Sigue a Xataka

Xbox One vs PS4

La feria GamesCon 2013 que se está celebrando estos días en Colonia ha servido para aclarar detalles tanto de la Xbox One como de la PS4. Las dos consolas se preparan para llegar al mercado, y es un buen momento para hacer balance de sus principales claves.

Las keynotes que los responsables de Microsoft y Sony ofrecieron respectivamente sirvieron para demostrar que en ambos casos el catálogo de juegos para el lanzamiento será notable, y muchos potenciales compradores ya pueden valorar si se decidirán por la Xbox One o la PS4 cuando aparezcan durante el mes de noviembre.

De PVRs, multimedia y segundas pantallas

Los responsables de Microsoft han querido dejar muy claro desde el primer momento la relevancia de la Xbox One como centro del ocio digital en el salón. Sus funciones de PVR en conjunción con Kinect fueron la nota destacada —quizás demasiado destacada— en la primera parte de la presentación de la consola, aunque buena parte de esas funciones están reservadas a los Estados Unidos de momento.

Xbox One

Habrá que ver la oferta en el catálogo de contenidos multimedia, un segmento en el que Microsoft parece algo más asentada y que no obstante tampoco han descuidado en Sony. Tanto en el terreno de las películas como en el de las series o la música, habrá que ver cómo afrontan ambas compañías una pata cada vez más importante que la Xbox One parece a priori haber tomado más en cuenta.

Otra de las características esgrimidas por parte de ambas empresas es la que permite usar una “segunda pantalla” para disfrutar de la Xbox One y la PS4, tanto a la hora de jugar como a la hora de reproducir contenidos multimedia. Aquí la balanza parece equilibrada —tablets y smartphones protagonistas— salvo por el hecho de que la integración de la PS Vita (que no acaba de cuajar) en el ecosistema de Sony y de la PS4 es lógicamente muy interesante: la bajada de precio a 199 € es importante y podría suponer un punto de interés para usuarios actuales o futuros de la PS Vita y la PS4.

Los catálogos de juegos iniciales, impresionantes

Probablemente Microsoft se equivocó con su estrategia de lanzamiento dividida en dos partes: en la primera entrega desveló la Xbox One pero dio mucha importancia a sus prestaciones como PVR y poca a los juegos. De hecho, varias decisiones críticas sobre la filosofía de funcionamiento de la consola y del préstamo de juegos tuvieron que ser “corregidas”, a pesar de que podrían haber supuesto una importante revolución en este segmento.

Assassins's Creed 4 Black Flag

En Microsoft han ido enmendando errores en sucesivos anuncios, y el E3 ya ofreció buenas sensaciones sobre su catálogo inicial, sensaciones que se han confirmado con un catálogo inicial impresionante de 23 juegos, algunos de ellos en exclusiva. Microsoft también señaló que en total hay más de 50 títulos preparados para llegar en 2013 y principios de 2014, pero ese número probablemente crezca de forma notable el próximo año.

La PS4 de Sony fue mucho más clara en ese sentido desde el principio, lo que hizo que esta consola pareciera clara destacada en las preferencias de los usuarios en esas primeras semanas. Las cosas se han igualado tras el E3 y GamesCon, una feria en la que Sony también ha dejado clara su apuesta con un catálogo que a finales de año contará con nada menos que 33 juegos, aunque no aclara cuántos de ellos estarán disponibles en el lanzamiento de la consola. Durante la presentación en GamesCon Sony también habló de varios títulos especialmente atractivos aún en desarrollo —Rime, del estudio español TequilaWorks, fue uno de los destacados—, y sus responsables confirmaron que hay 180 títulos en desarrollo para la nueva generación de consolas PlayStation.

Por supuesto, ambas consolas esgrimen el argumento de los juegos exclusivos. En el caso de la Xbox One destacan Dead Rising 3, Forza Motorsport 5, Halo Xbox One, Project Spark o Ryse: Son of Rome. En el caso de la PS4 tenemos títulos como Deep Down, Driveclub, Infamous: Second Son, Killzone: Shadow Fall o un prometedor Shadow of the Beast que retoma el legendario título del Amiga.

Todos quieren a los indies

Microsoft lleva tiempo hablando del renovado interés en desarrollos independientes. Noticias como que la Xbox One podrá ser utilizada en modo desarrollador de serie facilitarán mucho esa tarea, y durante Gamescon se reforzó esa apuesta.

PS4 mando

De hecho, en Microsoft anunciaron el programa Independent Developers @ Xbox, que potenciará esa faceta y tratará de animar el desarrollo de títulos independientes que, según los responsables de Microsoft, compartirán el mismo espacio con las grandes desarrolladoras de videojuegos.

En Sony el papel de los desarrolladores indipendientes será igualmente relevante, y aunque no han aclarado con tantos detalles su estrategia de uso de consolas de desarrollo o de autopublicación si han mejorado el proceso de envío de desarrollos, eliminando la hasta ahora discutible etapa de “concepto de juego” que actuaba más como cuello de botella que como filtro para el desarrollo de títulos interesantes. También prometen que esos juegos tendrán tanta relevancia como los grandes títulos, algo que tanto Sony como Microsoft deberán demostrar con hechos.

Lo que sí hizo Sony fue dar una relevancia especial durante su presentación en GamesCon a la escena indie, con la presentación de varios títulos en desarrollo —algunos de ellos impresionantes— que demostraron que este tipo de videojuegos tendrán un prometedor futuro en la consola de la empresa nipona.

Disponibilidad y precio, un factor crítico

Microsoft tenía la intención de hacer un lanzamiento a gran escala, pero la fuerte demanda de la consola y los problemas de localización —traducción de interfaz o reconocimiento de voz en cada idioma— han hecho que varios países que formarían parte del lanzamiento inicial hayan quedado fuera.

Xbox One vs PS4

Así pues, la Xbox One aparecerá en noviembre —no hay fechas concretas— en los Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Austria, Brasil, Canadá, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, México, Nueva Zelanda y, afortunadamente, España.

El precio de lanzamiento de la Xbox One será de 499 euros: 100 euros más cara que la alternativa de Sony, aunque con dos matizaciones importantes. En primer lugar, que la Xbox One incluye Kinect de serie, un periférico que ya de por sí impone un sobrecoste elevado. En segundo, los usuarios europeos tendrán la oportunidad de aprovecharse de una oferta especial, y si reservan la consola podrán descargar gratuitamente FIFA 14 para la Xbox One, algo que hace este pack especialmente atractivo en ese lanzamiento.

Por su parte, Sony también confirmó las fechas de lanzamiento de la PS4, que aparecerá en Estados Unidos el 15 de noviembre y en Europa el 29 de noviembre. El precio de la consola será de 399 euros, y de momento no se ha anunciado ningún pack especial de lanzamiento como en el caso de Microsoft, aunque puede que Sony trate de hacerlo más atractivo incluyendo algún juego como ha hecho Microsoft.

Habrá que ver si la esperada fuerte demanda de ambas consolas tiene impacto en la llegada de las mismas a manos de los compradores. Sony ya ha avisado de que no puede garantizar envíos en la fecha de lanzamiento, y ese problema de falta de stock para suplir la demanda ya afectó a estas empresas —Nintendo y Sony lo sufrieron con la Wii y la PS3, por ejemplo—.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios