Síguenos

BlackBerry Q5

Hace unas horas, BlackBerry ha presentado en Orlando BlackBerry Q5. Un smartphone que viene a cubrir un hueco importante donde sus competidores se han estado reforzando con modelos muy interesantes: los mercados emergentes. A veces nos olvidamos de ellos pero la importancia estratégica es vital.

Estos días estamos en Orlando y tras la presentación de Thorsten hemos ido a probar esta nueva BlackBerry que de momento no sabremos si llegará a España. Mientras en Canadá se ponen de acuerdo o no para su lanzamiento, en el resto del mundo llegará el próximo mes de julio, os traemos nuestra primera impresión.

BlackBerry Q5, la sucesora espiritual de Curve

A veces las comparativas son odiosas pero resulta difícil coger la BlackBerry Q5 y no acordarse de Curve. Un smartphone que a los canadienses les ha servido para expandirse y que por ejemplo, en el caso de España, ha gozado de mucha popularidad entre los más jóvenes; a pesar de sus muchas limitaciones.

BlackBerry Q5

Con este referente, y el marco de los mercados emergentes, BlackBerry pretende posicionarse con un smartphone más asequible para acercar su nuevo sistema operativo a un público nuevo pero que en algunos casos ya está familiarizado con algunos de los modelos anteriores de los canadienses.

Muchas compañías saben que el grueso del mercado está ahí: ese rango de precios donde casi cualquiera puede comprar un smartphone y no exige más allá que cuatro o cinco herramientas de mensajería y algún que otro juego. Hecha esta breve presentación, vamos ahora sí con la BlackBerry Q5.

BlackBerry Q5

Barato pero con una buena construcción

Cogemos la BlackBerry Q5 y la primera impresión es bastante positiva: es agradable al tacto, no es especialmente pesada y se maneja perfectamente con dos manos o una. Es cierto que no es uno de los modelos más finos en este formato pero su grosor no parece un inconveniente.

Los plásticos no dan la sensación de ser malos y los acabados mates le dan un toque más sobrio ya que a veces cuando son glossy dan la sensación de ser de peor calidad. En este sentido, la construcción parece robusta y aunque es un modelo para mercados emergentes no da la sensación de ser mediocre.

BlackBerry Q5

Donde se nota más la diferencia, habrá dos modelos, es en el teclado. Aquí es donde de verdad se nota el escalón, por fuera, respecto a la BlackBerry Q10. Las teclas dan la sensación de bajar un poco el listón de calidad en el caso del modelo más económico.

Tampoco es que esto sea un inconveniente. A la hora de escribir, resulta igual de cómodo pero es cierto que la sensación que da al tacto es diferente. Habrá a muchas personas que no les importe pero si estamos acostumbrados a teclados QWERTY de gran calidad lo vamos a notar.

Lo bueno respecto a los anteriores modelos es que se mantiene la curva de aprendizaje. La distribución es la misma por lo que si venimos de los modelos anteriores con BlackBerry 7 nos haremos al momento con él. Sino, en poco tiempo lo tendremos. Es muy accesible.

BlackBerry Q5

En la pantalla también se nota la diferencia: pasamos de la Super AMOLED de la Q10 a una TFT en la Q5. Eso sí, se mantiene la resolución de 720×720 píxeles. Se nota la diferencia pero, de nuevo, nada drástico: ángulo de visión muy amplio, los colores se muestran correctamente… No se puede tener todo por un precio que, a priori, será asequible.

Si algo ha demostrado BlackBerry 10 a estas alturas es que es un sistema operativo que funciona rápido. El Q5 no es una excepción y su procesador de doble núcleo a 1,2GHz y 2GB de RAM demuestran que esta configuración puede mover todo con rapidez.

Se han dado pasos atrás, para reducir el precio, en la pantalla o en algunos acabados pero el sistema sigue siendo rápido y completamente funcional. La combinación de pantalla táctil, junto a los gestos, y el teclado físico aportan mucha rapidez.

BlackBerry Q5

En este sentido, las sensaciones con el móvil a la hora de moverse entre aplicaciones, navegar por Internet y acceder, entre otros, al BlackBerry Hub no difiere respecto a sus hermanas mayores. Además, ya viene actualizada a la última versión por lo que podremos usar apps como Skype desde el primer día.

La cámara también ve reducido su número de megapíxeles y pasamos de los ocho a los cinco en la parte trasera. En la frontal se mantienen los dos. Si en la BlackBerry Z10 ya vimos que es un apartado en el que los canadienses deben mejorar, en la Q5 vemos que de nuevo tienen trabajo pendiente.

Hay que ser justos y debemos matizar que, debido a las limitaciones de las instalaciones, sólo hemos podido realizar pruebas en interiores. Sin embargo, la sensación que da es que el sensor cumple pero en algunos casos la calidad que ofrece se queda corta. Tendremos que verlo más en detalle.

BlackBerry Q5

BlackBerry Q5, manteniendo la experiencia por menos precio

Si hubiera que hacer un resumen rápido de la primera sensación con la BlackBerry Q5 habría que hablar de continuidad. Como ocurre en Windows Phone, no han querido que el dar pasos atrás en algunos apartados del hardware comprometa la experiencia de uso con el software.

BlackBerry 10 sigue yendo igual de rápido y aunque es cierto que la cámara es algo inferior, así como algunos acabados en el teclado y la pantalla, podemos disfrutar de todo lo que ofrece el sistema operativo. No hay limitación en las aplicaciones y se puede utilizar del mismo modo que un Z10 o un Q10.

BlackBerry Q5

De momento, a falta de un análisis completo, nos queda saber si BlackBerry se animará, o no, a traer la Q5 a España. De momento, oficialmente, no concretan nada al respecto pero teniendo en cuenta el éxito de los terminales de estas características (y el auge que tuvo en su día BlackBerry entre el público joven) quizá acabe llegando.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

41 comentarios