Publicidad

Panasonic HC-X900, análisis

Panasonic HC-X900, análisis
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Las videocámaras siguen existiendo. Sí, de vez en cuando marcas como Sony o Panasonic anuncian la renovación de sus modelos para consumidores, pero en los últimos años se nota que están más centradas en otros campos donde su experiencia con el vídeo cuenta. Por ejemplo las cámaras sin espejo, un segmento que les proporciona un mejor futuro y más márgenes de ganancias.

Pero como os decía, de vez en cuando hay novedades, como esta Panasonic HC-X900, una videocámara que hemos probado en Xataka. A continuación, su análisis.

Panasonic HC-X900, la última de una saga mítica

Si alguna vez te has planteado comprar una videocámara de calidad dentro del mercado de consumo, habrías errado seguro si las videocámaras de Panasonic con sistema de triple sensor 3MOS no estaba en la lista preferente de compra. Durante años han sido referente y esta HC-X900 sigue la misma tendencia. Quizás demasiado.

Es cierto que la base de esta saga sigue funcionando pero tal y como está el mercado de parado, uno hubiera esperado algo más de revolución en una nueva videocámara como es la HC-X900. Sin embargo Panasonic ha decidido afianzar su posición con esta nueva versión dándolos solo algunos retoques, como ya te adelanté cuando se anunciaron a inicios de año. Los días que la he estado probando han acabado por confirmar las sospechas.

Panasonic X900 análisis en xataka

En el apartado de diseño es donde encontramos las novedades que más apreciará el consumidor. Las formas son muy parecidas a modelos anteriores, pero se le ha dado un poco más de seriedad en el acabado, y el resultado es una videocámara de casi perfecta ergonomía, con la mayoría de los botones justo donde tienen que estar, y ayudas muy interesantes como el anillo de control.

Anillo de control en la X900
Un anillo para enfocar o usar el zoom siempre es buena idea

Encontramos en su cuerpo quizás un poco voluminoso, un botón para la grabación directa de vídeo, otro para la toma de fotografías junto con el clásico zoom de estas cámaras de Panasonic, y un deslizador para cambiar de modo (foto, vídeo y revisión) a la altura del dedo índice. Este último control me ha parecido un poco duro para poder manejarlo sin tener que agarrar la cámara con la otra mano.

Son también un acierto los botones directos para activar o no el sistema de estabilización, así como para cambiar a modo manual o a la grabación de máxima calidad, aunque éste último está oculto bajo la pantalla y no en el cuerpo principal.

Conexiones principales de la Panasonic X900

En cuanto a las conexiones principales, las de micrófono externo y auriculares están junto a la cinta de mano, mientras que el resto se hayan bajo la pantalla pero sin protección. Lo ideal hubiera sido que Panasonic les hubiera proporcionado un lugar de reposo a resguardo de la suciedad ya que no son puertos que vayamos a estar usando continuamente. Sí que lo ha hecho con los exteriores, como el de carga o los de micrófono y auriculares. También me hubiera gustado que el botón de encendido no estuviera bajo la pantalla sino en una zona más accesible de la videocámara.

Panasonic X900 análisis en Xataka zapata
No busques la zapara de accesorios en la parte de arriba porque está oculta en un lateral

Por cierto, si estás buscando la zapata para accesorios que suele encontrarse en el lomo de la videocámara, Panasonic ha decidido esconderla en un lateral para esta X900.

Calidad garantizada incluso en condiciones complicadas

Toca hablar de la calidad de grabación y especificaciones. Panasonic le ha colocado a esta nueva videocámara su fantástico triple sensor MOS que tantas alegrías nos da a los aficionados preocupados por la calidad de las grabaciones, con un tamaño de 1/4.1 pulgadas cada uno de ellos y resolución de 2 megapíxeles.

La calidad de grabación puede ser de hasta 1920x1080 y 50p, y es una maravilla para una videocámara con un precio por debajo de los 1.000 euros, tanto en colores (muy naturales) como nitidez y detalle de las tomas en movimiento gracias a su mejorado sistema de estabilización. Incluso en condiciones de luz problemáticas esta Panasonic HC-HX900 cumple con creces. En cuanto al zoom, es un 12x que parte de un angular de 30 mm que podría haberse mejorado.

Panasonic X900 y su ranura para tarjetas SD
Esta videocámara usa tarjetas SD, y la ranura está en la parte inferior

Por cierto, aunque no lo había dicho antes, estamos hablando de una videocámara sin memoria interna de ningún tipo y que recurre a las tarjetas de memoria SD como sistema de almacenamiento.

Panasonic X900 y su visor electrónico

Para grabar podemos recurrir directamente a la pantalla, de 3.5 pulgadas, o usar el visor electrónico que podemos desplazar de forma horizontal para una mejor posición de grabación, pero nada más. En mi caso recomiendo usarlo solamente cuando la luz del día impida realizar la grabación con la pantalla LCD, que no lleva ningún tratamiento para exteriores, algo que le hubiera venido muy bien.

Pantalla de la Panasonic X900

Una videocámara que graba y se ve en 3D

Panasonic insiste en el modo 3D en esta nueva videocámara HC-X900, pero no lo hace de forma nativa en el objetivo sino que recurre - de forma acertada a mi parecer - a su ya famoso accesorio, que en esta generación ha ganado muchísimo en tamaño. Ahora es muy compacto y no supone un añadido feo y exagerado para una videocámara compacta. Y algo más importante, no afecta a la ergonomía de la videocámara. En cuanto a la configuración, tan solo hay que dar un par de pasos para tenerla afinada y lista para grabar.

Panasonic X900 y su objetivo 3D

En esta Panasonic HC-X900 no tenemos que recurrir a una pantalla externa para ver el resultado de nuestra grabación tridimensional ya que su pantalla, móvil, es de tipo autoestereoscópica, con lo que sin gafas y de forma directa podemos apreciar el efecto 3D. Pero nos sirve solamente para repasar y no como pantalla principal de visualización. Al menos yo no la recomiendo para ello pese a que Panasonic le ha colocado un sistema de conversión a su videocámaras que hace que cualquier vídeo en 2D pueda convertirse de forma artificial en uno en tres dimensiones.

El resultado en modo 3D, una vez conectada la videocámara a un televisor vía HDMI, es discreto. Esto no ocurre por la lente sino por la pericia del que graba. Si no se escogen adecuadamente los planos y distancia a los mismos, el efecto 3D no será tan espectacular como quizás pensamos en el momento de estar grabando la escena. Pero como juego de iniciación en el cine 3D es bastante divertido.

Panasonic X900 y pantalla 3D

De esa pantalla, una LCD clásica, hay que destacar que Panasonic le haya aumentado la resolución hasta más de un millón de píxeles pese a su tamaño de 3.5 pulgadas. Y es táctil, pues los controles se basan en tocar esa pantalla y configurar los numerosos controles manuales. La respuesta de la misma, sin ser excelente, no presenta problemas para los menús sencillos de usar de esta videocámara.

Panasonic X900, la opinión de Xataka

Panasonic no quiere abandonar el mercado de las videocámaras a pesar de que es un segmento que tiene cada vez menos interés para el consumidor, que ha optado por otras soluciones para la grabación de vídeo.

Panasonic X900 en xataka

Si pese a ello alguien quisiera comprar un modelo en la actualidad, esta Panasonic X900 sería de las mejores opciones y su precio no sobrepasa los 1.000 euros.

La calidad de imagen es innegable, y con el añadido del accesorio 3D y la nueva pantalla autoestereoscópica, podremos presumir de vídeos de calidad máxima incluso en condiciones difíciles. Pocos productos hoy en día nos pueden garantizar total satisfacción como lo hace esta videocámara de Panasonic.

La videocámara ha sido cedida para la prueba por parte de Panasonic. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir