfono mediante clave, una decisión que es aún más sangrante en su hermano mayor. Al menos, el espacio es suficiente para guardar el teléfono sin mayores problemas.

KIA Niro PHEV interior vertical

La consola central mantiene controles físicos relacionados con el aparcamiento, la calefacción del volante o los asientos y la ruleta para la selección de las marchas. Una vez más, la decisión de acabar esta zona en negro piano garantiza que el espacio entre pasajeros sea un imán para las huellas.

Las plazas traseras son cómodas y cuentan con dos USB tipo C al alcance de sus pasajeros. Estos se incluyen en el respaldo de los asientos delanteros, una solución interesante, aunque habrá que contar con un cable relativamente largo si queremos aprovechar la carga mientras utilizamos el teléfono móvil.

En el peor de los casos, otra opción es abrir el hueco del túnel central y cargar el teléfono en esa zona pero también necesitará de un cable largo y, además, perderemos el reposabrazos, por lo que me parece una solución de emergencia más que algo a aprovechar de manera recurrente.

El maletero, eso sí, pierde capacidad en comparación con las versiones híbridas o eléctricas. Las baterías se sitúan en su zona central trasera, lo que limita el maletero a 348 litros. En un viaje largo, es el principal inconveniente frente a la versión eléctrica, que alcanza los 475 litros. Al menos, tiene formas planas y es muy aprovechable.

KIA Niro PHEV USB C

Sistemas y ayudas a la conducción que están a la altura

Con cada lanzamiento de un Kia, sentarse en el puesto de conducción es, sencillamente, satisfactorio. Los menús del cuadro de instrumentos son claros y sencillos, con toda la información que necesitas y una mínima personalización en la pantalla, sobre todo restringida a los modos de conducción, que aportan algunos elementos distintivos.

La pantalla central tiene una gran resolución, los menús son muy esquemáticos y no cuesta hacerse con ellos. Las aplicaciones disponibles son numerosas y el paso de una a otra es tan fluida como cabría esperar. Especialmente resultón es el navegador, con representaciones en 3D de los edificios en las ciudades e indicaciones que muestran muy claramente qué caminos debemos tomar. De hecho, las indicaciones incluso rodean a los edificios si tenemos que girar detrás de ellos.

KIA Niro PHEV pantalla

La pantalla está muy aprovechada la réplica de nuestro móvil con Apple CarPlay o Android Auto debería ser exactamente igual que en el Kia Sportage, aunque esta vez no pudimos comprobar este apartado.

El mayor problema es que las pantallas son más pequeñas que en el hermano mayor pero el marco es de las mismas dimensiones que las de este (o muy similares). Queda un poco deslucido este aspecto que, sin llegar al caso del Opel Astra, sí da cierto regusto a que se podrían haber ampliado para ofrecer una mejor experiencia, ya buena de por sí.

En marcha, el Kia Niro PHEV ya hemos dicho que es muy solvente y esta vez el salto del motor eléctrico al puro de combustión es más suave y más inmediato. La sensación habitual de ser retenidos brevemente antes de destapar toda su potencia es mínima.

Los sistemas ADAS de ayuda a la conducción funcionan tan bien como en el Kia Sportage aunque tampoco pudimos hacer un examen demasiado intenso de los mismos, pues el tráfico no fue intenso. Eso sí, el mantenimiento del carril o el aviso de cambio del mismo puede ser demasiado intrusivo cuando salimos a carreteras secundarias.

En cuanto a su precio y equipamiento, todo queda recogido en esta tabla. El precio de salida son 38.600 euros, aunque es posible acogerse al Plan Moves III para ahorrarnos hasta 5.000 euros.

Equipamiento

Precio

Kia Niro PHEV Concept

Mantenimiento en el carril, reconocimiento de señales, sensor de fatiga, luces automáticas y frenada de emergencia frontal con reconocimiento de peatones. Control de crucero. Sensor de luces y de aparcamiento

38.600 euros.

Kia Niro PHEV Drive

Levas en el volante. Prevención de colisión en los cruces, alerta de tráfico cruzado y sensor de ángulo muerto. Navegador de Kia compatible con Android Auto y Apple CarPlay. Función Stop&Go en el control de crucero. Sensor de lluvia.

42.300 euros.

Pack Design

Panel de instrumentos integrado con doble pantalla TFT LCD de 10,25 pulgadas. Lunas oscurecidas y cargador inalámbrico.

    500 euros

Kia Niro PHEV Emotion

Control de tráfico trasero cruzado. Asientos delanteros calefactables. Volante calefactable. Estacionamiento remoto con llave. Portón trasero eléctrico.

44.800 euros.

Pack Luxury

Techo solar. Sistema de audio premium Harman/Kardon. Asientos delanteros ventilados, calefactables y con función de memoria (conductor). Head-Up Display

    500 euros
Temas
Inicio