La innovación en el cepillado eléctrico es posible: Oral-B da un salto desde el MWC hasta tu hogar

La innovación en el cepillado eléctrico es posible: Oral-B da un salto desde el MWC hasta tu hogar
5 comentarios

Toda innovación tecnológica nace de una idea disruptiva. Con toma de corriente y un tamaño algo más incómodo, los primeros cepillos de dientes eléctricos se crearon, allá por 1954, para personas con habilidades motoras limitadas y pacientes con aparatosas ortodoncias. Oral-B ya existía, desde enero de 1950 para ser exactos.

Sin embargo, aquella idea era demasiado buena, ¿por qué no extrapolarlo al mercado general? Tras muchas fórmulas e inventos —los primeros alojaban pesabas baterías de NiCad— a principios de los 90 evolucionaría la tecnología para proponer cepillos eléctricos más funcionales.

Pero aún debería de suceder otra década para que aprendiéramos qué es eso de lavarse los dientes de forma inteligente. Era 2014 y había nacido Genius X de Oral-B, un cepillo equipado con sensores y tecnología de detección de posición. Sumado a los vídeos de reconocimiento que podríamos grabar con nuestro smartphone, este sistema era capaz de parametrizar y crear un perfil exclusivo sobre cada usuario, sobre su fisionomía y rutinas de comportamiento bucal, con el fin de lograr el cepillado más inteligente y eficaz.

Seis años después en 2020, en una carrera que ha modificado por completo la forma en la que entendemos la higiene bucal, llegó la nueva tecnología iO que ha terminado de revolucionar la forma en la que nos lavamos los dientes. ¿Puede seguir evolucionando el cepillo de dientes? Con motivo del lanzamiento de su último dispositivo iO10 con iO sense en el Marco del Mobile World Congress comprobaremos de inmediato que sí, y mucho.

¿Un cepillo de dientes en la Mobile World Congress?

Standmwcoralb

Oral-B vuelve al MWC con una propuesta revolucionaria: la nueva generación del sistema iOSense, capaz de elaborar gráficos 3D interactivos y reconocer las 16 áreas de los dientes con el fin de orientar a todos los usuarios en un cepillado perfecto, cubriendo todas las áreas de la boca. No falta, tampoco, el sensor de presión y el análisis para determinar cuándo, dónde y por qué cepillarte de manera más eficaz, mostrando diagramas de rendimiento, mediante Inteligencia Artificial en tu dispositivo.

Pudiera parecer paradójico, ¿un cepillo de dientes en el MWC? Sin embargo, tal y como apunta Benjamin Binot, Vicepresidente Senior de Cuidado Bucal en P&G Europa, si el «MWC trata de dispositivos conectados», Oral-B encaja con sus cepillos de dientes conectados. Desde su primera presentación, «más de 11 millones de personas han descargado la app y más de medio millón por año la usan a diario».

No en vano se dice que en la actualidad vivimos permanentemente conectados. Una conexión que va más allá de lo obvio, de la telemetría, sensores GPS y demás: una conexión incluso emocional con nuestros dispositivos. En 2021, sumando los datos de Reino Unido, Alemania, España y Francia, cerca de 60 millones de personas han usado un cepillo de dientes eléctrico Oral-B. Y solo en España, 12 millones de personas. Toda una generación que ha confiado en las innovaciones propuestas por Oral-B.

"Más de 11 millones de personas han descargado la app de Oral-B y más de medio millón por año la usan a diario"

¿Y qué innovaciones son estas? iO10 en el software e iOSense en el hardware proponen un cepillado «impulsado por inteligencia artificial para guiar intuitivamente y ofrecer una experiencia de cepillado personalizada como ninguna otra. Tiene un temporizador para un tiempo de cepillado óptimo y un reloj Wi-Fi que indica cuándo cepillarse. Las luces intuitivas de iOSense indican dónde cepillarse para que nunca quede un espacio sin cepillar, y la aplicación Oral-B rastrea los objetivos y proporciona información personalizada después de cada cepillado», nos explica Binot.

La importancia de un buen cepillado

Pero para entender este «salto hacia adelante para la industria», en palabras del propio Benjamin Binot, conviene echar una mirada al pasado. Porque aunque el cuidado personal de la boca data de miles de años, el cepillo manual como hoy conocemos aparece en el siglo XVII y, desde su mecanización en la década de los 50, no ha habido un salto tan grande como esta innovación. Oral-B apela al futuro, a una limpieza superior apoyada por la tecnología, por algoritmos de aprendizaje automático y el uso de la Inteligencia Artificial para garantizar una auténtica salud en nuestros dientes. “La inteligencia artificial llega a los cepillos eléctricos”.

La salud dental, por supuesto, es mucho más que cepillarse. El cepillado y la dieta sana (baja en azúcares) es clave para una buena salud bucal; sin embargo, las manchas producidas por el tabaco, alcohol o café son algo habitual que tiende a acumularse en el esmalte dental.

Tal y como señala Valeria Conti, directora Senior de la Categoría de Cuidado Bucal en Procter & Gamble Iberia, «una buena higiene oral puede ayudar a reducir los dientes manchados, pero esto no siempre es suficiente. Las pastas de dientes blanqueadoras pueden eliminar hasta el 90% de las manchas en la superficie del diente después de 14 días. El dentista es el mejor experto que puede asesorar sobre el procedimiento correcto».

Io10 Still Image Iosense White

Cada usuario es único y no existe una misma metodología para todos. De hecho, esto propone la filosofía que propone Oral-B a través de las tecnologías inteligentes de iOSense y su app —disponible para Android e iOS—: que cada uno descubra cómo cepillarse correctamente.

¿Cuál es el, entonces, mejor consejo que dar ante alguien que duda si adquirir un cepillo tan avanzado? Valeria Conti considera que, «debido a la cantidad de innovaciones existentes en Oral-B iO, como la guía de cepillado, el seguimiento 3D de los dientes, el sensor de presión, la rotación y oscilación más las microvibraciones, este cepillo realmente genera una experiencia que es tan agradable que hace que el cepillado sea una parte positiva de cada día».

Desde niños nos insisten en que cepillarse es una rutina que debemos adquirir, una costumbre positiva. ¿Por qué dar, entonces, un salto a un cepillo eléctrico?

La tecnología de Oral-B iO elimina un 100% más de placa que un cepillo manual y aporta esa sensación de limpieza profesional en casa todos los días. De hecho, en las pruebas clínicas, el 83% de los usuarios con encías hinchadas pasaron a encías saludables en 8 semanas, ofreció seis veces más eliminación de placa a lo largo de la línea de las encías y encías 100% más saludables en una semana.

El impacto de un buen cepillado va más allá de la salud bucal. En palabras de Valeria Conti Oral-B ayuda «en la salud en general debido a la precisión del cepillo y la limpieza profunda que se puede lograr con él. Incluso las personas más concienzudas pueden tener dificultades para cepillarse los intervalos recomendados por el dentista y con la minuciosidad necesaria para garantizar la mejor salud bucal posible».

Más allá de la tecnología

Io10 Blanco Y Negro

Mucho ha cambiado, como apuntábamos al principio, las posibilidades de los cepillos eléctricos. Con cargador magnético, estuche de viaje con carga Power2Go, iOSense va un paso más allá de lo obvio y plantea innovaciones. Su cabezal redondo, por ejemplo, posee una forma más pequeña para «llegar a todas las áreas de la boca, incluidas las áreas de difícil acceso que a menudo se olvidan o son difíciles de limpiar», tal y como nos recuerda Maike Siemons, investigadora y líder europea de I+D en Cuidado Bucal.

"El impacto de un buen cepillado va más allá de la salud bucal. Impacta en la salud en general debido a la precisión del cepillo y la limpieza profunda que se puede lograr con él"

Por su parte, «el movimiento oscilante/rotacional del cabezal redondo ofrece un óptimo contacto de las cerdas y muchos cambios de dirección, lo que también es muy importante para limpiar todas las áreas de los dientes. El diseño del cabezal de Oral-B está inspirado en las herramientas dentales profesionales para la profilaxis (limpieza/pulido) y facilita la eliminación efectiva de la placa al permitir que las cerdas del cabezal redondo rodeen cada diente individualmente, además de permitir un acceso más fácil a áreas difíciles de alcanzar (como las superficies linguales) donde los cabezales rectangulares pueden ser más sensibles a la técnica de cada persona».

Captura De Pantalla 2022

Porque en el cepillado tendemos, de forma automática y totalmente inconsciente, a cepillar aquellas áreas más accesibles durante más tiempo y con más eficiencia que menos accesibles. De las 16 áreas de nuestra boca, «la mayoría de las personas olvidan los molares posteriores de la boca porque son más difíciles de alcanzar y menos visibles. Y, a menudo, las personas se cepillan menos en el área de la mano que usan para cepillarse (es decir, las personas diestras, el lado derecho)», apunta Maike Siemons.

El 80% pierde al menos un área. El 60% no cubre los molares posteriores. (Estudio Oral-B Motion Tracking). También incluiría las superficies linguales/palatinas como algunas de las que se pasan por alto con más frecuencia. Los datos de ensayos clínicos detrás de iO muestran consistentemente un beneficio desproporcionado en áreas difíciles de alcanzar, como las superficies linguales.

¿Es entonces necesario acudir al hilo dental como complemento al Oral-B iO? ¿Y el enjuague bucal? Según las directrices de la Federación Europea de Periodoncia, además del cepillado se recomienda utilizar hilo dental para limpiar correctamente todos los espacios interdentales al menos 1 vez al día. «Añadir enjuague bucal puede ayudar también a limpiar los espacios a los que no llega el cepillo y a conseguir una sensación de frescura duradera en la boca», recuerda Maike Siemons.

También se recomienda «la limpieza diaria entre los dientes como algo esencial para mantener la salud bucal. Los enjuagues bucales ofrecen un beneficio adicional al cepillado de dientes en el tratamiento de la gingivitis, sin embargo, no reemplazan la eliminación física de la placa ni la cantidad de tiempo que se debe pasar cepillándose los dientes. Su uso entre cepillados puede ayudar y sus beneficios dependerán de la formulación del enjuague bucal».

Cuando de innovación tecnológica hablamos, nunca está todo dicho. Todavía queda un largo camino por recorrer. Y en Oral-B el compromiso es firme, innovando «para traer nuevos productos al consumidor que hacen que el cepillado sea más cómodo y eficaz. Este año estamos lanzando el iO10 con iO Sense para hacer que el cepillado sea aún más placentero y obtener los mejores resultados más fácilmente. Hay muchas innovaciones en nuestra cartera que verá en los próximos años».

Inicio