Compartir
Publicidad

VirusTotal o cómo mantenerse como 'indies' tras ser adquiridos por Google

VirusTotal o cómo mantenerse como 'indies' tras ser adquiridos por Google
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mediados de 2012. Un grupo de jóvenes malagueños se sienta a la mesa con Google. El objetivo: negociar la venta de su empresa. Unos meses más tarde, estrechan las manos y VirusTotal es adquirido por el gigante del buscador. Era uno de los ‘exits’ patrios más destacados del panorama tecnológico. De aquello han pasado ahora dos años. Un tiempo que ha demostrado que vivir bajo el paraguas de la compañía de Page y Brin no siempre implica aceptar que tu proyecto sea devorado por su gigantesca maquinaria.

En la reciente historia del buscador hay numerosos ejemplos que no invitaban, precisamente, al optimismo. Su política de adquisiciones suele desembocar en una absorción del equipo y, en no pocas ocasiones, en un desmantelamiento del servicio como ‘independiente’ para incorporarlo dentro de su estructura o su tecnología. El caso de Bernardo Quintero y el resto de fundadores de VirusTotal, el antivirus online, fue distinto desde el principio.

La negociación con Google

Llegaron las primeras conversaciones. En VirusTotal la experiencia en este tipo de operaciones era nula. “Era totalmente novato en cuanto a este tipo de adquisiciones”, relata Bernardo, quien recuerda como anécdota que se vio obligado a comprarse varios libros sobre estos temas con los que ponerse al día. Contrató a un abogado en California y a otro en Madrid y él se encargó de coordinar todas las negociaciones.

Google fue bastante profesional, pese a que yo tenía muchas lagunas en mis conocimientos de estas operaciones; recuerdo las negociaciones con muchísima intensidad, porque te estás jugando el partido de tu vida

El gigante cuenta con un equipo que se dedica exclusivamente a hacer adquisiciones. ¿Es cierta esa imagen de ‘tiburón’ que hace demostración de fuerza respecto al pequeño? “En mi caso, me sentí muy apoyado por ellos; estábamos en dos partes distintas pero de una misma mesa… Por mi experiencia, ellos te apoyan bastante”.

¿Por qué ‘indies’?

Desde los primeros contactos, el equipo fundador quería defender su independencia con uñas y dientes. En aquel momento, VirusTotal facturaba algo más de un millón de euros y tenía como clientes a competidores más o menos directos de Google como Microsoft o Baidu (el buscador chino) que pagaban por explotar su completa base de datos de virus y malware en la red. Y lo hacía (y quería seguir haciendo) desde su centro de operaciones en Málaga.

Esas circunstancias fueron clave para mantener la independencia de la que hoy disfrutan. La existencia de clientes directos hacía que “para que el proyecto pudiera seguir creciendo se tenía que seguir con autonomía”, como recuerda el fundador, quien insiste en que fue una adquisición poco habitual pues no fueron insertados dentro de los proyectos de Google, sino que se establecieron al margen.

Virustotal

La autonomía no se mantuvo sólo como proyecto. También lo fue geográfica. Ellos debían implantarse en las oficinas en Zurich (Suiza) o a Mountain View (Estados Unidos). No en vano, en España no hay ningún equipo de ingenieros, sólo comercial. Sin embargo, ellos pidieron quedarse en Málaga. “Fue una petición, no algo obligatorio; le planteamos que sería bueno que VirusTotal se quedara aquí, en parte para demostrar esa autonomía frente al resto de clientes del servicio… Y Google no puso ninguna pega al respecto”, afirma Bernardo.

Gracias al ‘sí’ de Google a esa petición, en la actualidad ocupan un chalé en la zona alta de El Candado, un barrio al este de Málaga. Pese a que de manera periódica deben viajar a Mountain View, ninguno de los siete que hoy conforman el equipo han tenido que mudarse con sus familias allí.

Su día a día

Pese a esa autonomía, ellos son trabajadores de Google a todos los efectos. Deben rendir cuentas ante Mountain View, ya que trabajan para el área de Seguridad de la compañía. Eso hace que la diferencia horaria se convierta en un pequeño inconveniente. “Mi jefe se queda hasta tarde y puedo chatear un poco con él a primera hora de la mañana española, pero a partir de ahí dejamos de estar en su zona horaria… Sin embargo, se funciona perfectamente”, explica Bernardo.

En cuanto al funcionamiento interno, el equipo malagueño disfruta de una filosofía de trabajo “perfecta para los ingenieros”. Sin un excesivo control y sin horarios fijos, hay mucha autoorganización para cumplir con los objetivos trimestrales. “Nunca te piden el 100% de los objetivos porque se presupone que vas a intentar cosas que son casi imposibles… El fallo no está castigado dentro de Google”, recuerda.

VirusTotal-Futbolín

Dentro de esa filosofía, los ingenieros de VirusTotal son parte también de otros proyectos más allá del antivirus. Forman parte del área de Seguridad y éste es “un tema transversal que afecta a cualquier producto o servicio”. Eso hace que puedan trabajar en otros frentes y con muchos más equipos (Gmail, Chrome…).

¿Qué ha cambiado?

Dos años después, toca hacer balance. Cabría preguntarse si para ellos, como equipo, ha merecido la pena. “El balance es bastante positivo en general”, recuerda Bernardo. En estos dos años, el negocio particular de VirusTotal (como servicio para terceros) se ha multiplicado por varias veces y los usuarios han crecido “de manera exponencial” (aunque no quiere dar datos concretos por motivos de confidencialidad).

Lo habitual, según cuenta él, es que las adquiridas sufran una pequeña caída en la transición para incorporarse a la estructura de la compañía. En esta ocasión, la independencia de la que disfrutan ha facilitado esa llegada y los números también han acompañado.

Respecto a la infraestructura, el cambio ha sido enorme, pues la riqueza de recursos técnicos facilita la tarea. “Lo que antes no podíamos hacer o teníamos que echar bastantes cuentas, ahora simplemente gracias a la infraestructura de Google con darle a un botón tenemos acceso a infinidad de posibilidades”, recuerda Bernardo, quien sólo pone un hándicap: la menor agilidad para estrenar funcionalidades debido a todos los controles legales y de privacidad que tiene la compañía. Una de las más destacadas en los últimos meses fue la aplicación para Mac.

El futuro... según Google

Por tanto, echando la vista atrás… ¿Fue la decisión correcta? “Sin duda”, responde. Reconoce que tenía sus dudas en relación a la actitud de Google con respecto al proyecto y la visión del equipo malagueño (recientemente se dio otro caso español en los que la suerte ha sido muy distinta), pero dos años después afirma que ha habido más ventajas que inconvenientes para llevar a cabo toda la filosofía de VirusTotal.

Desde su ‘centro de operaciones’ en pleno corazón de Málaga, el equipo de VirusTotal mira al futuro con optimismo. Pretenden incorporar a un nuevo ingeniero al equipo, mientras que descartan que, al menos a corto plazo, otros equipos de ‘googlers’ puedan instalarse en la capital de la Costa del Sol. ¿Y dentro de cinco años? Bernardo responde: “Espero verme en Málaga, que tengamos que cambiar de oficina porque seguimos ampliando plantilla y que sigamos trayendo un poquito más de Google a Málaga”.

En Xataka | Google anuncia la compra de VirusTotal
Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos