Compartir
Publicidad

La guerra entre drones y humanos se intensifica, pero esta enorme bazooka está cerca de darnos ventaja

La guerra entre drones y humanos se intensifica, pero esta enorme bazooka está cerca de darnos ventaja
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Poco a poco hemos visto como los drones amplían su presencia en una gran gama de disciplinas, pero dentro de las estrategias militares es donde empiezan a ser más recurrentes debido sus capacidades y alcance, por lo que es normal que también empiecen a surgir herramientas que busquen contrarrestar su operación.

Dentro del campo de batalla los drones se han convertido en vehículos para transportar explosivos, y a pesar de existen varios métodos para derribarlos, no son la mejor opción ya que se requiere que el operador esté a una distancia relativamente corta, lo que pone en riesgo su integridad. Pero esto podría cambiar próximamente gracias una increíble bazooka anti-drones.

DroneGun

DroneShield es una compañía australiana con capital estadounidense que ha desarrollado un arma con la que prometen derribar drones a una distancias de hasta 2 kilómetros, lo que la hace ideal para tareas tácticas que requieren deshabilitar el drone sin dañarlo y sin hacer que la carga explosiva se active.

La compañía nos vende DroneGun como un dispositivo con un peso de 6 kilogramos que emite señales de interferencia sobre las frecuencias de los 2,4 y los 5,8 Ghz, que son usadas comúnmente en los vuelos de drones, pero además, en caso de que se esté usando otra frecuencia, esta bazooka es capaz de bloquear la señales de GPS y GLONASS. Otra de las ventajas de este dispositivo sería la capacidad que tiene de rastrear al drone, ya que al bloquearlo éste puede aterrizar o bien, puede tener la función de regresar con su piloto, lo que ayudaría a localizar a los operadores de dicha aeronave.

DroneGun

Sin embargo, hay que poner atención en los detalles, ya que hasta el momento no hay pruebas que garanticen la operación de esta bazooka fuera de lo que promete la compañía, incluso aún no cuenta con la certificación de la FCC, por lo que su venta está prohibida al menos en los Estados Unidos.

Por otro lado, sus creadores aseguran que DroneGun sería ideal no sólo para el campo de batalla, ya que también tendría cabida en aeropuertos o sitios que necesitan restringir el tráfico aéreo.

Más información | DroneShield
Vía | Wired
En Xataka | El dron que jubilará al asesino a sueldo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos