Xbox One

Microsoft acaba de presentar su nueva consola de videojuegos, la Xbox One, que quiere convertirse en un sistema con el que controlar tanto los juegos como el ocio de nuestro hogar. Muchas son las novedades de una consola que quiere mantener a Microsoft como referencia del mercado. Pasemos a descubrir todos los detalles de una ambiciosa consola que quiere convertirse en el centro de nuestra experiencia de ocio y entretenimiento. La Xbox One con nombre en clave Durango llega once años y medio después de la llegada de la Xbox original y siete años y medio después de la llegada de la Xbox 360. El ciclo de renovación de su último modelo ha sido especialmente largo, pero eso ha demostrado la validez de una propuesta que ahora se renueva con novedades importantes en todos los ámbitos. El hardware interno a examen El potencial técnico de la Xbox 360 se ha demostrado durante años: la elección de los componentes fue un acierto y eso ha permitido sacarle todo el juego a la consola con títulos que no han perdido su espectacularidad técnica en todos estos años. Así pues, el reto a nivel hardware era importante: ¿qué componentes elegir para garantizar un ciclo de vida tan largo como el de su predecesora? En Redmond se han decidido por centrar ese hardware en una APU octo-core de AMD (una versión de su procesador con la recién presentada arquitectura "Jaguar"), un procesador con arquitectura de 64 bits, fabricado con escala de integración de 40 nm, y que funciona a 1,6 GHz, además de tener una caché de nivel 2 de 4 MB. A esa CPU le acompaña una GPU a 800 MHz y con soporte DirectX 11, además de otros bloques hardware que gestionan ciertos tipos de tareas y que alivian así la carga del procesador principal. Según los responsables de Microsoft, la potencia gráfica de la Xbox One es 8 veces superior a la de la Xbox 360, algo que se ve afectado, entre otras cosas, por esa GPU que integra 10 veces más transistores que la GPU de la Xbox 360: 5.000 millones de transistores frente a los 500 de la anterior generación de GPUs usadas en las consolas de los de Redmond. Los 8 Gbytes de memoria DDR3 son otro de los elementos importantes de una concepción que como sucedía en el caso de la Xbox 360 y de la Xbox original se asienta sobre el conocido esquema del PC, un esquema que sigue manteniendo su validez y en el que también entran en juego el Northbridge (para conectar CPU, GPU y memoria principalmente) y el Southbridge (que interconecta la red GbE, la conectividad Wi-Fi Direct, los mandos, los puertos USB 3.0, o el disco duro, entre otros). Precisamente en cuestión de puertos y conectividad contaremos con una selección que en esencia es muy similar a las actuales Xbox 360, que ya cumplían de forma sobresaliente en este aspecto. Así, además de la conectividad Wi-Fi Direct 802.11 a/b/g/n tendremos un puerto Gigabit Ethernet, puertos USB 3.0, entrada (más sobre esto más adelante) y salida HDMI 1.4a, y salida S/PDIF. Pero sobre todo la novedad destacada será la inclusión de una unidad Blu-ray con soporte para discos de 50 GB y que tras el fracaso de la apuesta por HD-DVD en la Xbox 360 ayudará a la nueva consola de Microsoft a cumplir con garantías también en otro terreno muy importante para Microsoft: el del entretenimiento con contenidos de vídeo. El reconocimiento de voz, protagonista Si algo nos dejaron claro nada más comenzar la presentación es que el reconocimiento de voz será importante en la nueva Xbox One, ya que de hecho con una orden de voz se puede encender la consola. A partir de ese encendido, existen todo tipo de comandos para ir activando distintas funciones de la consola, como el salto de un tipo de tarea a otra con órdenes claras y sencillas que son fáciles de recordar y que permitirán evitar el mando de juegos o el control remoto en muchas ocasiones. Durante la demostración se comprobó como el cambio entre una tarea y otra era instantáneo incluso con órdenes de voz, rápidamente reconocidas y con una eficiencia total. A ese "instant switching" del que hablaban de Microsoft se añadía otra novedad: el llamado Snap Mode, que nos recuerda al presente en los Microsoft Surface con su versión de Windows 8. Con Snap Mode es posible poder mostrar dos aplicaciones al mismo tiempo, por ejemplo una emisión televisiva o película, y, en la parte derecha y ocupando algo menos de espacio, una instancia de Internet Explorer en la Xbox One. Una forma interesante de aprovechar aún mejor esa nueva capacidad de multitarea que ofrece el nuevo sistema operativo de la Xbox One. En este apartado también es importante englobar a Skype, una aplicación nativa en las nuevas Xbox One que se puede lanzar en cualquier momento y que en todo momento ofrece la posibilidad de realizar llamadas de grupo, con notificaciones que se muestran en nuestro Dashboard. Juegos, juegos, juegos Por supuesto, poco sentido tiene un lanzamiento como este sin estar acompañado de juegos que logren demostrar el potencial de la plataforma. Como ha revelado el director de la división de entretenimiento interactivo de Microsoft Aaron Greenberg en el podcast del Major Nelson hace unas horas, las noticias al respecto se desvelarán esencialmente en la feria E3. Greenberg lo indicó claramente en dicho podcast: Tenemos tanto bueno que contar que no hay forma de reunirlo todo en un solo evento. La mejor forma de explicarlo es indicando que habrá dos eventos. Comenzaremos el 21 de mayo y en esa parte realmente nos dedicaremos a descubrir la próxima plataforma Xbox y nuestra visión para el futuro de los juegos y el futuro del entretenimiento. Tenemos un montón de sorpresas planificadas. En el evento de presentación de la Xbox One pudimos ver demostraciones de varios juegos, con protagonismo especial para una alianza con Electronic Arts que dio algunos avances sobre cuatro de sus lanzamientos para Xbox One: FIFA 14, Madden NFL 25, NBA Live 14 y UFC. También estuvieron presentes otros juegos que inaugurarán el catálogo de la nueva consola de Microsoft, como Forza Motorsport 5, Quantum Break (de Remedy, creadores de Max Payne y Alan Wake), y con un cierre especialmente esperado que mostró en primicia mundial un trailer de Call of Duty: Ghost, la nueva entrega de la franquicia CoD. Los responsables de Microsoft quisieron destacar este apartado indicando que Microsoft Studios lanzará más de 15 juegos en exclusiva, ocho de ellos originales, para la Xbox One durante el primer año de vida de esta nueva consola. Las grandes dudas sobre los juegos de la Xbox One Dato importante el que afecta al requisito obligado: todos los juegos deberán ser instalados en disco duro antes de poder ser jugados, tal y como indicaban en Wired, confirmándose así los rumores que apuntaban a este requisito como una de las novedades de la nueva consola. En dicho reportaje también se habla de los juegos de segunda mano: cada juego estará asignado a una cuenta de Xbox, y si queremos usar un juego con una segunda cuenta, tendremos que pagar una comisión y instalar el juego desde el disco en esa nueva consola y para esa nueva cuenta. Otro detalle importante y esperado: los juegos de la Xbox 360 no serán compatibles con la Xbox One. Los responsables de Microsoft han indicado que "el sistema está basado en una arquitectura distinta, así que la compatibilidad hacia atrás no es posible en ningún sentido". En este apartado no parece que Microsoft vaya a proporcionar una especie de servicio de emulación que permite aprovechar esos viejos juegos, entre los que también estarán incluidos los de Xbox Live Arcade. El salto a la nueva generación de consolas será muy duro, pero en cierto modo un cambio de esta escala hace lógicas este tipo de decisiones. Kinect también se renueva Una de las claves de la Xbox One será la inclusión obligatoria de Kinect en todas las nuevas consolas de Microsoft. Este periférico ha sido definido como "esencial y parte integral de la plataforma", algo que permitirá a los desarrolladores decidir si quieren ofrecer ese soporte sabiendo que todos los usuarios de Xbox One podrán aprovecharlo. La nueva cámara integrada en el nuevo sensor Kinect --que también cambia de diseño-- ofrece grabación de vídeo 1080p y que gana en ángulo visual en un 60%. La cámara es capaz de capturar vídeo a 60 FPS, pero lo realmente impresionante es su precisión, con capacidad para diferenciar seis jugadores simultáneos en lugar de los dos del periférico actual. Mientras que el sensor original localizaba a las personas a través de la llamada "luz estructurada", que a través del uso de luz infrarroja creaba un mapa con profundidad 3D, pero ese mapa era de baja resolución y varios detalles eran muy poco precisos e incluso imperceptibles. En el nuevo modelo se usa un rayo de luz infrarroja modulada, y se mide el tiempo que los fotones tardan en volver a través de la tecnología "time-of-flight", que permite reconocer formas de forma mucho más potente. Temas como el reconocimiento de voz también se han mejorado como se demostraba en las demos en las que toda la interfaz se controla a través de órdenes directas tanto en la interfaz como en los juegos. En el tintero quedan algunos proyectos de los que se hablaba en una filtración en junio del año pasado, como por ejemplo Kinect Glasses (Project Fortaleza), un dispositivo similar en cierta medida a Google Glass y que ofrecería gafas de realidad aumentada conectadas a la consola y que teóricamente podrían llegar en 2014. Tampoco parece que tendremos de momento noticias de IllumiRoom, que nos mete aún más en los juegos al proyectar sobre la habitación en la que jugamos todo tipo de formas y luces. La multitarea llega a la Xbox Aunque el soporte de la multitarea en sistemas operativos convencionales e incluso en sistemas operativos móviles no es una novedad, dicha función no había llegado aún a las consolas, pero en Microsoft han preparado una característica que aportará cierto nivel de multitarea a las nuevas Xbox. Así, será por ejemplo posible ejecutar varios juegos y aplicaciones al mismo tiempo, estando tan solo una activa en pantalla pero con la diferencia de que el resto seguirá ejecutándose. Por ejemplo, podremos jugar a un juego y tener una sesión de Twitter abierta en segundo plano a la que podremos volver en cualquier momento. Más que nunca, a por nuestro salón La consola de Microsoft lleva tiempo apostando no solo por el segmento de los juegos, sino también por el del entretenimiento, con un catálogo de contenidos de audio y vídeo cada vez más interesante para los usuarios incluso en nuestro país, a pesar de que la oferta en Estados Unidos es mucho más versátil. Esa oferta crecerá ahora con la inclusión de un puerto de entrada HDMI que permitirá convertir a la consola en un set-top-box completo al que conectar otros dispositivos --por ejemplo, sintonizadores de TDT o de televisión por cable-- para que la nueva Xbox ofrezca también funciones de PVR. Uno de los apartados destacados en esta función es la inclusión de una guía de programas (Xbox Guide) que permite conocer la parrilla televisiva y que también da acceso a los contenidos favoritos, como por ejemplo canales o series que nos gustan especialmente. Ese puerto de entrada convierte a la Xbox en una pasarela, como los antiguos vídeos VHS por ejemplo, en los que la señal de antena llegaba al vídeo, que a su vez estaba conectado a la televisión. La función de la Xbox será esencialmente la misma, pero a partir de ahí aparecerán funciones muy interesantes, como esas funciones de grabación y por supuesto la posibilidad de ver la televisión en segundo plano mientras usamos la Xbox en primer plano para jugar, navegar por Internet o conectar con conocidos vía Skype. La conexión a Internet será opcional, no obligatoria Uno de los apartados que más rumores ha generado en torno a la nueva consola de Microsoft era el de si sería necesario tener la consola permanentemente conectada a Internet para poder utilizarla. Fuentes cercanas a la empresa indicaron que esa conexión a Internet sería obligatoria en todo momento, algo que otras fuentes negaron semanas más tarde. Microsoft ha confirmado que la conexión a Internet no será necesaria todo el tiempo, algo a lo que ya la empresa ya había apuntado en comentarios previos, lo que significa que podremos seguir utilizando la consola para jugar sin estar conectados. En comentarios oficiales en la web oficial de este desarrollo lo dejan claro: No tendrá que estar siempre conectada [...]. Estamos diseñando la Xbox One para ser tu sistema de entretenimiento completo que esté conectado a la nube y siempre disponible. También la estamos diseñando para que puedas jugar a juegos, ver películas de Blu-ray y ver la TV en vivo si pierdes tu conexión. Curiosamente, la decisión sobre si un juego necesitará conexión a Internet (incluso en modo de un solo jugador, no multijugador) la tomará la empresa desarrolladora del juego, ya que Microsoft ofrecerá ambas posibilidades. Precio y disponibilidad La Xbox One estará disponible a nivel global "en los próximos meses" (sin más datos), y es más que probable que ese lanzamiento se produzca a finales de año, coincidiendo con la etapa previa a las vacaciones navideñas que es en el que se producen los mayores picos de ventas de consolas. Microsoft no ha ofrecido datos sobre el precio al que se venderá este dispositivo, un dato que revelará más adelante. (Haz click en una imagen para ampliarla)

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 6,8

Actividad de la comunidad