Publicidad

Estos paneles solares se encargan ellos mismos de pedir los permisos para usarlos

Estos paneles solares se encargan ellos mismos de pedir los permisos para usarlos
21 comentarios

Publicidad

Publicidad

Que la energía solar no sea algo caro ni peligroso. Es el reto que tienen por delante los creadores de unos nuevos paneles solares que son fáciles de instalar, más seguros, asequibles y lo más espectacular: ellos mismos se encargan de pedir los permisos necesarios para funcionar.

El desarrollo corresponde a la empresa Fraunhofer, que en un reciente demostración, logró instalar panales solares en un tejado en poco más de una jornada laboral. La cifra de 10 horas que se empleó en la instalación y puesta en marcha es todo un logro habida cuenta de que este tipo de instalaciones puede llevar semanas de trabajo a los que hay que añadir meses de espera para conseguir las revisiones y permisos para su puesta en marcha.

Sensores y el software adecuado para pedir los permisos en tiempo real

Lo primero que han hecho en Fraunhofer para conseguir unas placas solares domésticas autoinstalables es conseguir que fueran más ligeras. Para su colocación basta con pegarlas a un base ya instalada en los tejados. Las conexiones eléctricas también vienen ya preparados para que la instalación sea cuestión de enchufar y ponerse a funcionar. Y ahí llega lo más interesante.

Una vez en funcionamiento, el software y los diferentes sensores incluidos enviarán información a las autoridades y técnicos para que conozcan en todo momento el estado de la instalación y puedan emitir los permisos necesarios al instante. Además, las revisiones y adaptaciones se podrá controlar de la misma manera.

Fraunhofer Solar Panel 1

Este nuevo sistema de paneles solares domésticos podría rebajar el precio de una instalación media de 22.000 a solo 7.500 dólares. Pero por ahora estas ventajas son solo potenciales. El sistema requiere de mejoras en las instalaciones eléctricas actuales y además, si bien la parte física de las placas está desarrollada, parte del apartado de software está pendiente de la aprobación definitiva de las autoridades.

Pero la peor perspectiva es sin duda que la comercialización de este tipo de paneles requerirá de un cambio en los estándares de la energía solar.

Vía | MIT.
Más información | Fraunhofer.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir