Síguenos

epub-cover.png

Cuando hablamos de la primera generación de libros electrónicos, uno de los motivos de su no éxito fue que prácticamente solo podían leer un formato, el de la marca que lo fabricaba.

Por suerte, el tema de los formatos se ha estabilizado bastante en los últimos años y si bien no estamos en la situación ideal, hay ya caminos claros a seguir. En esta parte del especial sobre el libro electrónico vamos a hablar de los formatos, un elemento clave en un gadget de este estilo.

Formatos clásicos

Un lector de libros electrónicos es al final un elemento en el que podremos leer o no unos determinados formatos de archivos. Los clásicos archivos de texto (.TXT), texto enriquecido (.RTF) o incluso documentos Word de Office no suelen presentar problemas a la hora de ser mostrados en la mayoría de lectores de libros electrónico si estos son compatibles.

hires_clie_gal.png

Sin embargo, no son los formatos ideales pues lo que buscamos con un libro electrónico es tratar de llevar la misma experiencia de lectura del libro real a un dispositivo electrónico. Y necesitamos flexibilidad ante todo.

Formatos abiertos contra los propietarios

Cuando nos enfrentemos a un libro electrónico, lo primero con lo que nos encontraremos es con la decisión que en un momento dado tomó el creador o distribuidor sobre el formato que le daría al libro. ¿Se habrá acogido a un formato abierto o habrá optado por uno propietario?

screenshot_read_epub.jpg

Como hemos indicado, al comienzo de la andadura de los libros electrónicos, los fabricantes creían firmemente en ellos mismos y no dudaban en ofrecer formatos cerrados que solo se podían usar con sus lectores específicos. El problema es que todos hacían lo mismo y ninguno destacaba.

Se buscaba solo el beneficio propio y rápido y no el ofrecer buena experiencia al consumidor.

EPUB frente a Amazon

En la actualidad, los dos grandes rivales que representan las dos opciones (libre y cerrado) de forma mayoritaria son EPUB y AZW. El primero de ellos es un formato basado en un estándar libre promovido el International Digital Publishing Forum. Entre sus defensores está Google, que ya ofrece su catálogo de libros electrónicos en formato EPUB.

ebook_store_sony.jpg

EPUB es una actualización del antiguo formato llamado Open eBook (.opf). De forma sencilla consiste en un documento XML que tiene la gran ventaja de que se adapta al tamaño de pantalla, resolución y demás particularidades del lector que lo soporta, que en la actualidad son la mayoría de los importantes (menos el Kindle de Amazon). Así, el lector es el que tiene el control de cómo quiere que el libro se muestre en su lector electrónico. Ahora falta que todos los programas instalados en esos lectores para interpretar adecuadamente el formato EPUB funcionen eficazmente en todos los casos.

Las bondades de este EPUB quedan limitadas cuando los distribuidores le añaden su DRM al mismo.

En el otro extremo nos encontramos con Amazon y su tienda online de libros. Con esa premisa, no nos extraña que su lector de libros Kindle desestime el EPUB en favor de un formato propietario, el AZW.

kindle460.jpg

Este formato que ha adoptado Amazon no apareció de la nada sino que lo hizo suyo el gigante de las ventas tras comprar la empresa Mobipocket, la cual poseía ya un formato maduro al que Amazon añadió su sistema de gestión de derechos de autor. Esto significa que los libros comprados en la tienda de Amazon no los podemos leer en otros equipos que no sean el Kindle de Amazon.

PDF, de los más usados pero no el mejor

Cuando alguien os habla de libro electrónico nos viene a la mente enseguida el formato PDF de Adobe. En este caso estamos hablando de una filosofía contraria a la que nos deja el formato EPUB.

En el caso del PDF lo que se pretende es conservar ante todo la disposición y apariencia del documento original, aunque en sus últimas versiones se permita algo de flexibilidad al menos en el ancho para que pueda adaptarse mejor a los diferentes tamaños de pantalla de los equipos donde podemos visualizarlos. De hecho es de los formatos que mayor compatibilidad tiene con los lectores actuales.

compare-pdf-large-logo.jpg

Otros formatos

Sin la importancia de los PDF, EPUB, TXT o AZW, en los lectores actuales podemos encontrar referencias a otros formatos más particulares pero que no tiene peso ya prácticamente en la industria, como HTML, Tome Raider, PostScript o Plucker.

Más información | Wikipedia | Consumer.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios