Sigue a

Mountain Performance i7-Ivy

Desde el verano he estado utilizando un nuevo ordenador, el Mountain Performance i7-Ivy que podríamos decir es el hermano pequeño del GTM 3000. Misma idea de equipo de gama alta pero con la plataforma inmediatamente inferior y algún que otro cambio puntual que abarata el coste de forma notable.

Mountain Performance i7-Ivy se ha comportado muy positivamente tanto en lo relativo a su rendimiento como en ese paquete de otras virtudes que englobamos dentro de nuestras conclusiones. El análisis más completo y todos los benchmarks, como siempre, a continuación.

Mountain Performance i7 Ivy, características técnicas

  • Microprocesador Intel Core i7-3770K, cuatro núcleos y ocho hilos a 3.5 GHz. con Turbo a 3.9 GHz.
  • GPU NVidia GTX 670 fabricada por PNY
  • Memoria RAM 8 GB DDR3 Kingston HyperX Blu
  • Almacenamiento Kingston HyperX 3K SSD de 120 GB y disco duro secundario Western Digital de 1 TB.

A continuación algunas capturas con más información sobre CPU y GPU:

Mountain Performance i7-Ivy CPUz

Mountain Performance i7-Ivy GPUz

Benchmarks sintéticos

Para las pruebas del Mountain Performance i7 Ivy hemos decidido comparar el rendimiento con otros equipos de sobremesa que hemos podido probar. En caso de que no se describa, la configuración de cada prueba es la asociada por defecto a la aplicación. La resolución de los juegos es de 1920×1080 puntos.

Unigine 3.0 DirectX 11

Mountain Performance i7-Ivy benchmarks

Unigine 3.0 OpenGL

Mountain Performance i7-Ivy benchmarks

3DMark 11

Mountain Performance i7-Ivy benchmarks

PCMark 7

Mountain Performance i7-Ivy benchmarks

Luxmark CPU

Mountain Performance i7-Ivy benchmarks

Luxmark CPU+GPU

Mountain Performance i7-Ivy benchmarks

Luxmark GPU

Mountain Performance i7-Ivy benchmarks

Cinebench R11.5

Mountain Performance i7-Ivy benchmarks

Mountain Performance i7-Ivy benchmarks

Pruebas en videojuegos

La resolución utilizada es en todos los casos de 1920×1080 pkíxeles, y la configuración es la más alta en cada videojuego salvo que indique lo contrario.

Battlefield 3, configuración Ultra

Mountain Performance i7-Ivy benchmarks

Battlefield 3, configuración Low

Mountain Performance i7-Ivy benchmarks

Mafia 2, configuración Ultra

Mountain Performance i7-Ivy benchmarks

Mafia 2, configuración Low

Mountain Performance i7-Ivy benchmarks

Portal 2

Mountain Performance i7-Ivy benchmarks

Diablo 3

Mountain Performance i7-Ivy benchmarks

Rendimiento del dispositivo de almacenamiento

Como empieza a ser habitual en equipos de gama alta, Mountain Performance i7-Ivy tiene un SSD y un disco duro tradicional con la finalidad de ofrecer una buena velocidad de acceso pero también una amplia capacidad.

Los resultados de los benchmarks en el SSD son realmente positivos:

  • ATTO 8M, lectura: 542,37 MB/s
  • ATTO 8M, escritura: 514,00 MB/s
  • CrystalDiskMark 1000M secuencial, lectura: 468,5 MB/s
  • CrystalDiskMark 1000M secuencial, escritura: 147,0 MB/s

Son velocidades extraordinarias, incluso superiores a lo ofrecido por muchos SSD en nuestras pruebas. Estos valores repercuten claramente en una rapidez asombrosa en varios aspectos del uso diario, como la carga del sistema operativo y sus aplicaciones, la velocidad de transferencia de archivos y más.

Temperaturas de funcionamiento de la CPU

También hemos medido la temperatura del procesador en dos momentos: idle (con el procesador “en reposo”) y full (a carga máxima):

  • Temperatura Idle: 44 ºC
  • Temperatura Full: 75 ºC

No son malos datos si tenemos en cuenta que el conjunto de ventilador y disipador de la CPU es una gama media, un Artic Cooling Freezer 7 Pro Rev. 2 muy sencillito y barato. Suficiente para la mayoría de usuarios, pero para todos aquellos que vayan a realizar overclocking tal vez fuese necesario instalar otro disipador algo más potente.

Otros aspectos a tener en cuenta

Tras hablar de números y comparativas con otros dos equipos similares, Mountain Performance i7-Ivy tiene una serie de características que lo hacen especialmente interesante.

Una de ellas es para mi la más representativa: el ruido es ínfimo, casi nulo y apenas perceptible. Esto ocurre tanto con el equipo en espera (o idle, algo más o menos normal) como cuando estamos utilizando el ordenador en su máxima potencia, con videojuegos. En este último caso se escucha de fondo el leve sonido del ventilador de la tarjeta gráfica, pero éste ruido apenas se escucha de noche con toda la casa en silencio. Sin duda alguna uno de los equipos más silenciosos que jamás haya probado.

Este escaso ruido es debido en parte a la Antec SOLO II, una caja muy robusta y de buena construcción. Su diseño es completamente negro y no dispone de ventanilla ni ningún tipo de detalle en forma de llamativas luces, aunque Mountain ha instalado un panel especial en la tapa lateral para minimizar en la medida de lo posible el ruido interior.

Mountain Performance i7-Ivy

Dentro de la caja sólo encontraremos un ventilador adicional instalado en la parte trasera, y por supuesto el disipador de la CPU: un Artic Cooling Freezer 7 Pro Rev. 2 que para ser una gama media (cuesta 20-25 euros) ha demostrado un funcionamiento correcto y a la altura del resto del equipo.

Mountain Performance i7-Ivy

Como podéis ver por las imágenes la instalación es bastante limpia y todos los cables están agrupados en una zona concreta de la caja, dejando así espacio libre al resto de componentes. Es cierto que en otros equipos Mountain los cables han estado más ocultos, pero esto es un requisito de la propia caja (tener una especie de doble fondo) que la SOLO II no permite.

Mountain Performance i7-Ivy, conclusiones del análisis

Un buen equipo con buenos componentes que debemos calificar como gama alta. El procesador Intel Core i7-3770K es el Ivy Bridge más potente del mercado, y la tarjeta gráfica NVidia GTX 670 es una de las mejores. Los 8 GB de RAM y el SSD garantizan un rendimiento excelente en todo tipo de tareas, incluyendo por supuesto los videojuegos con los que no hemos tenido ningún problema en ejecutarlos con una buena tasa de imágenes por segundo. Eso sí: con el bajo precio de la memoria RAM en la actualidad yo me pensaría dar el salto a los 16 GB, ya que creo que merece la pena.

Mountain Performance i7-Ivy

Lo que más me ha llamado la atención del Mountain Performance i7-Ivy es el ruido casi nulo, siendo sin duda alguna una de sus principales virtudes. No te esperas que un equipo potente de este estilo sea tan silencioso y a la vez funcione con unas temperaturas tan aceptables.

Mountain Performance i7-Ivy

Lo malo quizá sea el precio algo elevado, 1.414 euros para el equipo base cuyas características son similares al que nosotros hemos probado, excepto por el uso de una NVidia GTX 660 Ti en vez de la 670. Por supuesto también se ofrecen ciertas mejoras de forma opcional, como una mayor capacidad para el SSD, un RAID 0 de discos tradicionales o mayor cantidad de memoria RAM.

Ver galería completa » Mountain Performance i7-Ivy, análisis (14 fotos)

Mountain Performance i7 Ivy ha sido cedido para la prueba por parte de Mountain. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Más información | Mountain.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios