Roba ahora, descifra después: los atacantes que roban datos cifrados los almacenan a la espera de poder acceder a ellos con ordenadores cuánticos

 Roba ahora, descifra después: los atacantes que roban datos cifrados los almacenan a la espera de poder acceder a ellos con ordenadores cuánticos
5 comentarios

Que ahora mismo haya personas que entren sin permiso en servidores gubernamentales y roben datos es algo harto conocido, y la razón por el continuo esfuerzo para proteger mejor los datos y aumentar las medidas de seguridad a su alrededor. Pero ahora el gobierno de los Estados Unidos se ha encontrado con otro dilema: atacantes que roban datos que no pueden descifrar, pero que se guardan para cuando los ordenadores cuánticos puedan hacerlo.

Llega la hora de la "criptografía post-cuántica"

La computación cuántica está dando pasos agigantados y su potencial promete dar un salto enorme en potencia de procesado de datos, lo que podría dejar anticuados los sistemas de cifrado de datos actuales en poco tiempo. China es uno de los países que está invirtiendo más en esta tecnología, y hasta en España veremos ordenadores cuánticos propios este mismo lustro.

Son precisamente estas inversiones de potencias como China las que preocupan a Dustin Moody, matemático en el National Institute of Standards and Technology. "La amenaza de un estado-nación adversario obteniendo un ordenador cuántico grande y accediendo a tu información es real".

Eso ha hecho que organizaciones como el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos ya se hayan puesto manos a la obra para crear nuevos algoritmos de cifrado a prueba de futuros ordenadores cuánticos. La práctica ya tiene nombre propio: criptografía post-cuántica.

Para motivar el hallazgo se han organizado concursos con premios para quien de con un algoritmo capaz de sortear los ordenadores cuánticos, algo que los Estados Unidos quieren conseguir alrededor del año 2024. Sigue siendo un reto difícil, porque aún no hay consenso en ni siquiera cómo deben funcionar esos algoritmos. Pero mejor ponerse a trabajar ahora para no lamentar conflictos graves de seguridad en el futuro.

Temas
Inicio