Compartir
Publicidad

Android Wear a fondo: hasta donde llega el sistema de Google para smartwatches

Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Poco ha tardado Android Wear desde su presentación en Google I/O en llegar a nuestras muñecas. De momento lo ha hecho de forma tímida con el Samsung Gear Live y el LG G Watch. Dos relojes de una familia que parece va a crecer de forma significativa de aquí a que termine el año. La velocidad es comprensible ya que la competencia parece que también tiene preparadas sus armas.

Hoy nos toca hablar de Android Wear, de su sistema operativo y de qué ofrece en este pequeño pero cada vez más grande sector de los relojes avanzados. ¿Es competitivo frente a otras plataformas? ¿Qué podemos hacer? ¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes? Hoy trataremos de resolver estas dudas en un vídeo que recorre todos estos aspectos del sistema operativo derivado de Android para nuestra muñeca.

Así es Android Wear

Android Wear es la apuesta por parte de Google para asentarse como plataforma de los dispositivos de muñeca como los smartwatch. Un sistema que pretende ahorrarles el trabajo de desarrollo de software a los fabricantes siguiendo un modelo parecido al que siguió Android en su día. Tú haces el reloj, Google te pone el software.

Que se llame Android Wear no es casual ya que parte de algunos principios que han ido definiendo al sistema operativo móvil de Google durante una temporada. Su principal mensaje es la información que necesitas en el momento adecuado. Es decir, todo el potencial de Google Now en una pequeña ventana conectada a nuestro smartphone.

moto-360.jpg

Comandos de voz para hacer búsquedas o responder mensajes, recibir información útil en tiempo real gracias al sistema de tarjetas inteligentes... Incluso podemos seguir intrucciones de navegación por Google Maps sin encender la pantalla de nuestro móvil. Además de ver la hora y recibir las notificaciones, en Mountain View tienen claro cómo quieren darle valor a este tipo de dispositivos.

Su apuesta es clara y han decidido optar por pantalla táctil a color. Muy atractivo pero también con un gasto de batería más elevado. Preparaos para cargar vuestro Android Wear casi como fuera vuestro móvil. Un compromiso difícil de aceptar si no vamos a exprimir al máximo su uso.

En el vídeo que podéis encontrar más arriba podréis ver al detalle qué es lo que ofrece Android Wear. Muy buenas ideas sobre la mesa pero con algún que otro problema en la ejecución. Google va por buen camino y aunque ser pioneros no será una experiencia frustrante, avisados quedáis de que falta para ser perfecta y el viaje hasta conseguirlo va llevar tiempo.

Los smartwatches que conocemos...

De momento tenemos en el mercado LG G Watch y Samsung Gear Live. Dos modelos muy parecidos entre sí donde las diferencias se limitan al diseño, para gustos colores, y poco más. Relojes muy parecidos por dentro donde en el caso de Samsung se nota más la línea de diseño que ellos mismos crearon con los Gear y el sistema operativo Tizen.

Luego tenemos a LG que parece que ha sido el reloj que más ha despuntado en esta generación especialmente por las promociones comerciales que ha tenido junto a su buque insignia para este año: el LG G3. ¿Cuál es mejor? Resulta difícil decidir debido a la homogeneidad del mercado. Los que están al caer, sí que prometen dar más de que hablar y marcar las diferencias.

lg-watch-2.jpg

...y los que llegarán

Si todo va según lo previsto, de aquí a que acabe el año tendremos, al menos, tres smartphones más con el sistema Android Wear. LG repetirá para dejar atrás el diseño cuadrado, algo aburrido, por un reloj de esfera circular mucho más elegante y discreto en apariencia. Samsung se borra esta vez y en su nueva generación volverá a apostar por Tizen.

Luego tenemos a Motorola, una de las empresas pioneras en Android Wear pero que no llegaron a tiempo para Google I/O. Esta semana conoceremos su aspecto final y si nada lo impide lo tendremos a la venta antes de que acabe el año. El primer modelo circular y con un diseño muy simple.

LG-G-WATCH-R

Por último tenemos la incógnita de Sony. ¿Apostarán por Android Wear o seguirán con su plataforma propietaria? Todo apunta a que darán el salto y se aliarán con Google. Queda por ver si mantienen un factor forma parecido al Smart Watch 2 o si bien decidirán desmarcarse con otro tipo de línea que sea más elegante o deportiva. En IFA lo descubriremos.

Resumiendo: el año acabará con cinco dispositivos con Android Wear. Veremos si cuaja y causa interés porque de momento todo lo relacionado con relojes de muñeca está atrayendo a unos pocos. Como plataforma van por buen camino pero todavía tienen deberes pendientes para las próximas actualizaciones.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos