Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Cómo la nube se volvió la mejor amiga de los desarrolladores?

¿Cómo la nube se volvió la mejor amiga de los desarrolladores?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Actualmente, no importa el lugar en el que se encuentren, los desarrolladores pueden codificar cualquier tipo de aplicación -como las muchas que existen para dispositivos móviles o computadoras-; sólo es necesaria una conexión a Internet y un espacio virtual que les permita crear cosas que hace poco más de una década no podíamos imaginar.

Hoy en día, gracias al cloud computing hay desarrollos capaces de analizar y comprender los sentimientos de las personas a través de sus publicaciones en redes sociales, tecnologías de avanzada en reconocimiento facial e, incluso, se han creado nuevas formas de interactuar entre usuarios y marcas.

El cloud computing llegó para quedarse y se piensa que su valor se incrementará de 67 mil millones de dólares en 2015, a 162 mil millones para el año 2020.

Ahora bien, desde el punto de vista de los desarrolladores, las funciones antes mencionadas son solamente una parte de lo que quieren que hagan sus aplicaciones y, en ocasiones, es muy complicado y caro poder crear todo ello desde cero. Es aquí donde aparece la llamada economía colaborativa, la cual permite a quienes buscan innovar, la integración de otros códigos y funcionalidades ya existentes a su trabajo.

Es aquí donde una nube de desarrollo cobra importancia. Muchos de esos proyectos son de código abierto; es decir, otros desarrolladores y emprendedores pueden acceder y utilizarlos para implementarlos dentro de sus propias apps. Un ejemplo es IBM Cloud, que permite a los desarrolladores crear, ejecutar aplicaciones y servicios -se estima que unos 15,000 desarrolladores se unen a esta plataforma semanalmente para aprovechar sus capacidades-.

Al eliminar horas de creación de códigos, este tipo de soluciones de desarrollo, ayuda a la optimización del Time to Market; agilizando así los tiempos de entrega al cliente y por consiguiente, al usuario final.

En Colombia, por ejemplo, distintos emprendedores convirtieron sus ideas en negocios exitosos utilizando plataformas en la nube. La startup 1Doc3 es una plataforma multicanal que provee respuestas a inquietudes médicas (las consultas son procesadas por el sistema IBM Watson), lo que representa ahorros significativos en los costos de operación y el tiempos. En general se busca mejorar la experiencia de los usuarios que usan estas herramientas.

Así mismo, el Proyecto Track GP, utiliza el Internet de las Cosas (IoT) para rastrear, monitorear y alertar en tiempo real a los motociclistas sobre cualquier anomalía con su vehículo. Mediante una aplicación en la nube es posible controlar remotamente este transporte de dos ruedas e, incluso, apagarla en caso de intento de robo. En un futuro, el sistema podría generar alertas de mantenimientos para incrementar la seguridad y durabilidad de la moto.

La compañía Vendty es otro ejemplo de innovación, pues inició como una startup que permite a los comercios administrar puntos de venta desde la nube. Actualmente gestiona y administra 400 negocios retail en Latinoamérica. Con esto se ha logrado aumentar la productividad un 20%.

Obviamente, la plataforma sólo representa un espacio de trabajo que permite la experimentación y el desarrollo de todo tipo de aplicaciones, no importa si son de carácter productivo o de entretenimiento. Un caso en ese sentido es FutbolCracks, pues permite a sus usuarios buscar canchas de soccer a sus alrededores, organizar equipos y pequeños torneos para pasar.

La más reciente solución, fue creada por AOS -empresa colombiana especializada en brindar soluciones de negocio con el uso de tecnologías de información- quiénes se basaron en diferentes APIs de IBM Cloud como Watson, IoT y servicios de Blockchain, crearon una solución para mejorar la eficiencia en el manejo de transacciones y cargas en la industria logística y de transporte de todo el país.

Las plataformas de desarrollo en la nube, como la mencionada IBM Cloud, contribuyen a la innovación, no importa si son empleadas por grandes empresas o por startups. Estos espacios virtuales ofrecen herramientas que permiten materializar ideas reduciendo costos significativamente. De hecho, hay modelos de uso que, aunque limitados en funciones, son gratuitos y pueden representar una oportunidad para dar inicio al siguiente código que podría cambiar la manera en que nos entretenemos, informamos, trabajamos o cuidamos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos