Compartir
Publicidad

New Nintendo 3DS y 3DS XL, toma de contacto

New Nintendo 3DS y 3DS XL, toma de contacto
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El historial de consolas portátiles de Nintendo es curioso si lo analizamos al detalle. En cada generación han lanzado diferentes revisiones con el fin de pulir mejor el producto original. Nintendo 3DS no ha sido una excepción y ya a finales de verano del año pasado anunciaron dos nuevos modelos que, por fin, llegan a España a comienzos de febrero: New Nintendo 3DS y su versión XL.

Cambios sutiles que suplen algunas de las carencias de la primera 3DS que vimos en el mercado y también sirve para adaptar la consola a los tiempos que corren. Mientras esperamos a que llegue a las tiendas, ya hemos tenido oportunidad de probarla para contaros nuestras primeras impresiones.

Una renovación necesaria y acertada

Quizá en las fotografías que ha distribuido Nintendo no se aprecia tanto pero cuando la tenemos en mano se nota que los de Kyoto querían darle una transformación significativa a sus dos portátiles. Pequeños cambios en el diseño exterior con un acabado mate en el tamaño pequeño y glossy en la XL

Un plástico mucho más agradable al tacto y esquinas más redondeadas y cómodas en mano. Quienes tengan una 3DS original seguro que han sufrido al clavarse la consola en las palmas de las manos. Cambios sutiles como una ligera distribución de los botones: el encendido se va al marco inferior y el volumen al marco izquierdo del cuerpo superior. Paralelo al control de 3D.

New Nintendo 8

Las primeras sensaciones son buenas. Cómoda en mano y bastante ligera en mano, especialmente la pequeña que a pesar de aumentar de tamaño (20% más de pantalla) adelgaza, algo que sorprende ya que además la batería aumenta de tamaño y montar la misma que en la versión XL. Botones bien construidos, robustos, aunque con la duda de si el stick principal será algo más resistente que en generaciones anteriores.

Las carcasas intercambiables, solo disponibles en la pequeña, son fáciles de extraer. En la parte superior tenemos un par de pestañas donde solo necesitamos presionar con la uña para sacarla. La trasera requiere un poco más de trabajo ya que tenemos que aflojar, no son extraíbles, dos pequeños tornillos de estrella. El motivo lo encontramos en que tras esta pieza se oculta la batería y la ranura microSD, no se podía utilizar el mismo sistema de acceso tan fácil.

New Nintendo 9

La principal novedad en los botones la encontramos en el control pad de la derecha. Cabe destacar que digamos pad y no stick porque es precisamente eso. Tiene muy poco recorrido, es bastante duro pero una vez nos acostumbramos a él resulta muy cómodo y útil beneficiarse de él para realizar movimientos de cámara por ejemplo.

Los gatillos adicionales en la parte trasera al principio son un poco extraños pero hay que tener en cuenta que no se podían meter con un formato que sobresaliera más, al estilo de por ejemplo el mando de Playstation 4 o Xbox One. Se llega bien a ellos y los juegos que lo emplean, Monster Hunter 4 Ultimate por ejemplo, hacen que algunos comandos sea mucho más rápidos.

New Nintendo 15

En la pantalla, además de un poco de tamaño en la versión pequeña, nos encontramos con dos nuevos paneles. Misma resolución pero con un efecto 3D que se aprovecha de las cámaras frontales para localizar la posición de nuestros ojos y crear un efecto 3D más constante y menos dependiente de si estamos en un ángulo correcto o no. Invita a que lo usemos más aunque al menos un servidor se mantiene escéptico en cuanto a su uso.

En cuanto a rendimiento la principal diferencia que hemos visto, de momento, son los tiempos de carga. En Super Smash Bros. se nota mucho por ejemplo. Los juegos van muy fluidos y lo único que se le puede achacar a Nintendo a estas alturas es lo mismo que hace unos años: sus portátiles tienen poca potencia pero eso no le impide tener juegos que saben exprimir bien su limitado hardware.

New Nintendo 21

La cámara se mantiene sin grandes cambios y sigue siendo un aspecto que no luce. En palabras de un representante de Nintendo, ellos mismos conciben sus portátiles como “un juguete” y no se preocupan tanto por tener una calidad par a la de un smartphone. Su objetivo, recalca, es que sirva para los juegos, no tiene pretensiones de más.

¿3DS o 3DS XL? Esta vez va ser difícil elegir

En las dos primeras versiones de Nintendo 3DS la XL era un modelo más atractivo. Más grande, con lo que ello implica, pero con una batería de más duración, unos botones más duros y cambios en el diseño para hacerla más agradable en mano. A todo esto hay que sumarle lo incómodo que era jugar a ciertos juegos como Super Smash Bros. si teníamos la pequeña.

Esta vez la decisión se complica. 3DS gana un poco de tamaño y una batería de más capacidad. La única diferencia radica en las dimensiones y el acabado del plástico. Esto no significa que la XL deje de ser una opción interesante, ni mucho menos, pero hay que reconocer que esta vez no hay tanta diferencia entre un modelo y otro. A todo esto hay que sumarle las carcasas intercambiables que, siendo algo meramente estético, es diferencial.

La sensación que nos deja Nintendo con esta renovación de las 3DS es la de un producto muy bien acabado. Cambios necesarios y bastante acertados que ponen de manifiesto la vida útil que le queda a la consola.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio