Para ver o crear contenidos, jugar y teletrabajar: Neo QLED 8K ofrece la mejor calidad de imagen y sonido al servicio de un televisor muy versátil

Para ver o crear contenidos, jugar y teletrabajar: Neo QLED 8K ofrece la mejor calidad de imagen y sonido al servicio de un televisor muy versátil
Sin comentarios

La tecnología de las pantallas ha mejorado a un ritmo prácticamente exponencial en los últimos años. Ha habido varias líneas de I+D, pero ha sido Samsung con QLED la que ha dado con la que ofrece un más largo recorrido, demostrándolo con un roadmap de novedades tecnológicas y productos comerciales repleto de soluciones tangibles, robustas y disponibles para los amantes del ocio digital multimedia.

Neo QLED 8K es el hito comercial más reciente en la hoja de ruta de Samsung, al ser la máxima expresión de sus desarrollos tecnológicos en materia de soluciones de audio y vídeo para el hogar digital y conectado.

Diseccionando Neo QLED 8K: la máxima expresión de QLED

La tecnología QLED de Samsung se basa, en lo que respecta a la recreación de la imagen propiamente dicha, en el uso de una retroiluminación LED azul pura, que incide sobre una lámina QLED con partículas Quantum Dot que, a su vez, emiten luz roja y verde de muy alta calidad. El resultado es una iluminación blanca “pura”, donde las componentes RGB son prácticamente perfectas, lo cual permite disfrutar en los paneles QLED de una colorimetría excepcional.

Captura De Pantalla 2022 06 01 A Las 12 51 55

Después tenemos un panel LCD que es el que deja pasar, para cada píxel y subpíxel, la cantidad de luz necesaria para generar las distintas combinaciones de componentes RGB en cada punto de la pantalla, que en esta generación llega hasta resoluciones 8K.

El procesador Neural 8K con IA procesa cada frame para proceder, dinámicamente y en tiempo real, con los ajustes precisos y ofrecer una visualización óptima

La iluminación percibida en la pantalla es la suma de la iluminación que deja pasar el panel LCD, más la que emite la propia matriz de diodos LED de la retroiluminación, donde encontramos la tecnología FALD o Full Array Local Diming, que apaga y enciende los diodos LED de acuerdo con las imágenes que se muestran en pantalla.

Así, si tenemos una zona de la imagen en penumbra, Samsung apagará la retroiluminación en las zonas de diodos LED correspondientes a esa penumbra. En las tecnologías tradicionales, era el panel LCD de cristal líquido el que oscurecía esas zonas, pero era imposible eliminar cierto grado de iluminación residual. Este proceso de control de la retroiluminación se hace incluso cientos de veces por segundo. Y se hace en más de 1.300 zonas de control de la retroiluminación disponibles en televisores como el QN900B.

Es Feature Lrm 531171248

Una matriz de diodos LED más fina y densa

La parte QLED se mantiene en Neo QLED, pero ahora tenemos una matriz de retroiluminación LED mucho más densa y precisa, que permite gestionar miles de zonas de atenuación en la parte de la retroiluminación. Es lo que Samsung llama Ultimate 8K Dimming Pro, donde encontramos también diodos LED mejorados, con menor dispersión de la luz bajo el nombre de Quantum Matrix Technology Pro.

Con estas tecnologías, Samsung consigue mejorar la profundidad de las tonalidades oscuras y negras, al tiempo que hace posible que la iluminación sea mucho más intensa en las zonas donde se necesite un “boost” de luz, sin riesgo de que se produzca el “bleding” de luz hacia zonas adyacentes. Esto hace que los picos de iluminación alcancen incluso 4.000 nits en televisores como el QN900B de 85’’.

Ydray Stv D12440 2

El resultado: colorimetría y parámetros de imagen sobresalientes

Al final, lo que se ve en un televisor Samsung Neo QLED 8K viene refrendado por una colorimetría que maneja mil millones de colores en el espacio de color DCI-P3 con un 100% del Volumen de Color con Quantum Dot, más certificación HDR10+ y HLG, con picos de miles de nits Quantum HDR hasta Quantum HDR 4000 para los modelos más avanzados y de mayor tamaño.

El procesamiento en el panel es de 10 bits, con tasas de refresco de 120 Hz, todo ello controlado, como veremos, a partir de una tecnología de procesamiento de imagen potente.

QLED sí, pero con inteligencia

Disponer de una buena tecnología para manejar la luz y los colores está bien, pero es muy importante contar también con procesadores de imagen solventes que analicen los contenidos. El objetivo es ajustar con precisión los parámetros de iluminación por zonas o realizar el escalado de los frames para ajustar contenidos con resoluciones inferiores a la nativa al número de píxeles disponibles.

Es Feature Lrm 531171252

El audio cobra un protagonismo especial con la integración de la tecnología Dolby Atmos, que permite recrear efectos de posicionamiento de sonido

El centro de operaciones es el procesador Neural 8K con IA. Este procesador analiza los contenidos de vídeo y procesa cada frame para proceder, dinámicamente y en tiempo real, con los ajustes precisos en los parámetros de imagen y retroiluminación necesarios, de modo que ofrezca una visualización óptima.

De este modo, Samsung mejora apartados como el contraste, asegurando que las zonas oscuras reciben la luz óptima que corresponde al contenido que se muestra. Eso mejora el contraste global, reduciendo el efecto de la iluminación parásita o aumentando la intensidad de los focos de luz solo donde está el foco de luz. Un brillo de 4.000 nits en toda la pantalla sería cegador, pero si se delimita solo a los puntos de luz intensos, da credibilidad a los contenidos.

escalado

El escalado es otro apartado crítico en una pantalla 8K. Los contenidos nativos no abundan aún, por lo que hay que escalar los que haya tanto 4K como FHD. Este escalado se beneficia de la tecnología de la IA, que Samsung lleva a la máxima expresión con el Neural Quantum Processor 8K, con nada menos que capacidad para manejar 20 redes neuronales que se encargan de escalar diferentes elementos de cada cuadro.

El sonido, tan inteligente como la imagen

Samsung ha trabajado no solo en la calidad y credibilidad de imagen: el audio es otro componente esencial de la experiencia multimedia y, en los televisores Neo QLED 8K, el audio cobra un protagonismo especial gracias a la integración de la tecnología Dolby Atmos, que permite recrear efectos de posicionamiento de sonido a partir de los contenidos compatibles con esta tecnología.

También cuentan los televisores Neo QLED 8K con la tecnología OTS Pro u Object Tracking Sound Pro que permite “mover” el sonido en cualquier dirección al tiempo que su fuente se mueve en la pantalla del televisor.

Es Feature Lrm 531171256

Samsung ofrece también la posibilidad de sincronizar sus barras de sonido con el sistema de altavoces del televisor. Es la tecnología Q-Symphony, que permite aprovechar al máximo las posibilidades posicionales de Dolby Atmos a través de dos dispositivos de sonido: la barra y el televisor.

Con Spacefit Sound, Samsung añade también una capa de inteligencia al audio. Esta tecnología analiza el espacio alrededor de la pantalla en la habitación para ajustar los parámetros de sonido a la geometría de la estancia.

Neo QLED 8K: Smart TVs todoterreno

El sistema operativo de los televisores Samsung Neo QLED 8K es Tizen. La plataforma Smart TV de Samsung ha alcanzado un notable grado de madurez, con una excelente integración entre el software y el hardware propiamente dichos.

Samsung permite instalar aplicaciones habituales para Smart TVs como las de streaming, al tiempo que proporciona formas creativas para sacar partido a las pantallas Neo QLED, como el modo de visualización Multi View.

Img Smart Screen01 Pc

También están pensadas para acceder a actividades relacionadas con la salud, como las de entrenamiento, yoga o fitness. Combinando el televisor con una cámara como la SlimFit Cam y una aplicación de salud o fitness de las que están disponibles en las plataformas Smart TV, es inmediato seguir las clases al tiempo que monitorizamos que estamos haciéndolo correctamente.

Un televisor Neo QLED nos permite dividir su pantalla para seguir una clase de yoga mientras monitorizamos que lo estamos haciendo bien o conectarlo a un ordenador para trabajar a lo grande

Las pantallas Neo QLED también encuentran aplicación en escenarios de teletrabajo o telepresencia si se usa una webcam compatible, como la SlimFit, en combinación con aplicaciones de videollamada, como Google Duo. Sin olvidar la integración con el hogar conectado a través de SmartThings o los asistentes de voz de Google, Amazon o Bixby, de la propia Samsung.

En realidad, un dispositivo como los que engloba la serie Neo QLED 8K elimina las fronteras entre un televisor y una pantalla para conectar un ordenador para trabajar o jugar, o conectar una consola de videojuegos. Con una pantalla Neo QLED y un ordenador, podremos trabajar en pantalla grande de forma óptima en escenarios como los de creación de contenidos, autoría multimedia, edición o en escenarios de productividad con Excel u Office.

El gaming llega a los Neo QLED 8K

El uso de un televisor para jugar estaba limitado al ámbito de las consolas tradicionalmente. Y también tradicionalmente, el televisor era un cuello de botella para la jugabilidad. Las consolas adaptaban sus salidas de vídeo a las tecnologías de las pantallas de los televisores, con latencias muy elevadas o resoluciones y colorimetrías muy limitadas.

Captura De Pantalla 2022 06 01 A Las 15 51 22

En los últimos años, fabricantes como Samsung han trabajado hacia la convergencia entre el gaming, los monitores para gaming y los televisores

A medida que la calidad de los paneles mejoraba, Samsung ha ido incorporando modos específicos para optimizar la experiencia gaming en sus televisores QLED. ¿Cómo? Tanto reduciendo la latencia como mejorando la conectividad, el tiempo de respuesta de los paneles, la resolución, la nitidez de las imágenes, la sincronización con la generación de los frames en las consolas o los PCs, o la eliminación de artefactos como el “blur” de movimiento, así como la incorporación de modos de juego ultrapanorámicos o la compatibilidad con procesamiento avanzado del sonido posicional.

Tecnologías como Motion Xcelerator Turbo+ permiten minimizar el efecto de difuminado de movimiento que hace que la acción pierda nitidez, aumentando la frecuencia de refresco hasta los 120 Hz, al tiempo que se reduce el brillo de la retroiluminación entre frames para minimizar el efecto de “ghosting”.

Captura De Pantalla 2022 06 01 A Las 15 19 01

FreeSync Premium Pro, por su parte, sincroniza de forma perfecta la generación de los frames en la tarjeta gráfica con la visualización en la pantalla. El modo de baja latencia elimina etapas de procesamiento de imagen que no se necesitan en un juego, de modo que la respuesta a la interacción con los mandos sea más ágil e inmediata. El procesamiento de 12 bits permite mostrar más tonalidades en pantalla, maximizando la visibilidad en zonas oscuras  y “revelando” más detalles en la penumbra.

En cuanto al sonido, tenemos compatibilidad con Object Tracking Sound, que consigue ubicar la acción en el juego a partir de donde estén ubicados los sonidos que escuchamos en el gameplay.

Una misma pantalla, múltiples escenarios

Los televisores Neo QLED 8K son un paso más hacia la unificación de las pantallas en torno a una tecnología común, tanto para el ocio digital basado en el consumo de contenidos multimedia, como para la productividad, el gaming, las aplicaciones de telepresencia o el acceso y la interacción con redes sociales o aplicaciones educativas.

Ydray Stv D44426 2

La hoja de ruta de Samsung sigue cubriendo etapas en la dirección hacia la perfección en la tecnología de las pantallas. La base tecnológica de QLED se rodea de mejoras en la fabricación de diodos LED progresivamente más pequeños, así como en los procesadores de imagen que pueden realizar cálculos paulatinamente más complejos y en menos tiempo.

Una pantalla 8K tiene unos 33 Mpx y permite tasas de refresco de 60 fps. Cada segundo, el procesador tiene que analizar 60 cuadros de 33 millones de píxeles por cada frame para optimizar la luminosidad, el escalado o el ruido de imagen. Nada menos.

Imágenes: Samsung

Inicio