Compartir
Publicidad
¿Pueden los gestos táctiles de Android competir con 3D Touch?
Móviles

¿Pueden los gestos táctiles de Android competir con 3D Touch?

Publicidad
Publicidad

La llegada de iOS 9 y sobre todo de los nuevos iPhone 6s y iPhone 6s Plus nos ha permitido conocer la que es probablemente la novedad más importante de estos dispositivos: la tecnología 3D Touch. Esta nueva forma de interactuar con las pantallas táctiles hace que sea posible acceder a diversas opciones y tareas de forma muy sencilla y rápida, ahorrando tiempo y "toques".

Los que ya han comenzado a utilizarla hablan de una pequeña gran revolución en el paradigma de uso de nuestros smartphones, y parece que los dispositivos Android podrían quedar atrás en este tipo de interacción. Sin embargo hay ya todo un debate sobre las opciones actuales y de futuro de esta plataforma que desde luego soporta una buena cantidad de gestos táctiles. ¿Podrá competir Android con lo que ofrece 3D Touch?

Más allá de la pulsación larga

Esa nueva "tercera dimensión" de la interacción táctil en los iPhone 6s/Plus plantea nuevas opciones basadas en la fuerza que aplicamos al presionar la pantalla, y algunos han querido comparar esa mayor presión con la pulsación larga tanto en iOS como en Android.

Sin embargo las posibilidades con 3D Touch van más allá de las que ofrece la pulsación larga -Apple las explica muy bien aquí-, y aunque para muchos este tipo de interacción equivaldría a lo que hace el botón derecho del ratón, la pulsación larga tiene un problema: es lenta.

No solo eso: en Apple han integrado toda una capa hardware que permite detectar esos niveles de presión, y una capa software que precisamente permite que 3D Touch no solo se pueda usar ya en diversas aplicaciones móviles de Apple, sino también que vaya formando parte de las aplicaciones de terceros. Las posibilidades aquí son de lo más interesantes, aunque ya hay dispositivos como el Huawei Mate S que tratan de emular también esa combinación hardware-software, pero la integración apunta por ahora a ser claramente inferior a la de Apple.

Xposed demuestra que la alternativa existe en Android

La interacción táctil con esa nueva dimensión no es del todo nueva, y ya formó parte del Apple Watch durante su presentación a finales del año pasado. La tecnología Force Touch que también hizo acto de presencia en los touchpads de los MacBook de Apple nos descubrió esa singular opción, y los desarrolladores independientes de Android tomaron buena nota.

De hecho pronto surgieron alternativas a Force Touch en la plataforma de Google. El conocido framework Xposed permite añadir todo tipo de nuevas funcionalidades al sistema operativo, y hace meses que existen precisamente módulos dirigidos a ofrecer un "Force Touch adaptado" en los smartphones basados en Android.

Como se puede ver en el vídeo, estos módulos permiten que esa pulsación más fuerte en algunas zonas de la pantalla (y de la aplicación en cuestión) equivalga a lo que haríamos con una pulsación larga. El efecto es idéntico por tanto al que lograríamos con esa pulsación larga, pero simplifica el acceso, y esa pulsación se calibra antes de ser utilizada: de hecho, indican los desarrolladores de una de estas extensiones, cuanto más pulsamos así la pantalla, más precisa es la interacción.

Otro de estos módulos va más allá, y permite asociar esos toques en ciertas zonas de la pantalla con diversas acciones, no solo la pulsación larga. Así podríamos asociarlo con un doble toque, con una pulsación larga, o con un deslizamiento en las cuatro direcciones.

De hecho este módulo tiene dos tipos de interacción táctil más: la pulsación con el nudillo (Knuckle Touch) también se puede asociar con diversas acciones, mientras que la llamada Wiggle Touch hace que al pulsar sobre un punto y luego "menear" un poco el dedo podremos también obtener distintas respuestas.

Estos módulos no funcionan de forma unificada en todos los smartphones, eso sí, y hay ya una comunidad de usuarios en XDA Developers que ha tratado de ir incluyendo en una lista aquellos en los que se detecta la presión o el tamaño de la pulsación (si pulsamos con algo pequeño como un nudillo o grande como un dedo bien apoyado en la pantalla).

Google también puede plantear mejoras en los gestos táctiles

Esos módulos para Xposed son una solución interesante para usuarios avanzados, pero es necesario contar con un dispositivo rooteado y muchos usuarios no tienen la base técnica necesaria -o el interés- para realizar este proceso.

Seleccion 028

Eso plantea una barrera importante para sacar provecho de estas opciones, pero existe una alternativa de futuro: ¿y si fuera Google la que ofrece esta opción de serie? Hace tiempo que es posible consultar el tipo de gestos disponibles en Android y las acciones por defecto que se disparan al realizar alguno de ellos, así que aquí las alternativas son claras.

La primera, obviamente, es la de "adoptar" esos gestos que ya están soportados por los módulos Xposed, y permitir que los usuarios que quieran puedan disfrutar de toques con mayor fuerza asociados a distintas opciones como esa pulsación larga que ya está disponible en el sistema operativo.

Pero otra, por supuesto, es la de ampliar ese catálogo de gestos para añadir otros que puedan servir para ofrecer ese tipo de interacción. Hemos visto como la mecánica no es del todo nueva: algunas aplicaciones se han ido actualizando con soporte para este tipo de gestos -descartar o archivar mensajes de correo en el cliente nativo de Gmail, por ejemplo- y todo parece indicar que aañadir ese soporte no debería ser del todo complejo en Android.

De hecho el uso de cierto tipo de gestos podría introducirse de forma generalizada en las aplicaciones, sustituyendo esa detección de la fuerza de la presión que permite el hardware de los nuevos iPhone 6s/Plus con una simple detección del número de dedos implicados en la interacción, o el gesto que hacemos al utilizarlos. El "Peek" que nos enseñó Apple podría asociarse con una pulsación con dos dedos, por ejemplo, y el "Pop" con tres... pero solo estamos planteando una opción, por supuesto, y aquí las combinaciones parecen ilimitadas.

Luces y sombras en el soporte 3D Touch en Android

Todos estos datos hacen prever que efectivamente un mayor grado de interacción táctil es deseable y previsible para la plataforma Android, que por ahora se había limitado a los gestos tradicionales de los que no muchos salíamos. Las opciones están ahí, y sistemas operativos como BlackBerry 10 o Sailfish OS también plantearon un fuerte uso de gestos táctiles para acceder rápidamente a distintas opciones del sistema.

Huawei Mate S Knuckle La pulsación con nudillos del Huawei Mate S trata de ser la respuesta a Force Touch en los nuevos iPhone

Google no se ha posicionado al respecto ni ha hecho comentarios oficiales sobre 3D Touch, pero la dimensión del ecosistema Android plantea una dificultad importante: con tantos fabricantes y modelos, una característica de este tipo hace poco viable que haya requisitos hardware tan importantes como los integrados en los nuevos iPhone.

Al obstáculo de tener que contar con un hardware especializado que dejaría atrás a los móviles de gama media y baja, al menos a corto plazo, se le une otro factor: la fragmentación. Las nuevas versiones de Android tardan mucho en llegar a un porcentaje significativo de dispositivos, y eso haría que la actualización de Android con más y mejores gestos táctiles no estuviese disponible para la mayoría de usuarios hasta dentro de bastante tiempo. Aun suponiendo que Google ya esté moviendo ficha y nos presente algo en el futuro Google I/O de mayo de 2016, el hipotético Android "I" con esa novedad no se presentaría hasta dentro de un año si todo marcha como se espera.

A todo ello habría que sumarle la curva de aprendizaje que impondrían los nuevos gestos: todos los usuarios tendrían que aprender a utilizar esas nuevas interacciones, algo nada sencillo y que desde luego tendría como obstáculo esa resistencia al cambio que tienen la mayoría de los usuarios. Sin embargo en este ámbito, al igual que con los nuevos iPhone, bastaría con demostrar las prestaciones que es posible lograr para ir convenciendo a más y más usuarios de las ventajas y la ganancia en productividad.

Hay otra posible ventaja en esa adopción acelerada: hace tiempo que Google separa muchas de sus aplicaciones de la plataforma base de Android, así que esos gestos podrían estar disponibles antes de que lo estuviera la plataforma global en sí. Nuevas acciones para Gmail, el calendario, Google Play o la aplicación de cámara podrían por tanto adoptarse por parte de los usuarios al actualizar esas aplicaciones, pero es evidente que la integración total no sucedería hasta que la nueva versión de Android llegase.

Parece que 3D Touch plantea una mejora evidente en el paradigma de interacción con nuestros dispositivos móviles, así que ahora queda por ver cómo reacciona Google -e incluso como lo hacen otras plataformas, y te miramos a ti, Windows 10 Mobile- en este apartado. Será interesante presenciar la batalla.

En Xataka | iPhone 6s Plus: las 5,5 pulgadas plantean un escenario perfecto para Force Touch

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio