10 funciones innovadoras que demuestran cómo las soluciones de digitalización y control de luz nos facilitan la vida

10 funciones innovadoras que demuestran cómo las soluciones de digitalización y control de luz nos facilitan la vida
Sin comentarios

La imaginación es generosa y desprendida, que diría Thomas Henry Huxley; y Simon ha imaginado cómo será el control de luz del futuro para que empezamos a probarlo ya mismo.

Por eso no tiene cabida calificar de "enchufes" a la colección Simon 270 iO. Estamos ante soluciones de digitalización tan versátiles que contemplan hasta 10 funciones conectivas: regulación de luz, temporización, rampas de encendido, experiencias, control remoto, centralización y control de persianas, simulación de presencia, control de dispositivos enchufados y control de clima.

Termostatosimon

Además, todas estas tecnologías se podrán encontrar en "La Casa de la Luz", un nuevo espacio que se acaba de inaugurar en Madrid y que pretende ejemplificar la visión de Simon sobre la luz que transforma y decora espacios.

Regulación, temporización y rampas de encendido de luz

Llevamos casi dos siglos asociando esa bombilla que se enciende a la aparición de una idea, el momento Eureka, la iluminación del conocimiento. Regular la luz es mucho más que darle a on/off, es la herramienta para generar un ambiente específico. Para resumir de manera sencilla las posibilidades de los interruptores Simon, debemos agruparlos en dos secciones: interruptores iO, de control directo y con funciones de encendido y apagado; y, por otro lado, los interruptores regulables.

Ya es posible decir simplemente “Buenas noches” y que las luces del hogar se tornen a una coloración violeta y tenue, que las persianas desciendan y que se active algo de música ambiental

Los interruptores regulables iO, como su nombre indica, permiten la regulación de la intensidad, ya sea traducida a la cantidad de lúmenes emitidos o a la carga energética. Son mecanismos compatibles con CF/3H, PWM, 1-10V y DALI. Es decir, pueden ser usados para el control tanto de dispositivos de iluminación como a través de motores —regulando la intensidad manualmente—.

Y esto entronca con una máxima: tu hogar es sagrado y las instalaciones no tienen por qué alterar su topografía. Más bien al contrario. La plataforma de dispositivos de Simon entiende esta regla, de ahí la apuesta por minimizar y conectar de forma simplista. Dicho de otra forma: estos interruptores se adaptan a las instalaciones estándar, lo que significa que se puede utilizar el cableado tradicional sin necesidad de buses ni cuadros domóticos complejos ni exclusivos.

En cuanto a las rampas de encendido, se pueden programar cinco funciones distintas: Fade in (rampa de encendido) para que la luz se encienda lentamente; Fade out (rampa de apagado), para que la luz se desvanezca de forma paulatina; Bloqueo de entrada, para evitar que los enchufes e interruptores se apaguen o enciendan incluso cuando se pulsan de forma accidental; Baliza de enchufe, para crear una guía de luz de intensidad elegible para guiar por las noches sin necesidad de encender otras luces —perfecto para niños—; y, por último, el indicador LED de los propios interruptores que nos muestra su ubicación a oscuras y que es ideal para diferenciar unos interruptores de otros.

¿Qué son las experiencias?

Una experiencia es una forma de memorizar un programa. Las experiencias son rutinas de uso y, quizás, la constatación más llamativa de un hogar inteligente. ¿Qué hay más natural que un hogar capaz de adaptarse de forma orgánica a nuestras rutinas vitales, creando sinergias con la hora del día y las propias costumbres de cada usuario?

¿Ejemplos? Ya es posible decir simplemente “Buenas noches” y que las luces del hogar se tornen a una coloración violeta y tenue, que las persianas desciendan y que se active algo de música ambiental. Esto, tan futurista hace apenas 20 años, es hoy una simple rutina.

Simon 270 iO se integra con Alexa y Hey Google, pudiendo ejecutar órdenes como la centralización de persianas, la regulación de luces o de clima

Dispositivos iO, como la familia Simon 270, permiten la creación de rutinas, pudiendo renombrarlas y asociarlas a un simple comando, con retardos y temporizadores no solo para encender o apagar, sino también para regular cada elemento.

Así, a través de ‘Botonera de 2 experiencias’, es posible lanzar varias acciones simultáneamente pulsando una sola tecla. Por otro lado, si utilizamos la ‘Botonera de 4 experiencias’, podremos tener simultáneamente hasta cuatro experiencias personalizadas con los modos Buenos días, Dulces Sueños, Simulación de Presencia y Experiencias Temporizadas.

Lo mejor de todo es que todo puede ser gestionado de distintas maneras, mediante Amazon Alexa, Hey Google, vía WiFi a través de la app o sin Hub, recurriendo a las botoneras.

Y es que los Simon 270 son dispositivos que incluyen WiFi de serie, no siendo necesario que un Hub les provea de conectivad a Internet. No obstante, si contamos con uno, se añadirán nuevas posibilidades. En concreto, podremos personalizar por completo las experiencias, realizar todas las programaciones horarias que estimemos pertinentes y, además, no contaremos con un límite en dispositivos iO, ya que dependerá de la propia conectividad, cobertura y capacidad de nuestro router.

Un (gran) control remoto

Por supuesto, la integración de una experiencia no es satisfactoria sin una buena interacción. De igual manera que cada usuario cuenta con unas preferencias distintas de uso, ¿por qué elegir una única solución?

Captura De Pantalla 2022

Simon cuenta con una vasta gama de productos de iluminación interior y exterior para soluciones domésticas e industriales, desde Corte de Fase, PWM para Tira LED, 1-10v y Dali. Y, como decíamos, todos ellos pueden ser automatizados y regulados a través del control —ya sea median interacción física, es decir, tocando directamente dichos controles—, de forma remota desde la app iO Simon —disponible tanto para Android como iOS—, mediante Hub o a través de los asistentes de voz compatibles.

Todos los interruptores Simon 270 aprovechan el cableado estándar sin necesidad de hacer obra o instalar buses o cuadros domóticos complejos

Simon iO App es la aplicación total para los distintos productos iO del hogar. Es decir, desde la aplicación se pueden controlar los niveles de intensidad lumínica y temperatura mediante un sensor táctil muy intuitivo, o la apertura y cierre de las persianas.

Pero si decidimos no poner en práctica este Hub porque usemos los controles analógicos de toda la vida, Simon se adapta, simplificando el uso. Y si esa costumbre la has adquirido con tu asistente virtual favorito, Simon también se integra con Alexa y Google al vuelo, pudiendo ejecutar órdenes como la centralización de persianas, la regulación de luces o de clima.

En resumen, es el usuario en último término quien decide cómo interactuar.

Simulación de presencia

Escenas

Prevenir antes que curar, la máxima de cualquier doctor. Porque el control total es extrapolable incluso cuando no estamos en el hogar, los dispositivos Simon incorporan lo que se denomina simulador de presencia. Es decir, patrones de comportamiento mediante automatización que simulan que nuestro hogar parezca habitado cuando no estamos en casa.

Los dispositivos Simon incorporan simulador de presencia para que parezca que la casa está permanente habitada

Salir de casa durante una larga temporada suele significar bajar persianas, desconectar todos los sensores y “cerrar con llave”. Los sistemas de simulación de presencia permiten la configuración de patrones de las persianas, luces, electrodomésticos conectados y otros sensores para que parezca que la casa está permanentemente habitada, incluso utilizando conversaciones de voces pregrabadas.

Esta simulación puede programarse mediante escenas (matinales, de media tarde, nocturna), pudiendo encender y apagar el TV a determinadas horas, y hacerlo de forma manual mediante nuestro móvil, programándola previamente o recurriendo a escenas ya preconfiguradas.

Pero no son los únicos sensores, este fabricante también cuenta con dispositivos IO que detectan las fugas de agua y de humo, de modo que envíen una notificación push al móvil en cuanto se produzca cualquiera de ellas; y micromódulos para cablear a las electroválvulas y que interactúen con el ecosistema Simon, permitiendo la detección temprana y preventiva por si fuera necesario el corte del suministro de agua o gas, por ejemplo.

Control de clima y dispositivos enchufamos

¿Y qué hay del gasto energético? Simon simplifica el concepto de ahorro, pudiendo programar el encendido según los tramos valle y otras variables.

Los enchufes IO permiten limitar la potencia máxima de lo que se conectará a fin de evitar consumos no previstos.

A su vez, Simon cuenta con termostatos de Calefacción IO tanto para caldera y suelo radiante por agua, como para suelo radiante eléctrico con sonda. De esta manera, podremos controlar la calefacción vía app de forma local y remota.

Centralización y control de persianas

España es un país de persianas —aunque su nombre venga, según se dice, de Persia—. Y las persianas son un elemento imprescindible para capitalizar la luz y reducir o aumentar la temperatura según cada momento del día.

Los sistemas Simon simplifican y acomodan el uso de persianas inteligentes mediante centralización —e incluso pudiendo crear experiencias—. Podemos configurar una subida general, una bajada general o escenario mixto, con unas subidas, otras bajadas, otras al 50%, etcétera. Todas las persianas que cuenten con el elemento IR adecuado son susceptibles de ser integradas en la centralización.

Si por el contrario queremos tener un control individual de las persianas, Simon cuenta con una flota de productos para estas necesidades. La serie 82 y la evolucionada serie 270 posee distintos modelos de tecla, con acabados en mate, aluminio y colores neutros y adaptables a cualquier escenario.

Por supuesto, si no queremos utilizar un motor por cada persiana, los interruptores de persianas iO son compatibles con varias persianas, estores, cortinas y toldos simultáneos. Solo depende del tipo de instalación que queramos ejecutar.

Simplificar la estética, el proceso y el embalaje

Hogar

Pero esta máxima por simplificar y hacer las cosas más sencillas, más smart, es algo que la empresa española, fundada hace más de 100 años —en Olot, en el 1916—, ha querido extrapolar a toda la cadena de suministro.

Con casi 750 referencias, tras cinco años de evolución iO, los dispositivos Simon 270 se presentan en dos líneas, las estéticas Icon y Mínima. Ambas buscan la mínima intrusión, lograr superficies lisas —de recorrido muy corto, fáciles de limpiar— casi imperceptibles gracias a una reducción de los marcos del 35%, apostando por una mejor integración con la pared y despojándose de los elementos innecesarios.

Colores

En distintos colores (blanco, negro mate,  aluminio, titanio, cava, bronce, oro y cobre), sus conexiones eléctricas han sido mejoradas y sus fijaciones mecánicas simplificadas y optimizadas, incorporando un bastidor metálico múltiple de fácil colocación. Los módulos, como decíamos al comienzo, han sido configurados para permitir una personalización casi total, y sus mandos, pulsación progresiva, cuentan con un embalaje eco friendly y una composición reciclable. ¿Qué más se puede pedir?

Recordad que estas y otras soluciones de Simon están presentes en "La Casa de la Luz", un espacio abierto tanto a profesionales como usuarios finales, donde tendrán la oportunidad de inspirarse y sentir cómo la luz transforma y decora los espacios, al margen de conocer las últimas novedades de producto o asistir a conferencias y sesiones de formación.

Imágenes: Simon

Inicio